La luz del beato Romero ilumina a El Salvador en vísperas de su canonización

La luz del beato Romero ilumina a El Salvador en vísperas de su canonización

- enSin categoría
0
Una mujer reza ante unas imágenes de monseñor Óscar Arnulfo Romero. EFE

San Salvador, 13 oct (EFE).- El beato de El Salvador Óscar Arnulfo Romero se multiplicó hoy por medio de cientos de feligreses y seguidores centroamericanos que lo llevaron en camisetas y en fotografías a pocas horas de su canonización en El Vaticano, en donde otra marea de compatriotas espera a su santo.

En varios puntos del país se ha rendido homenaje al mártir Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 en la capilla del Hospital Divina Providencia, quien en unas pocas horas será elevado a los altares por el papa Francisco, que también rendirá honores al beato al utilizar un cíngulo que perteneció al próximo santo.

Una de las principales calles de San Salvador, la Alameda Roosevelt, fue invadida por una “peregrinación de la luz” que llegó hasta la Catedral Metropolitana de San Salvador, en pleno corazón de la capital, en donde más salvadoreños aguardan por su santo.

Durante el recorrido, la voz de Romero con la frase: “En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos sube, cese la represión”, acompañó el recorrido de feligreses y seguidores, algunos de ellos en sillas de ruedas o con muletas.

Los jóvenes “romeristas”, cargando una gigantesca imagen del próximo santo, encabezaban la peregrinación y a una sola voz gritaban “¡A monseñor Romero su pueblo lo hizo Santo!”, “Romero no está muerto, Romero está vivo”.

La luz de cientos de velas adornadas con papeles de colores acompañaron el recorrido en que también participaron monjas, padres de diferentes parroquias del país centroamericano, y hermanos centroamericanos.

“Monseñor Romero fue valiente y en Guatemala le recordamos como el mártir de la verdad (…) esta alegría es internacional, no solamente para El Salvador; monseñor Romero será también el santo de Centroamérica”, dijo a Efe la guatemalteca Silvia del Rosario Gómez, quien en sus manos portaba un rosario con la imagen de Romero y una fotografía.

Gómez y el resto de peregrinos fueron recibidos en la Plaza Gerardo Barrios, en San Salvador, por otros que desde temprano se dieron cita en este lugar para guardar un espacio y ser parte de la celebración esperada por miles.

La capital salvadoreña luce tan abarrotada como el día del entierro de Romero, el 30 de marzo de 1980, con la diferencia de que hoy no hay balas, ni muertos, ni desaparecidos; solo hay vida, júbilo, alegría, aplausos y lágrimas que se multiplicarán cuando el beato sea elevado a los altares y se cumpla el dueño de los salvadoreños.

El milagro que le valió a monseñor Óscar Arnulfo Romero para ser elevado a los altares fue el otorgado a una mujer embarazada, quien tras dar a luz sufrió de una serie de complicaciones que pusieron su vida en peligro, reveló este miércoles la Iglesia Católica de El Salvador.

Cecilia Flores de Rivas sufrió, tras dar a luz, el síndrome Hellp, enfermedad que se presenta en mujeres embarazadas que padecen hemólisis, elevación de enzimas hepáticas y bajada de plaquetas, y fue su marido quien pidió al beato Romero que “ayudara a su esposa para salir de la complicación”.

Alejandro, esposo de Cecilia, pidió a los hermanos de su comunidad que se unieran para orar por el milagro, por intercesión del beato Romero, y fruto de ello la mujer salió de la situación crítica en la que estaba y regresó a su seno familiar con su bebé.

Y aunque no será en El Salvador, el deseo de los fieles se hará realidad a unos 10.000 kilómetros de su cuna natal.

Romero, beatificado en mayo de 2015 en una multitudinaria misa, se caracterizó por denunciar constantemente en sus homilías los ataques de los cuerpos de seguridad contra la población civil y otras violaciones a los derechos humanos.

El religioso fue asesinado por un escuadrón armado de la extrema derecha mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de cáncer Divina Providencia de San Salvador, previo al estallido de la guerra civil salvadoreña (1980-1992). EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar

El Pentágono autoriza el gasto de $1.000 millones para construir el muro fronterizo

Washington, 26 mar (Sputnik).- El Departamento de Defensa