IMAGEN

Construir la Alianza desde otro lugar

Fuente: Juan Carlos Cruz-Barrientos  |  2012-05-01

Haciendo referencia a la Alianza por Costa Rica, Luis Guillermo Solís Rivera escribe en ElPaís.cr “nos equivocamos al dedicar tanto tiempo y esfuerzo a juntar a los partidos políticos de oposición como primer punto de la agenda. Ese trabajo habrá que hacerlo, es esencial y no puede obviarse, pero probablemente resultaría menos complicado si articuláramos, desde ya, las acciones convergentes con los movimientos y organizaciones sociales y obligáramos a los partidos políticos de oposición a sumarse a ellas so pena de quedar aislados y superados por la realidad”.

Luis Guillermo es claro y contundente. Con la consumación del pacto entre el PLN y el PASE termina la experiencia política de la Alianza por Costa Rica, misma que nació con el explícito propósito de hacerle contrapeso al control casi absoluto del PLN sobre el Poder Legislativo. Juzgada desde esa perspectiva, la Alianza jugó su papel pero hasta ahí, ya que desde otras perspectivas esa heterodoxa combinación de ideologías y sensibilidades políticas no tenía largo aliento. Aun así acercó a quienes objetivamente podían acercarse, construyó confianzas entre quienes fue posible y aunque las manidas encuestas de UNIMER-La Nación digan lo contrario, sentó un precedente que habrá que evaluar más adelante con mayor serenidad.

Pero ese capítulo se cerró y no cabe duda de que, luego de este experimento político, las fuerzas progresistas no pueden pretender erigir, desde la Asamblea Legislativa, una fuerza social y política capaz de enrumbar a Costa Rica hacia la inclusión, la solidaridad y la justicia social. Pretenderlo es iluso, entre otras razones porque detrás de los integrantes de la Alianza hay personas que en la mayoría de los casos no representan más que limitados intereses personales y grupales, es decir que no están sustentados por ningún músculo social.

De cara al corto y mediano plazo, cabe anticipar algunas valoraciones sobre las políticas de alianzas de las fuerzas progresistas, basadas en experiencias latinoamericanas (y en el sentido común): En primer lugar no se pueden obviar los intereses de clase o de fracciones de clase que representan los aliados, independientemente de que esas alianzas sean de carácter táctico o estratégico, teniendo claro los riesgos y las limitaciones que entraña cada aliado (anticipa sorpresas como la del PASE)

En segundo lugar no se puede construir una alianza de arriba para abajo, eso equivale a construir una casa empezando por el techo y en tercer lugar, ninguna alianza ni objetivo político puede poner en riesgo la identidad e integridad de las fuerzas con que cuentan las fuerzas progresistas. En ese sentido vale revisar críticamente la historia política de los años 40 y las implicaciones que derivaron para las fuerzas progresistas costarricenses.

Se abre ahora un nuevo capítulo, el de construir esa fuerza “desde abajo” y “desde dentro” de los procesos de lucha que están en curso, desde las comunidades, las organizaciones de base, los partidos locales, los estudiantes, los sindicatos, las empresas de la economía social, etc. Es en ese proceso de construcción de tejido organizativo de carácter político y social, en el que se educa a la ciudadanía y desarrolla la democracia y desde donde deberá surgir la verdadera Alianza por Costa Rica.

(*) Periodista

Comentarios

  • Manuel Castillo2012-05-01 Excelente lectura de la realidad Don Juan Carlos, artículos como este y el de Don Luis Guillermo realmente son muy refrescantes e inspiran a una profunda reflexión no solo acerca de las enseñanzas que dejan los acontecimientos del pasado y del presente como también acerca de las aspiraciones y acciones hacia el futuro como país. Bien sabemos lo que hay que evitar y lo que hay que lograr. Gracias a las lecciones aprendidas no cabe duda que el nuevo capitulo será trascendental y quedara grabado para la posteridad como el inicio de una nueva era. Me causa gran satisfacción ser testigo del signo de los tiempos, los cuales muestran la coincidencia de planteamientos amplios y pluralistas de largo alcance retomados en una nueva versión democrática de la nueva republica que se aproxima. El principio de apertura y convergencia a partir de la realidad social particular abre las posibilidades políticas de participación en la conformación de las bases. En el nuevo capitulo pueden participar todos sin importar ideologías ni afiliaciones, incorporando el sentido amplio pluralista y aterrizado en lo que seria una verdadera Alianza por Costa Rica.
  • Oscar Saborío Alvarado2012-05-01 La alianza no debe, ni puede hacerse de dirigentes, la alianza debe hacerse con las bases o sea con el puro pueblo. Los líderes no nocen, emergen en las grandes cisis y en esta nuestra mayor crisis politica nacinal emergera un líder, no se quién es, pero yo lo seguiré
  • José2012-05-01 Excelente, parece que algunos dentro del PAC entienden lo de acción ciudadana.
  • mario madrigal=mm2012-05-01 La alianza a ultranza parlamentaria ahora destruida servirá para que cada partido de ahí adentro saque su verdadera madera, y sólo los progresistas, antineoliberales y decentes serán apoyados por lasociedad civil más consciente. Ahora no tendré verguenza en sumarme, el PUSC y los Libertarios están fuera..
  • Javier Sánchez2012-05-02 La plataforma social a construir en este país no es tarea fácil y no debe estar sujeta a las impaciencias electoreras (aunque ese frente no se descarta). Que bien que ya comienza a escucharse comentarios en este sentido. Considero que la lucha por la seguridad social del país nos brinda la oportunidad de desarrollar varios procesos políticos de largo aliento. En Occidente (que es donde han empezado a recortar servicios primero) se esta levantando una lucha muy interesante, donde participan asociaciones de desarrollo, uniones cantonales, comités de salud, organizaciones comunales y de médicos, entre otros. La crisis de la Caja es profunda (mucho más de lo que se reconoce) su resolución no es a corto plazo, y puede cobijar intereses muy distintos (que es lo que encontramos en los movimientos sociales) , la salud nos compete a todos (aunque de distintas maneras).

Su comentario

Nombre

3kqkow

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢535.18
VENTA ¢550.88
Encuesta

¿Cree usted que el PLN dará tres comidas diarias a 339 mil personas?

Lotería
Sorteo: 9 marzo 2014

61

589

Primer premio

55

900

Segundo premio

71

846

Tercer premio