IMAGEN

1 de mayo

Fuente: Luís Guillermo Solís Rivera  |  2012-04-30

TRINCHERA CIUDADANA

El próximo 1 de mayo, casi seguramente, la alianza PLN-PASE logrará dominar el Directorio Legislativo.  Fuera de la remota posibilidad de que se concreten algunos de los chismes que rondan los pasillos de Cuesta de Moras, es improbable que sea otro el resultado de las elecciones.  

El desenlace de este último capítulo del “culebrón” legislativo, en mi opinión, dice mucho y dice nada sobre la vida política nacional. Dice mucho, porque retrata de cuerpo entero al PLN y sus aliados, siempre dispuestos a venderse al mejor postor (“yo voy con quien va a ganar”, es la frase emblemática del pastor Justo Orozco, siempre cándido cuando de hacer negocios se trata).  Pero también dice nada, porque ¿qué importancia efectiva tiene hoy, en la actual coyuntura y después de que se malograra un segundo año de la Alianza por Costa Rica, quién presida el Directorio cuando sabemos cuáles son las intenciones del oficialismo?  Francamente, me parece que hay que continuar construyendo la convergencia social y partidaria de oposición en otra parte, pues seguir “quemando llantas” con ese propósito en la Asamblea Legislativa no sólo es engorroso: también podría resultar contraproducente.

No quiero que se me malinterprete.  Defendí y sigo defendiendo a la Alianza por Costa Rica y la buena gestión de Juan Carlos Mendoza en la presidencia del Directorio legislativo.  Contribuí cada vez que fue necesario para neutralizar los intentos por desnaturalizarla o destruirla y critiqué –sin demasiado protocolo- a quienes buscaban socavarla alegando todo tipo de razones (incluidas las morales), cuando en el fondo lo que querían era evitar que se concretara un proyecto político plural y democrático indispensable para acabar con la hegemonía del PLN en el 2014.  Precisamente por eso es que pienso, viendo las cosas en retrospectiva, que nos equivocamos al dedicar tanto tiempo y esfuerzo a juntar a los partidos políticos de oposición como primer punto de la agenda.  Ese trabajo habrá que hacerlo, es esencial y no puede obviarse, pero probablemente resultaría menos complicado si articuláramos, desde ya, las acciones convergentes con los movimientos y organizaciones sociales y obligáramos a los partidos políticos de oposición a sumarse a ellas so pena de quedar aislados y superados por la realidad.

“Articular las acciones convergentes de movimientos y organizaciones sociales” se dice fácil.  No lo es y más bien resulta un reto sumamente complicado habida cuenta de la diversidad y agendas (no siempre transparentes) de algunos de esos colectivos. Pero estoy convencido de que a partir de una plataforma social sólida, los partidos políticos tendrían que afinar mucho, mucho más, sus planteamientos y propuestas.  Y, también, tendrían que poner en la mesa sus visiones de país, retratarse de cuerpo entero y sobre todo dejar de disimular sus diferencias en aras de alcanzar mínimos comunes denominadores.  Ese esfuerzo podría verse muy beneficiado con la experiencia acumulada en los cantones en donde desde hace mucho funcionan de manera bastante exitosa, “alianzas” territoriales  amplias y diversas. Un buen momento para iniciar de manera simbólica este camino, lo será la marcha del próximo 1 de mayo en contra de la corrupción y en defensa de la CCSS.  Ahí, en la calle, podría nacer de la “nueva” Alianza.

