¿Guerra mediática en Costa Rica?

¿Guerra mediática en Costa Rica?

- enSin categoría
13

Un articulista de renombre expresó que la concentración de medios privados aliena la conciencia de la sociedad humana. Señalaba que parece importante analizar los efectos nocivos que generan estas campañas de los medios en la conciencia individual y colectiva del ser humano, que es bombardeado con informaciones manipuladas, las famosas y peligrosas campañas de los “golpes suaves” en naciones del todo el mundo, lo que ha marcado una peligrosa tendencia de masificar la mentira. Esta realidad no es nueva, ha sido usada en toda la historia por los gobiernos imperialistas, la más conocida es la Alemania Hitleriana, donde la capacidad de este gobierno fascista logró manipular a las masas, creando una sugestión colectiva del alemán como raza superior, generando una guerra mundial, con más de 20 millones de muertos.

De la misma manera EEUU ha manejado a los medios para crear en los norteamericanos, tanto como en Europa (sus socios de la OTAN), agresiones, e invasiones bajo el concepto de que defienden sus intereses. Pero la realidad es que solo defienden el control del mundo y para lograr esta falsa verdad, utilizan sus satélites, el monopolio y control de las televisoras, las agencias de prensa, las radios, para crear sus falsos positivos, desvirtuando la violencia y la agresión de acuerdo a sus intereses.

El gobierno del presidente Barak Obama, por ejemplo, hace caso omiso a las respuestas de los pueblos, es ciego, sordo y mudo ante la masacre del pueblo palestino, no busca la paz, niega el derecho a la autodeterminación de los pueblos, a un pueblo que vive y sufre en la Franja de Gaza, como en un ghetto, similar a los campos de exterminio. Ante esta agresión y masacre los judíos sobrevivientes de los crímenes Nazis, en una carta firmada por 40 sobrevivientes del genocidio y casi 300 parientes de víctimas del holocausto, al igual que los intelectuales, pensantes e ilustres judíos todos ellos, han rechazado y condenado los crímenes del sionismo en Palestina y ahora en Gaza. Israel y el sionismo no pueden seguir hipotecando el judaísmo para sus intereses militares e imperialistas, metiendo al “saco” de sus atrocidades a todos los judíos. Muchos gritan: ¡No en mi nombre!

Este ejemplo nos muestra como el derecho internacional está en manos del monopolio de medios de prensa. La mayoría de los ciudadanos de clase media y alta son los portavoces de una sociedad de consumo, son manipulados por las informaciones, se crea la falsa hipótesis que la sociedad estadounidense, es el paraíso de la felicidad, pero se niega la verdad visual de una sociedad en crisis, con un modelo endeudado por su carácter recesivo, que a través de la especulación y las burbujas financieras ha llevado a millones de desocupados, a miles de ciudadanos sin vivienda por no pagar sus hipotecas.

Pero esta realidad no se ve en CNN, en ABC, Reuters, AP, AFP, El País de España, citando alguno de los multiplicadores de falsos positivos. El ciudadano común, el trabajador, el empleado, son bombardeados por mentiras, que solo los alejan de su futuro, de tener una vida digna. Pero es tan fuerte la contaminación de estos medios masivos, que la desinformación trabaja nuestro cerebro, aloja en nuestro subconsciente una realidad distorsionada. Muchos sectores sociales viven una carrera consumista, queremos imitar la opulencia del despilfarro, adquirimos los productos de las publicidades.

No logramos despegar nuestra conciencia, de una sociedad de mercado, somos esclavos de las novedades, del marketing, somos presas de una información, que daña nuestra conciencia con mercancías sin control, que dañan hasta nuestra salud, porque compramos alimentos y medicinas sin controles sanitarios, con efectos nocivos como los energizantes, anabólicos, buscamos comprar carros (autos) para toda la familia.

Somos prisioneros de campañas inescrupulosas de los medios masivos de prensa, que solo buscan el valor de la publicidad y el dominio de nuestra conciencia. Esta es una de las tareas mercantilistas de los medios, junto a las campañas de guerra sucia, de apoyo a cualquier acción de EEUU y la OTAN, no existe ni responsabilidad ni ética, no importa la verdad, solo el capital y el periodismo mercenario. 

Enrique Alfonso Rico Cifuentes señaló, por otro lado que sobre diversos acontecimientos actuales, recibimos un constante bombardeo a través de los poderosos medios de comunicación nacionales e internacionales, los cuales nos presentan una sola versión de los hechos, muchas veces parcializada o tergiversada, con la que se nutre mentalmente a la mayoría de la población. Ésta “no tiene tiempo” o no le interesa investigar otras versiones sobre tales asuntos y toman aquélla como la única verdad, que repiten casi de manera mecánica y emocional, sin ningún tipo de análisis. Así se crean, lo que llaman algunos analistas, sólidas matrices de opinión (o en lenguaje coloquial: fuertes prejuicios) y profundos amores u odios respecto a personajes, países o modelos económicos, sentimientos que se cierran con enormes cadenas, impidiendo, de manera furibunda, la entrada de cualquier otra versión.

