Alivio en Alemania con rápida elección del nuevo presidente

Berlín, 20 feb (dpa) - Los principales líderes políticos de Alemania celebraron hoy la rápida elección de Joachim Gauck como candidato de consenso para suceder en la presidencia a Christian Wulff, que renunció al cargo la semana pasada en medio de un escándalo de corrupción.

El ex disidente de la extinta Alemania Oriental, de 72 años, sumó el apoyo de todos partidos la noche del domingo, con excepción de los poscomunistas de La Izquierda.

Será nombrado formalmente presidente en una votación que se prevé sin sorpresas y que tendrá lugar antes del 18 de marzo en la Asamblea Federal.

\"Joachim Gauck es la gran oportunidad de comenzar de nuevo\", señaló hoy el presidente de los socialdemócratas, Sigmar Gabriel. \"Piensa por sí mismo\" y tiene una gran capacidad de comunicación.

\"El día de ayer fue una victoria para los ciudadanos y ciudadanas de este país\", concluyó el jefe del principal partido opositor.

Para el gobierno de Angela Merkel, la elección de Gauck es \"un buen resultado para la coalición, el gobierno y el país en conjunto\", según dijo en Berlín el portavoz Steffen Seibert.

\"¡Es una suerte!\", valoró en declaraciones a la agencia dpa la jefa del bloque parlamentario de Los Verdes, Renate Künast. \"Gauck es un hombre que sufrió y luchó por este país\".

También los principales medios celebraron la elección del ex pastor protestante.

\"Casi una generación después de la caída del Muro, los alemanes se ganaron este presidente\", señaló \"Bild\", el diario más leído de Alemania. \"Es el \'presidente de los corazones\' y el mejor cualificado\".

El \"Süddeutsche Zeitung\" destacó la personalidad del futuro presidente: \"No es un candidato fácil. Es alguien que piensa, habla y actúa de forma emocional. Será un presidente difícil de prever\".

Entre tanto, el gobierno rechazó hoy que la elección de Gauck haya desatado una crisis en la coalición presidida por Angela Merkel, como apuntan algunos medios.

\"No hay por qué preocuparse por la coalición, ni por su situación ni por el gobierno alemán\", señaló en Berlín el portavoz del gobierno, Steffen Seibert.

Diversos informes aseguraron que Merkel aceptó a regañadientes la candidatura de Gauck para evitar una crisis entre su Unión Cristianodemócrata (CDU) y los liberales (FDP), socio menor en la coalición de gobierno.

Gauck ya había sido candidato de la oposición hace dos años, pero Merkel impulsó el nombramiento de Wulff.

Apoyar ahora a Gauck significaba para la canciller reconocer su error de entonces, señalan los analistas, por lo que rechazó la candidatura hasta último momento.

El otro punto discordante provino del partido La Izquierda, único con representación en el Parlamento que rechazó la candidatura de Gauck.

La jefa de la fuerza poscomunista, Gesine Lötzsch, criticó al futuro mandatario por su posición en materias como \"integración, crisis financiera y Afganistán\" y anunció que presentará el jueves un candidato alternativo.

Gauck dedicó buena parte de su vida a elaborar el pasado de la extinta República Democrática Alemana (RDA) y en 1990 fue nombrado director de los archivos de la Stasi, la policía política de la RDA, para custodiar los documentos y evitar que desaparecieran.