IMAGEN

La Costa Rica Solidaria

Fuente: Isabel Ducca D.  |  2012-05-05

La Costa Rica feliz, es decir la de doña Laura Chinchilla, los Herrero, los Garnier, los Arias Sánchez, la del español que fue presidente, la de Eduardo Lizano, Francisco de Paula, la jerarquía de la Iglesia Católica y demás jerarquías religiosas,  la del grupo Gama, etc., etc., debe destruir a la Solidaria. Sólo así puede ser feliz,  destruyendo.  El gran capital, y arrasa consigo al capitalista, solo puede existir destruyendo.  El bien común es su peor enemigo.  Y el bien común se construye pensando en nosotros, en una comunidad de seres vivos que nos identificamos como hijos de la Madre Tierra. Y somos iguales porque poseemos las mismas necesidades, lo que nos diferencia es la forma en que las satisfacemos o no.

Leonardo Boff, el pensador brasileño, niega la existencia del gen egoísta formulada por Richard Dawkins (1976).  El capitalismo depredador pretendió justificar la guerra de unos contra otros que no es más que la guerra del imperio de la codicia descontrolada, con dicha teoría.  Dice el brasileño: ”La nueva biología genética ha demostrado que ese gen egoísta es ficticio, porque los genes no existen aislados, constituyen un sistema de interdependencias formando el genoma humano, que obedece a tres principios básicos de la biología: la cooperación, la comunicación y la creatividad. Es, por lo tanto, lo opuesto al gen egoísta”.

Los grandes saltos de la humanidad han requerido de cooperación, comunicación y creatividad.  Que la creatividad se cuaje en esos períodos en una persona, no significa que no haya habido interdependencia con sus predecesores o con sus contemporáneos.   No somos islas, somos seres sociales.   Quien niegue esa cualidad humana, pues desconoce hasta lo mínimo de la especie a la que pertenece.  El lenguaje nos diferencia de las demás especies y el lenguaje es una construcción social.

El valor de la solidaridad para la evolución humana lo plantea Lucrecio de una forma poética varios siglos antes de Cristo. Para él: “Comenzaron a cultivar entonces las amistades los vecinos entre sí, aspirando a no dañar ni maltratarse; y con voces y gestos se recomendaron sus mujeres y sus hijos, expresando en un lenguaje rudimentario que era justo que todos hubiesen compasión de los débiles.  Ni podía, sin embargo, producirse toda suerte de concordia; mas la mayor y mejor parte guardaron de buena fe el pacto; que de no, ya el género humano hubiera todo perecido y no habría su progenie logrado reproducir su raza hasta ahora”.

Es, por lo tanto, la solidaridad humana un requisito indispensable para la supervivencia de la especie, de las especies y del planeta como tal.   A principios del siglo XXI, es tan vital como el oxígeno.   Es la actitud y el sentimiento que nos renueva las emociones, el alma, el espíritu, la mente, en fin, aquella parte nuestra que es intangible, pero que existe y que incide hasta en la salud física.

La Costa Rica Solidaria es una construcción social que debemos diseñar con: COOPERACIÓN, COMUNICACIÓN Y CREATIVIDAD.   Ya hemos sabido hacerlo, por lo menos, una cantidad considerable de costarricenses nos enfrentamos con esos valores a la Costa Rica feliz  para impedir que aprobaran su TLC.

Lo impusieron con sus armas, que son las armas de la destrucción.  Y esa derrota fue una daga clavada en el corazón del NO.   Lo he dicho más de una vez, no ha habido ni hubo cooperación, comunicación y creatividad durante la derrota y estamos sufriendo todos y, sobre todo los más débiles, esa ausencia de confraternidad en la derrota.

Creemos, ingenuamente, que la Costa Rica Solidaria puede resurgir de los partidos políticos,  sin descartar la importancia de éstos,  no podemos construir bases de credibilidad y solidaridad humana de instituciones que están tan permeadas por los modelos de verticalismo y liderazgos unilaterales.

La renovación de la Costa Rica Solidaria solo puede darse a partir de la creatividad. Lo han dicho otros antes. Necesitamos formas nuevas de organización.   Requerimos de la ayuda de “agricultores” que con sabiduría nos guíen en tres tareas fundamentales: escoger la tierra, limpiar el terreno y depositar las semillas.  

Pero, por más bien que hagamos ese proceso, si no atendemos el pensamiento de Gandhi, de Martin Luther King, o de Paulo Freire  y no limpiemos nuestro propio terreno interno de las malas hierbas, seguiremos construyendo modelos de opresión, porque todos llevamos un opresor o una opresora en gérmenes o ya desarrollado. Recordar el pensamiento de Freire no nos vendría nada mal.  Veamos: 

“El gran problema radica en cómo podrán los oprimidos, como seres duales, inauténticos que “alojan” al opresor en sí, participar en la elaboración de la pedagogía para su liberación.  Sólo en la medida en que descubran que “alojan” al opresor podrán contribuir a la construcción de su pedagogía liberadora.  Mientras vivan la dualidad en la cual ser es parecer y parecer es parecerse con el opresor, es imposible hacerlo.  La pedagogía del oprimido, que no puede ser elaborada por los opresores, es un instrumento para este descubrimiento crítico: el de los oprimidos por sí mismos y el de los opresores por los oprimidos, como manifestación de la deshumanización”.

¿Con cuánto del modelo de la opresión he contribuido diariamente a perpetuar la Costa Rica feliz?  

¿Cuánta cooperación, comunicación y creatitividad he puesto diariamente para construir una Costa Rica Solidaria?

Estoy segura de que hay vientos creadores soplando para que las semillas de la solidaridad, no de caridad, lleguen a terrenos propicios y emprendamos esa tarea constante e interminable de cooperar, comunicarnos y crear y crearnos entre todos y todas.

(*) Académica Universisad Nacional

Comentarios

Su comentario

Nombre

jtybec

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢533.94
VENTA ¢545.49
Encuesta

¿ Apoya usted la huelga a favor de los servicios esenciales como salud o seguridad ?

  • Si
  • No
Lotería
Sorteo: Setiembre

Primer premio

Segundo premio

Tercer premio