Comentarios

  • Manuel Castillo2012-04-30 Concuerdo con su análisis, podría catalogarse como una equivocación la implementación de una alianza de partidos solamente para lograr directorios en la Asamblea Legislativa. Personalmente iría un poco mas allá porque también considero una equivocación cuando a nivel nacional se plantea como primer objetivo impedir la continuación de un partido en el poder. Considero que el principal objetivo debe ser cambiarle el rumbo al país. Es por ello que me atrae más el planteamiento de una convergencia nacional real que una alianza de papel sin bases populares. Los mismos intereses y practicas individuales, sectoriales y de fracciones políticas en la alianza a partir de la AL es el mecanismo que se encarga de neutralizarse a si misma, haciendo valer aquello de que “en río revuelto ganancia de pescadores” o “divide y vencerás”. La visión política general y la institucionalidad del país no se cambian solamente con salir a las calles, las experiencias muestran que cuando se ha hecho, no se ha logrado trascender debido al sectarismo político y a las debilidades de la propia estructura. Las divergencias no han permitido retroalimentar el proceso más allá del objetivo de corto plazo y se pierde el esfuerzo de los movimientos y organizaciones sociales para fortalecer una posible estructura que permita conformar una plataforma de más alcance. Va a tomar mas tiempo y enormes recursos dirigir el esfuerzo pluralista hacia una convergencia real, pero efectivamente tiene que comenzar a gestarse. Ahora bien ¿Están los partidos políticos en favor de este tipo de acciones o es un intento que ha de realizarse independientemente y fuera de las estructuras y cúpulas partidarias? Mas allá de apelar a los movimientos y organizaciones sociales hay que converger también con la ciudadanía en general y aquí es donde se traba el asunto, esa confianza ciudadana no se va a depositar de la noche a la mañana. Una nueva generación de dirigentes políticos tienen que demostrar con acciones concretas peque son merecedores depositarios de esa confianza. Entonces ¿cual es la respuesta? Considero que la convergencia no puede mirarse ni medirse solo en términos de un objetivo electoral de corto plazo, si bien 2014 puede ser un momento histórico, el esfuerzo de la convergencia debe madurar y talvez no logre resultados tan pronto, pero si se fortalece y prevalece podría tener opciones para pensar en el 2018. Las propuestas alternativas necesitan de tiempo para consolidarse y la única forma de lograrlo es a través de procesos y ello toma tiempo, también requiere de una serie de recursos a todo nivel, ello también toma tiempo para obtenerlos y estar preparados logísticamente. De modo que no basta solo con lanzarse a las calles, es fundamental y necesario conformar y consolidar una plataforma de poder, ¿pero Cual? Precisamente ante la ausencia de una plataforma alternativa hacia 1986, afirmaba que se le había agotado el tiempo para que el movimiento popular y las organizaciones sociales planteáramos una alternativa al modelo económico, político y social, el cual a la postre fue renovado por el PLN en el proceso del 86. No permitamos que esa coyuntura se repita, pero es claro que para conformar nuevas alternativas políticas de convergencia va a tomar tiempo. ¿Entonces que podemos hacer? Lo mismo que afirmaba en ese entonces, la única salida que nos queda es participar, penetrar y tomar el sistema desde adentro para modificarlo, ¿Y como lo hacemos? Una convergencia real no podría triunfar si no cuenta con el apoyo de las bases populares sociales además de las políticas, la tarea y el camino siempre ha estado a la vista y ya usted lo ha mencionado. El cambio se obtiene en las urnas, tomando el poder local de las municipalidades. Esta toma de poder local se logra participando y dedicando el esfuerzo pluralista y multidisciplinario al trabajo comunal de base, construyendo practicas de convergencia diferentes, creciendo juntos en ese camino, conformando estructuras comunes y procesos concientizadores desde la solución de los problemas locales comunales de cada cantón.
  • mario madridrigal=mm2012-04-30 Estoy de acuedo en lo dicho por Manuel Castillo, sólo que agrego que a esa gran convergencia de fuerzas sociales y políticas hay que agregarle su propia autoría de la agenda país que defina el "qué vamos a hacer una vez en el poder".
  • Manuel Castillo2012-04-30 Gracias Don Mario Madrigal, estoy de acuerdo en que cualquier plataforma política debe presentar una agenda país y como lo dice Don Luis Guillermo ello podría inducir a los partidos políticos a elaborar y afinar mucho mas su planteamientos. En el contexto del presente ya no es suficiente el carisma personal de la figura política y ahora cobra vital importancia el discurso profundo cargado de información relevante. En caso de una nueva plataforma política, sería ésta la encargada de elaborar esa agenda general para presentarla al país como alternativa. Mientras tanto nivel individual podemos sugerir puntos para esa agenda nacional, pero será a través de los procesos de trabajo que se irían definiendo los puntos convergentes de la misma. Considero que la agenda país general hay que traducirla a lo particular de la realidad de las comunidades o viceversa, Partiendo de lo local en primera instancia no seria algo muy difícil de alcanzar ya que todas las comunidades presentan prácticamente la misma problemática y lo que cambia es el grado de su efecto en la población o en las comunidades. Por ejemplo no es lo mismo el esfuerzo por lograr un puente peatonal en la ciudad que por un puente rural para unir regiones o lograr accesos a rutas principales, sin embargo estamos hablando de lo mismo en términos de las necesidades de infraestructura y de recursos logísticos que ambos requieren. De ahí que es importante la traducción local particular de esa agenda país y las mismas comunidades la van a definir desde su propia realidad.
  • Oscar Saborío Alvarado2012-05-01 Algunos no entienden o se hacen los tontos, la alianza debe ser por el Poder Ejecutivo, para poner un buen presidente y muy bien acompañado. No se le puede pedir a un partido de izquierda un programa de centro, ni a uno de derecha lo mismo, Cada partido tiene su ideología y la va a defender en la Asamblea Legislativa, pero con un Poder Ejecutivo, decente y balanceado politicamente. La política son realidades el PAC fue fuerte en el pasado, pero Ottón lo ha mermado, pude y debe ser un partido que cuente, pero sin el lastre de Ottón, el PUSC es un gran parido y muy fuerte, pero ya Rafael Angel, no puede ni debe jefearlo, el Libertario y su línea de pensamiento no la vamos a cambiar, ellos deberandefender sus tésis en la Asamblea Legislativa, en fin ahí caben todos menos los corruptos del PLN el PASE y otras turecas. En esta gravísima crisis que vivimos, debemos deponer algo, en beneficio del bien común, ya aparecerá un líder que dirija esta coalición tan urgente y necesaria,
  • María Torres2012-05-01 No sean cínicos. Los costarricenses ya conocen el nombre de los traidores .

Su comentario

Nombre

tia7dh

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢533.48
VENTA ¢545.03
Encuesta

¿ Apoya usted la huelga a favor de los servicios esenciales como salud o seguridad ?

  • Si
  • No
Lotería
Sorteo: Setiembre

Primer premio

Segundo premio

Tercer premio