IMAGEN

Thriller político provoca grave crisis en la cúpula China

Fuente: dpa  |  2012-04-11

ANÁLISIS Por Andreas Landwehr (dpa) 

Pekín, 11 abr (dpa) - El escándalo que salpica a Bo Xilai, uno de los políticos más carismáticos de China y que ha caído en desgracia, está sumiendo a la dirección del Partido Comunista en una de sus peores crisis en más de dos décadas. Las "acuciantes sospechas de asesinato" contra su famosa esposa Gu Kailai, que había sido descrita como la "Jackie Kennedy de China", abren ahora un nuevo y más sombrío capítulo en el thriller político que desde hace dos meses mantiene en suspenso al gigante asiático.

"Ahora esperamos el segundo relevo", dijo el conocido bloguero chino Michael Anti. "No creo que la gente de Hollywood sea capaz de imaginar una serie tan dramática", añadió.

La ex abogada de 52 años al parecer estaría involucrada en la muerte del asesor empresarial británico Neil Heywood. Su cadáver fue hallado en noviembre en un hotel en Chongqing y en un principio se dijo que la muerte se debió a un consumo excesivo de alcohol.

El asesor británico, de 41 años, era un estrecho amigo de la familia y había conseguido a través de sus contactos que Guagua, el hijo de Bo, fuese a una escuela de elite británica. Rumores en medios de Hong Kong que apuntan a que podría haber llevado la fortuna de la familia al extranjero o incluso que podría haber tenido una relación sentimental con la esposa del político, no han sido confirmados hasta la fecha.

Desde el inicio del escándalo, ya en marzo, cuando Bo Xilai fue apartado como jefe del Partido en la metrópolis de Chongqin por sospecha de corrupción, los analistas afirman haber descubierto numerosas indiscreciones con nuevos detalles que arrojan luz a todo este asunto.

Hasta la agencia oficial de noticias china Xinhua informaba que Gu Kailai y su hijo tenían "una buena relación" con Heywood. "Tenían un conflicto sobre intereses económicos que se agravó", agrega la información.

De acuerdo con las investigaciones, el británico fue asesinado. La esposa del político y un empleado de la familia fueron detenidos bajo sospecha de asesinato. Se cree que podría haberse tratado de un envenenamiento.

Este llamativo caso policial y la espectacular caída de Bo Xilai, que perdió a sus 62 años todos los cargos en el partido por "graves infracciones disciplinarias", se ha convertido en un duro lastre para cúpula del partido.

Desde la lucha por el poder previa a la sangrienta represión del Movimiento Democrático en 1989, la cúpula comunista no había afrontado dificultades de esta magnitud, afirman los propios analistas chinos.

Los preparativos que tan cuidadosamente se están llevando a cabo para que dentro de unos meses tenga lugar el relevo generacional en la cúpula del partido (que se realiza como es costumbre cada diez años), se han visto fuertemente trastocados.

Se trata sobre todo de un golpe severo para la "nueva izquierda" dentro del Partido Comunista. Bo Xilai se había convertido en una de las piezas más destacadas de las fuerzas conservadoras de izquierda con sus campañas "rojas" y su política social de izquierdas en Chongqing, una urbe de 30 millones de habitantes. Bo podría haber ampliado su influencia y sobre todo detener el rumbo reformista en la política de mercado.

"Los intentos de la izquierda han fallado completamente", dijo a dpa el profesor de Ciencias Políticas Zhang Ming de la Universidad Popular en Pekín. "El fracaso es tan dramático que creo que en entre los nuevos dirigentes no habrá nadie como Bo Xilai". El tira y afloja en este escándalo ha producido, en su opinión, un desplazamiento de las posiciones. "La tendencia a la reforma se ha visto reforzada", estima Zhang Ming.

Y una muestra de lo en serio que está tomando la ejecutiva del partido los apoyos de izquierda al político populista caído en desgracia la ofrece el órgano del partido, el "Diario Popular", así como los medios de comunicación estatales.

En un llamamiento se pide unidad y apoyo para la "correcta decisión" del comité central de apartarlo del poderoso buró político. Con todas estas revelaciones, el partido emprende la huida hacia adelante con el objetivo de hacer que se olvide el caso cuanto antes. Hay prisa. Antes del congreso del partido, que sellará el cambio generacional, ya "no queda mucho tipo", agrega un observador chino.

Comentarios

Su comentario

Nombre

x3qe5x

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢533.97
VENTA ¢545.53
Encuesta

¿ Apoya usted la huelga a favor de los servicios esenciales como salud o seguridad ?

  • Si
  • No
Lotería
Sorteo: Setiembre

Primer premio

Segundo premio

Tercer premio