IMAGEN

Panamá: Otro tranque en las vías de comunicación

Fuente: Kevin Harrington-Shelton  |  2012-05-03

“Pasemos a analizar esa segunda batalla – la batalla por las mentes de los hombres” - John F. Kennedy (Princeton, 1954)

El tener a mano toda la información sobre un problema es indispensable a su solución. Esto aplica tanto en la economía, como a la democracia, ambos mecanismos presuntamente auto-corregibles. Pero en Panamá hay una mano-invisible --que no es la de Adam Smith— la que interrumpe su flujo normal. La Verdad es que jamás hemos tenido tantos medios de comunicación, y jamás menos patriotismo por fijar fundaciones sólidas, sobre las cuales construir un futuro mejor para nuestra juventud.

Esto se debe a la ética bajo la cual funcionan demasiados medios, tanto a nivel de sus propietarios y concesionarios, como a nivel de periodistas/comentaristas, y también a nivel de activistas quienes participan indirectamente ----- vía las llamadas redes sociales. Tales redes siempre han existido; otrora se les decía “de boca a oído”, “kerosene radio” o “bochinche”. Por igual, todas funcionan bajo la lógica de la perla: por más que el ostión agregue capas de su propia cosecha, en su fondo siempre habrá una irritación inicial, que puede ubicarse, analizarse, y darse por cierta – o no.

La difusión al por mayor de la información es el meollo de nuestro mayor problema democrático. 

El 26 de abril 2012, el Dr. Mauro Zúñiga presentó una denuncia dramática (en Costa Rica....) sobre esta faceta del problema panameño: "Los dueños de los medios impresos y los de las televisoras comerciales me permitieron llevar mis argumentos a los ojos y oídos de la población. Tales fueron la profundidad de mis denuncias que el Presidente les ordenó que no quería ver más mi nombre impreso en los periódicos, ni mi rostro en las televisoras, de lo contrario, suspendería toda publicidad oficial y obligaría a las empresas privadas a que hicieran otro tanto. En efecto, mi nombre desapreció de los medios nacionales"

En las elecciones del 2009, don Ricardo Martinelli corroboró la tesis del ministro de propaganda de Adolfo Hitler que, saturándolo con verdades a medias, se puede convencer de cualquier cosa a un electorado que quiere creer que habrá un futuro mejor. Ya presidente, ahora le destina a diario casi $150 mil (pero esta vez de fondos públicos…), para convencer a los propios periodistas, que “es de mala educación hablar con la boca llena”. No se incluyen las partidas secretas. Ni fuentes laterales: el Metrobus paga casi $1 mil mensuales a cada uno, para hacer “very-happy” a estos panameños por darle paso a sus cuñas, tan melosas, como frecuentes. El cotidiano Panamá América, que recientemente pasó a manos cuasi-oficiales, ante el subsiguiente desplome de su circulación depende hoy del pago puntual de pautas oficiales para poder pagar su planilla salarial. Hay medios (y no sólo el diario de referencia La Prensa), que confiesan mantener listas-negras de temas y de autores-prohibidos. Hasta la antiquísima Estrella de Panamá se auto-censura (aún) en ciertas áreas. Esto aplica también a los periódicos de circulación gratis. La realidad de que los medios impresos fijan la agenda para la formación de opinión vía el espectro electromagnético (o por cable) para esa mayoría tropical nuestra que es funcionalmente-analfabeta, ha llevado a la proliferación de varios nuevos tabloides --- fundados casi todos por amigos del gobierno.

Y, en su terror a las ideas independientes, ningún impreso destina el 1% de espacio a la opinión en sí.

En la radio y la televisión el panorama no es demasiado distinto. Si bien los "todólogos" que se han adueñado de los programas de panelistas sí contribuyen al entendimiento de nuestros problemas nacionales, por haberlos investigado en alguna medida, pocas veces se recibe una presentación realmente completa y objetiva. Porque las concesiones bajo las cuales se comercializan estos medios podrían ser canceladas súbitamente. Hay inclusive inversiones importantes de extranjeros, sin mayor arraigo no comercial en Panamá; y el grupo PRISA mantiene entre sus empleados (en R) a la actual ministra de Educación.

