Gobierno y sindicatos a las puertas de acuerdo sobre salarios

San José, 21 feb (elpais.cr) – El Gobierno y los sindicatos llegaron este lunes a un acuerdo preliminar sobre salarios para el sector público, tras una reunión de seis horas en Casa Presidencial, en la que participó la Presidente Laura Chinchilla.

Los sindicalistas informaron que darán una respuesta al documento, una vez que sea analizado por las bases y sectores medios de las organizaciones.

Sin embargo, el Gobierno se mantiene firme en que el aumento salarial para el primer semestre no debe superar los cinco mil colones, decretado para el primer semestre de este año.

Por otro lado, el Gobierno propuso retomar el decreto del 2007, que establecía el aumento salarial para el sector público, un aumento sobre la base del índice de inflación, y no un monto fijo.

El Ministerio de Trabajo había solicitado a la autoridad presupuestaria un aumento salarial para los trabajadores del Estado no mayor a cinco mil colones.

Se reunirán de nuevo en Casa Presidencial miembros del gobierno y sindicatos para llegar a un último acuerdo, por lo que se descarta todo movimiento de paro.

Además, el Gobierno se comprometió a establecer una mesa de trabajo, conformada por las partes, la cual procurará llegar a llegar a un acuerdo, en el plazo de una semana, a partir de su instalación

“El Gobierno se manifiesta que mantendrá la vigencia del decreto de fijación salarial por cinco mil colones”, precisó.

Sin embargo, añadió que  se compromete a iniciar la discusión inmediata en el seno de la Comisión Negociadora de Salarios del Sector Público (CNSSP), de las propuestas de fijación salarial tendientes a atender las preocupaciones generadas en el sector sindical ante la no aplicación de la fórmula del año 2007 durante el primer semestre del año 2012, ya sea mediante la  restitución de la fórmula para el segundo semestre del 2012, o mediante la aplicación de una fórmula fijada de mutuo acuerdo”, indica.

Por otra parte, el Gobierno aceptó no enviar un proyecto de Ley sobre políticas de empleo a la Asamblea Legislativa antes de que se llegue a un consenso de las partes.

Finalmente, el Gobierno prometió no tomar represalias contra los educadores que participaron en la huelga de la semana anterior, hasta tanto la Sala Constitucional se pronuncie sobre una acción de inconstitucional sobre el derecho a huelga en el sector público.