También te puede gustar

¡Viva la wiphala, carajo!

He pensado cada letra de lo que aquí