Explotación piñera en Pococí se cierra a petición de la comunidad por supuestas irregularidades

San José, 1 mar (elpais.cr) - La reiterada generación de problemas ambientales y operativos, mediante supuestos permisos no ajustados a la legalidad, han llevado a la comunidad La Florita de Anita Grande de Jiménez, Pococí, a cerrar la empresa piñera PARSA, con la ayuda brindada por parte del Concejo Municipal de la localidad y el auxilio de la Fuerza Pública. 

Las principales pautas que se esgrimen del acuerdo entre las partes, firmado  y aprobado por el Concejo el 29 de febrero, se refieren a la provocación de grandes problemas ambientales para los vecinos debido al cambio producido en el uso de un suelo, tradicionalmente destinado al cultivo de banano para la exportación. Al mismo tiempo, la empresa en cuestión no portaba los permisos municipales de SETENA, MINAET, Ministerio de Salud y demás documentos requeridos por la ley, tal y como comprobó Gerardo Vargas, asesor del despacho del Frente Amplio, tras realizar un giro por la comunidad. 

El problema social causado por la sustitución del cultivo de banano a una plantación de piña tampoco fue ignorado. “La actividad genera un serio perjuicio económico a las comunidades, pues ha tenido lugar esta sustitución sin el establecimiento previo de un impuesto producto, atentando así contra uno de los más importantes impuestos del municipio”, enfatizó el pacto del Concejo. 

El desempleo local también suponía un problema para el partido protagonista del cierre del negocio, el Frente Amplio, y la comunidad afectada ya que “la actividad piñera ocupa la cuarta parte del personal requerido por una bananera, dejando grandes porciones de la población desempleadas”, concluyeron.