¿Van a seguir? ¡Nosotros también!

¿Van a seguir? ¡Nosotros también!

- enSin categoría
7

¿Van a seguir insistiendo en que por vieja una ley no sirve?  El invento de que una nueva Ley de Aguas es necesaria porque es vieja y no sirve, tiene tanto sustento como que la Constitución por vieja ya no sirve.  Con esa lógica la Carta Constitutiva de la ONU, los principios de Igualdad, libertad y fraternidad de la Revolución Francesa y la Declaración de los Derechos Humanos no sirven por viejas.  ¡Las leyes se actualizan, se mejoran, no se desechan o reemplazan por otras peores!

¿Van a seguir con el cuento que el agua tiene que ser un bien económico en lugar de un bien social?  En el proyecto de ley 17.742, que correspondía a la supuesta iniciativa popular, copiaron textualmente y tradujeron al español esta nefasta sentencia: “Water has an economic value in all its competing uses and should be recognized as an economic good” (Dublin Statement) traducción copiada textualmente en el Art. 2 Inciso b. del proyecto de “iniciativa popular” 17.742, con el que violentaron el espíritu detrás de la colecta de firmas que pretendía garantizar el agua como bien social y derecho humano, para las presentes y futuras generaciones.

Desde que cometieron esa torpeza -o astuta jugada- es difícil eliminar la Declaración de Dublín del agua como bien económico (o al menos ese espíritu) en sucesivos proyectos de ley y el nuevo proyecto 20.212 ceden la reserva de dominio del Estado a particulares, eso sí, disimuladamente,  porque detrás de todo está el Banco Mundial con su mano peluda llamada GWP que no permite se deje de considerar el agua un bien económico, de lo contrario no podría ser privatizada.

Mercantilización del agua que tendremos que “agradecer” eternamente a quienes promovieron la colecta de firmas y redactaron la engañosa Ley de Aguas.  Y como ese proyecto de ley literalmente está muerto por no contar con los votos necesarios, ahora salen con la nueva versión “corregida y mejorada” bajo el número 20.212, que es una copia mal hecha de la de iniciativa popular traicionada y con nuevas amenazas pero manteniendo la perversa mercantilización del agua y principios economicistas de “quien contamina paga”, eso significa que si usted es adinerado, paga por contaminar… los limpios de por sí no pueden hacerlo.

Por otro lado, ¿irán a seguir eludiendo elevar a rango constitucional el acceso al agua como un derecho humano?  ¿Habría que derogar la Carta Magna porque no lo consigna? ¿Verdad que no?

Arrancar de órganos profesionales y técnicos el manejo de las aguas subterráneas y de uso agropecuario, para pasar esa función a un órgano político por naturaleza, como es la Dirección de Aguas del Minae, es poner en peligro el agua.  Eso de “manejo integrado” lo único que ofrece es “centralizar” e integrar los intereses públicos y privados, camino a la privatización. Nada más imaginemos por un instante, el peligro que un gobierno de derecha nombre a alguien como Otto Guevara en el MINAE y ahí está la Rectoría del Agua… Eso es lo que nos ofrecen los proyectos en los que la mano redactora es la misma:  la GWP con raíces en Dublín y en el Banco Mundial.

En días pasados marcharon y llamaron a protestar contra el MINAE por la expansión piñera, muchos de los mismos que quieren pasar a ese Ministerio politizado e ineficiente, contra el cual constantemente se manifiestan por sus constantes yerros.  ¡Cuesta encontrar paradoja igual!

Asimismo, ¿irán a seguir salvaguardando a las comercializadoras de agua embotellada, porque así lo estipula el TLC?  Es otra de las peores aberraciones de  ambos proyectos que confirman el espíritu economicista y privatizador del agua. Los TLC pueden desaparecer en cualquier momento; así como llegaron se pueden ir, el propio Trump así lo ha hecho ver.  El bien social y la vida por su lado, son valores supremos que deben estar claramente plasmados en toda la legislación, y más especialmente en lo que se refiere al agua.

Otro asunto sumamente preocupante es esa obsesión por desarticular SENARA en los dos proyectos de ley, en buena medida se deben al desconocimiento de las funciones que cumple y de alguna manera, descubren el agua tibia, pues por ese mismo desconocimiento “la intentan volver a crear” pero como bien sabemos, nunca una copia mejora el original y además toda la experiencia y conocimiento acumulado se perdería.