Dicho bombardeo mediático no es casual o consecuencia del capricho o error de un medio de comunicación. Corresponde a una estrategia, no sólo de tales medios, sino también de las grandes empresas transnacionales, que son sus reales propietarios, y de los respectivos gobiernos que las apoyan. Todos ellos consideran que son los únicos dueños del mundo, de la “democracia”, de la “libertad de expresión” y de la “verdad”, y no toleran que ningún otro poder, gobierno o país, adversos a sus intereses, puedan surgir, manifestarse o construir un modelo diferente de desarrollo. Por lo tanto, trazan y ejecutan planes para combatirlos mediante operaciones de guerra psicológica, sabotajes económicos o acciones de desestabilización interna, para que se conviertan en naciones o regiones “ingobernables”, “violadoras” de los derechos humanos, y que exigen destitución “legal”, “constitucional”, de un gobernante, o una “intervención humanitaria” de fuerzas extranjeras (ONU, OTAN, Estados Unidos, Francia, Inglaterra) para “salvar” a ese país de las garras de la “dictadura” en que vive.

Dentro de estos planes se encuentra lo que se ha llamado, en los últimos tiempos, la guerra mediática, la cual forma parte de la nueva estrategia de los imperios, para hegemonizar su poder en todo el bloque terráqueo, con el propósito de producir un mínimo de resistencia de sus oponentes o la desaparición de ella.

La guerra mediática es parte integrante de lo que algunos teóricos contemporáneos de la guerra llaman “guerra de cuarta generación”. Ésta es una “denominación dentro de la doctrina militar estadounidense que comprende a la Guerra de guerrillas, la Guerra asimétrica, la Guerra de baja intensidad, la Guerra Sucia, el Terrorismo de Estado u operaciones similares y encubiertas, la Guerra popular, la Guerra civil, el Terrorismo y el Contraterrorismo, además de la Propaganda, en combinación con estrategias no convencionales de combate que incluyen la Cibernética, la Población civil y la Política. En este tipo de guerras no hay enfrentamiento entre ejércitos regulares ni necesariamente entre Estados, sino entre un estado y grupos violentos o mayormente entre grupos violentos de naturaleza política, económica, religiosa o étnica… El término se originó en 1989 cuando William Lind y cuatro oficiales del Ejército y del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos titularon un documento: “El rostro cambiante de la guerra: hacia la cuarta generación”. Ese año, el documento se publicó simultáneamente en la edición de octubre del Military Review y la Marine Corps Gazette. Está relacionada con la Guerra asimétrica y la Guerra Contraterrorista”.

Es decir, la guerra mediática está en coordinación con los otros componentes de la guerra de cuarta generación, señalados en el párrafo anterior. Aunque su énfasis está en la guerra psicológica y la propaganda calumniosa contra el considerado enemigo, se combina con las acciones desestabilizadoras de orden económico y político, la violencia de grupos armados antigubernamentales (generalmente mercenarios extranjeros, que utilizan también mercenarios nacionales) como antesala de la intervención masiva extranjera. Se busca, entonces, que la mayoría de la población nacional e internacional acepte como “necesaria” dicha intervención para “salvar” al país, “rescatar” la democracia, las “libertades” individuales y los “derechos humanos”. Lo que se pretende, en verdad, es apropiarse de los recursos naturales, del “capital” humano y demás bienes del país invadido, y someterlo a la órbita de los imperios.

Como parte esencial de la guerra mediática, la guerra psicológica se desarrolla, principalmente, a través de los grandes medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales. Éstos tienen gran preponderancia en el mundo contemporáneo. Como lo expresa el especialista en comunicación Jesús Martín-Barbero, “el proceso de comunicación se produce entre un emisor omnipotente y un receptor pasivo”, y los medios de comunicación “constituyen el eje de la industria cultural ya que es en ellos donde las mayorías son conformadas culturalmente”. Por la transnacionalización de la economía capitalista y el desarrollo tecnológico, “las tecnologías de comunicación tienen un papel no sólo difusor sino constitutivo en la redefinición del Estado y la remodelación de las identidades” y, por consiguiente, de las matrices de opinión y de la uniformidad cultural que se pretende imponer.

