También te puede gustar

Urge reglamentar la ley 9859 contra la usura

Carta Abierta al Presidente de la República y