Mucha gente cree que el agua que bebemos viene exclusivamente de ríos y lagunas.  Pero están equivocados. El agua pura proviene en su gran mayoría de manantiales y acuíferos subterráneos, pues los ríos en su mayoría están muy contaminados y la purificación del agua es costosa.  SENARA como ente que realiza investigación, fiscalización y vigilancia  es el responsable de hacer los estudios del caso, proteger los acuíferos, velar por que no sean sobre-explotados ni contaminados, garantizando así agua para las presentes y futuras generaciones, como pretendíamos inocentemente quienes firmamos y recogimos firmas.  La traición del proyecto 17.742 dejó el germen de la destrucción de SENARA y el proyecto de ley 20,212  sigue el mismo trillo equivocado.

Por todo lo anterior, si siguen insistiendo en el absurdo de una nueva Ley de Aguas con todos esos yerros, les estaremos acompañando… pero desde la acera de enfrente, vigilando porque no le hagan el daño a las presentes y futuras generaciones de costarricenses.

Y ¡créanlo!, a los “cuatro gatos” que iniciamos la lucha, se sumaron otros y ya han parido una y otra vez para decirlo en forma sencilla.  Así se han sumado miles y miles de personas que no están dispuestos a perder el más valioso recurso con que cuenta este país bendito, eso lo saben los diputados y por eso no han logrado pasar ninguno de los dos proyectos.

La resistencia crece y seguirá creciendo, porque nuestro mensaje es simple y claro como el agua, mientras que las explicaciones alambicadas para justificar que decir que el bien económico que no es bien económico pero sí lo es, dejan ese inconfundible tufillo a traición.  Las concesiones y cánones en lugar de tarifas, las amenazas contra ASADAS, el ingreso a áreas protegidas, el “manejo integrado” y supuestas fallas en SENARA de ambos proyectos, son tan abstractas como el principio de bilocación de la física cuántica.

(*) Flora Fernández A.

7 Comments

  1. FREDDY PACHECO LEÓN

    Flora Fernández siempre ha sido y es,CLARA COMO EL AGUA. Este artículo así lo refleja y como tal ha de ser valorado y divulgado ampliamente. Es una llamada, más bien un clamor, hacia la sensatez que han de exhibir los señores diputados todos, pero muy especialmente los que insisten en derogar la visionaria Ley de Aguas que nos legara el Dr. Calderón Guardia. Legislación que aunque ha sido modificada sustancialmente a través de los años, mantiene el importante precepto del AGUA COMO BIEN SOCIAL DE DOMINIO PÚBLICO. Así queremos que siga siendo, frente al dogma traidor del ”NO MONEY, NO WATER”, promovido por los ”ambientalistos” hijos de la GWP-BANCO MUNDIAL, que sueñan con seguir viviendo del agua…

  2. Naila Morales V

    Excelente artículo Flora.Felicitaciones

  3. Doña Flora como siempre atinada, clara y concisa. Gracias.

  4. Apoyo el fondo del tema. Esa ley esta oliendo feo. Solo que por coherencia en el discurso, me parece que la analogia de los originales y laa copias, no siempre se cumple. Sin embargo, se entiende la idea.

  5. Me parece que los que luchan contra las piñeras creen que esta Ley lo va a resolver todo. Hay un desmadre con la situación del agua y es muy fácil hacernos creer que con la nueva ley, asunto resuelto. Qué bueno Doña Flora nos permita entender que esto no es cierto. La felicito por decir las cosas como son.

  6. Juan Huezo Zúñiga

    No en balde los privatizadores pretenden con una montada Constituyente también en ese sentido, apoderándose del agua en su totalidad. Otro gran fallo de LGSR y el legislativo, cual sería, el no haber declarado el agua bien social y derecho humano. Otro negocio que los políticos tradicionales ven una tangible fuente de negocios a sus viles bolsillos. El poder mediático nacional aboga por ser un estratégico negocio para algunos. El costarricense debe entender la importancia de este vital elemento, el cual tiene a los órganos internacionales como asquerosos corroñeros desesperados por atrapar nuestra agua que, junto a la electricidad, representan el futuro mismo de nuestras generaciones.

  7. Víctor Chacón Salazar

    Mi humilde observación es lo siguiente; En la regulación,tutela y protección estamos todavía muy cortos, con el aspectos de rectora no es lo mas viable al contrario inician una (SETENA ) más, detecto el favor a los inversionistas de edificios verticales dándole más legalidad y fomentan más la dispersión de ASADAS, en general duplicidad de funciones y documentos.
    En la protección de fuentes sin un Plan regulador por parte del Gobierno y Municipal no se mejora nada.
    Para que funcione una Ley de Aguas se deberá de Planificar las regulaciones, la integración de una sola Institución rectora toman en cuenta las gestiones Investigadoras(¡cuando digo esto es desarrollándola la rectora) dándole un valor muy pero muy agregado.

Deja una respuesta a Jorge Arturo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar

Un árbol inspira cómo dar energía de emergencia a vehículos en Marte

Madrid, 19 Mar. (EUROPA PRESS).- El movimiento único de