Proporciones guardadas, pues no se puede homologar nuestra aldea-país con otros más grandes y desarrollados, sobre todo intelectualmente, existe en este momento una auténtica guerra mediática en contra del presente gobierno, elegido mayoritariamente por el pueblo en una decisión soberana, porque sienten que nos les resulta favorable un gobierno honesto, ya que estaban acostumbrados a toda clase de actos corruptos, bajo el amparo del Partido Liberación Nacional y el Partido Unidad Social Cristiana.

Diariamente se exponen fallos, errores, incapacidades y mediocridades instituciones, organizativas y de estrategia de las organizaciones del Estado, como si ello fuera responsabilidad única de este gobierno. Sabemos de sobra que ello es el producto del caldo de cultivo putrefacto de las enormes perversidad de la política pública llevada adelante por los últimos gobierno, y si de algo podemos culpar al actual es el de no haber podido erradicar mafias burocráticas, costumbres perversas inveteradas, y esa cultura del juega vivo tan costarricense.

Estamos presenciando una guerra mediática en donde el atacado por los medios no reacciona, no se defiende, falla en su capacidad de comunicación. Y ello me preocupa enormemente, no sé si a Usted también, por las consecuencias a mediano y largo plazo que puede generar en la mente de los ciudadanos menos ilustrados. Por algo dice el dicho: calumnia, calumnia, que algo queda.

(*) Alfonso J. Palacios Echeverría

13 Comments

  1. Pepe Vallecillos

    Son varios temas :
    El primero sobre los medios de comunicacion.Hoy dia estan todos en la lucha por sobrevivir.Mantenerse independiente con editorial independiente requiere de un gran mecenas,que impondra su pensamiento , o bien vivir de los ingresos tradicionales: publicidad,suscripcion y venta al detalle donde la lucha es diaria.
    En cuanto al gobierno, asi como la gran mayoria de los costarricenses dieron su apoyo a este gobierno,nos ha quedado demostrado,como lo dijo el propio Presidente, que apenas pasa con 7 su calificacion.
    Es evidente la falta gerencial y empresarial en su gabinete,compuesta por intelectuales y catedraticos, que saben de teoria ,pero viven alejados de la realidad de la lucha diaria del pais.
    Leemos como las distintas bancadas legislativas se han reunido con el presidente Solis,para enrumbar un gobierno que aun no ha definido su norte en son de apoyo.

  2. jorge madrigal huertas

    Así es don Alfonso, la guerra de cuarta generación como se le ha dado en llamar, ha resultado incluso más eficaz además de eficiente, que la guerra por medios militares, aunque en muchos casos la primera prepara el terreno para la segunda como es el caso de Siria, Libia y el intento combinado de golpes en Venezuela, Bolivia y Ecuador por citar algunos, y el caso de Ucrania. Para la guerra de cuarta generación se perfeccionó lo hecho por la Alemania nazi. Poner grilletes a la conciencia es más eficaz y eficiente que ponerlos en las piernas de la gente, en Costa Rica lo vivimos a diario.

  3. jorge madrigal huertas

    “El papa Francisco advirtió que los ricos y poderosos del planeta un día serán juzgados por Dios, y tendrán que manifestarse si en realidad trabajaron por acabar con el hambre y por preservar la naturaleza. El Sumo Pontífice hizo estas consideraciones en el sermón de una misa que celebró en la Basílica de San Pedro del Vaticano con motivo de apertura de la asamblea general de la organización Caritas, que se dedica en todo el mundo a dar atención a los más necesitados y desprotegidos,”http://actualidad.rt.com/actualidad/174665-francisco-advierte-ricos-poderosos-dios-castigo

  4. jorge madrigal huertas

    Quienes serán los llamados a gobernar bien; definitivamente el dúo PLN-PUSC lo ha hecho muy mal, no sólo por negligencia técnica y política, sino, y lo que es peor, por haberse constituido ambos en el mayor hervidero de corrupción que ha conocido la historia costarricense. Si por el lado del ML lo vemos, pues son una mala copia del PLUSC, con el agravante de que ni siquiera disimulan su “dejar hacer; dejar pasar. Habrá que ver con el FA, no le veo ni siquiera cuerpo para gobernar.

  5. Interesante la explicación de la teoría de conspiración que mediáticamente nos ha querido vender la otra cara de la moneda que no logra tener el poder aún. …
    Veo el ataque a los partidos mayoritaros de este país y como se busca defender al presente gobierno, esto no sería necesario si el presente gobierno tuviera logros que exponer a todos los que demandamos un cambio en nuestra última votación…

  6. Don chancleta

    @Juan

    su frase de “teoría de la conspiración” evoca la mentalidad del típico individuo embrutecido, cómodo en el sistema que no quiere abrir su mente a la posibilidad real de que efectivamente estamos en presencia de una conspiración. Y es que la palabra “conspiración” ustedes parecen degradarla al nivel de algo inexistente, cuando es en realidad el mecanismo históricco mediante el cual se someten nacionaes y gobiernos. Para mí, al contrario de usted, no reconocer la existencia de conspiraciones no es más característico de alguien que no sabe ni donde está parado.