Gracias a que nuestro pueblo será inculto, pero no bruto, la estrategia gubernamental al concertar tan imponente elenco de medios no está dando resultados. La gente está clara, en cuanto a la moral de sus gobernantes. Si contando con tantos recursos financieros públicos para hacer conocer lícitamente sus propios puntos de vista, el Presidente que opina que pagar $650 millones por un Corredor Norte que no vale $300 millones, constituye “el mejor negocio que hará el Estado”, no se atreve a sustentarla abiertamente,--- por lo que todo contribuyente que sepa sumar y restar tendría sobradas razones de pensar que se está encubriendo algo apestoso. Y no es un caso aislado. Por el Corredor Sur (que tampoco tuvo un verdadero audito) se pagaron $250 millones más que su valor de reemplazo --- sin una sola palabra de justificación-- aunque sobra interés público como para publicarla, si realmente se quisiera rendir cuentas a quienes acabaremos pagando estos platos-rotos.

De que el panameño no es bruto se corroboró cuando a Martinelli le agarraron de la mano de Berlusconi, e intentó distraer de ello con “noticias” locales (operativo anti-tranques, reformas electorales absurdas, elecciones en la presidencia de la Asamblea, cambio del feriado de 1 de mayo, 7 mil bolsas de comida distribuidos en los barrios bajos, el anuncio del fin de esa telenovela ésta semana, etc., etc.), intentando neutralizar la avalancha de heces que llegan desde Italia. ¡Y ninguno lo logró! Ahora, la versión-oficial es que los niños cantores de Nápoles dicen que no era cierto que un vástago presidencial estuvo involucrado con una propina de un helicóptero, con fino interior Hermés --- sin aclarar si mentía ahora, o cuando afirmó lo contrario, o en ambas ocasiones….

Pero quizás lo más desconcertante no sea ese rompecabezas en particular.

El 24 de enero 2011 –conmemoración del santo patrono de periodistas-- nuestro Arzobispo Metropolitano sugirió consensuar sobre la libertad de expresión. Esto lo reiteró fray José Domingo 3 meses más tarde, al aceptar ser mediador en el “Diálogo Nacional para la Libertad de Expresión” convocado por el Gobierno el 14 de mayo 2011, para sacarle las castañas del fuego a Martinelli (tras amenazas sistemáticas para inspirar la autocensura en sus críticos más vocales). Consistente con la política inconsistente de su gobierno, la gacetilla oficial insinuó una motivación mucho más noble: “El Presidente de la República defendió el llamado a un diálogo nacional en torno a la libertad de expresión hecho por su excelencia reverendísima José Domingo Ulloa, al señalar que: “acogí el llamado porque me pareció una iniciativa responsable, dirigida no sólo a comprometernos a todos en la defensa y promoción de este y otros derechos, sino también a hacernos entender que esos mismos derechos conllevan deberes y responsabilidades que todos debemos asumir y cumplir, para fortalecer nuestro sistema democrático”. Pese a tamaña poesía, a un año, dicho “diálogo” no se ha reunido siquiera.

Evidentemente ¡nadie toma en serio tan grave obstáculo a una democracia sustentable!

Quienes comemos 3 veces al día estamos en la obligación de velar por quienes no comen, y la mejor forma de hacerlo es promoviendo un estado de derecho que funcione como debe --- con el mejor flujo de información posible.

(*) El autor ejerce como traductor oficial e intérprete simultáneo.
descriptoriummeum@gmail.com

Comentarios

Su comentario

Nombre

36t1qd

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢534.41
VENTA ¢545.34
Encuesta

¿Cree usted que el PLN dará tres comidas diarias a 339 mil personas?

Lotería
Sorteo: 9 marzo 2014

61

589

Primer premio

55

900

Segundo premio

71

846

Tercer premio