    1. Parece que usted decidió darle una tendencia a mi comentario. No niego que esto sea real, me refiero al uso de los medios que se intentaba señalar aquí.
      Parece que el que no sabe ni donde está parado es usted.
      Teoría (RAE) conocimiento especulativo considerado con independencia de toda aplicación. Serie de leyes que sirve para relacionar determinado orden de fenómenos. Hipótesis cuyas consecuencias se aplican a toda una ciencia o a parte muy importante de ella.
      Si se da cuenta sólo uso el término correcto.

      No sea sedicioso “Don chancleta”

  7. eso que dice don Chancleta es la verdad. Vean la lista de conspiraciones históricas

    http://es.wikipedia.org/wiki/Conspiraci%C3%B3n

  8. jorge madrigal huertas

    Insisto, los gobiernos de los partidos tradicionales, PLN y PUSC, hermanados en el PLUSC, han sido bastante malos y corruptos en los últimos 35 años, tanto que califican, sin ningún temor a equivocarme, como el hervidero de la corrupción política nacional. ¿Qué es “corrupción política”?.La corrupción política se refiere al mal uso consciente y voluntario del poder público para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente de forma secreta y privada. Las forma de corrupción más común es el uso ilegítimo de información privilegiada, el patrocinio y los sobornos, las extorsiones, los fraudes, la malversación, la prevaricación, el caciquismo, el compadrazgo, la cooptación, el nepotismo, la impunidad, y el despotismo. Una situación de corrupción política sin restricciones se conoce como cleptocracia, término que significa literalmente “gobierno por ladrones”. La corrupción política implica actos plenamente conscientes y voluntarios en procura de beneficios propios directa o indirectamente,y esto la hace diferente de la negligencia, la cual no persigue un interés o beneficio propios, es básicamente omisión sin un interés de por medio. Obviamente los gobiernos del PLN y el PUSC han incurrido en abundante negligencia, pero su corrupción política la supera en muchísimo

  9. jorge madrigal huertas

    Ahora que lo sucedido con el FIA está en la Controlaría General de la República, paralelamente el diputado Marco Redondo ha solicitado al Ministerio Publico abordar el caso y la respuesta de parte del Ministerio público ha sido que hay que esperar que la controlaría realice su investigación y dé su fallo, para determinar si se ha incurrido en delito o no, y esto por cuanto hay que determinar si lo sucedido califica como negligencia o como corrupción política, pues de ser una o la otra, la tipificación de la falta es diferente. La negligencia, según sea su gravedad y consecuencias, puede perfectamente ser sancionada penal o civilmente, mientras que la corrupción política o intra-institucional, por ser una acción voluntaria y conscientemente interesada, tiene consecuencias necesariamente delictivas por lo que calificaría dentro de lo penal.

  10. jorge madrigal huertas

    Pero qué saldrá de la investigación que hace la C.G.R., será una tipificación de negligencia o corrupción política o intra-institucional, o ambas, y hasta donde llegará la responsabilidad de lo sucedido, pues podría ser que se encuentren actos corruptos y negligentes fuera de la misma gestión realizada por el Ministerio de Cultura.

  11. Aún no me quemo las manos por este gobierno, pero es prudente darle el tiempo necesario para poder abordar y si hay voluntad, limpiar más de 30 años de corrupción y anquilosamiento. Todavía, en los mandos medios/inferiores hay mucha basurilla estorbosa. Pero da risa topar con la ingenuidad de los “medios” de comunicación nacionales, cuya mayoría (no todos) está tomada por el cartel neoliberal. Y me da risa porque creen que “todos” los ticos somos tontos. Para sus virulentas y rayadas críticas al gobierno sólo entrevistan a personajes de oposición, a analistas y empresarios que no pueden esconder su filiación PLUSC y subsidiarias. Qué van a opinar? Esto, en lugar de formar criterio, provoca rechazo y tedio. Costa Rica, comparada con el resto en el mundo de países en desarrollo, se encuentra entre los mejores (sin omitir que hay carencias por trabajar) pero estamos siendo bombardeados por una falsa IDEA de derrumbamiento, que puede llevar al pueblo a una desmotivación fabricada. Es lo que quiere lograr nuestro “tomado” poder media-tico, para justificar lo que ya nominan, fracaso de este gobierno?

  12. jorge madrigal huertas

    Correcto Leti.

Deja una respuesta a jorge madrigal huertas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar

El Pentágono autoriza el gasto de $1.000 millones para construir el muro fronterizo

Washington, 26 mar (Sputnik).- El Departamento de Defensa