IMAGEN

¿Y no haremos nada?

Fuente: Alfonso J. Palacios Echeverría  |  2012-06-11

Nos encontramos -todos los ciudadanos de Costa Rica- dentro de una coyuntura histórica como jamás se había presentado, cuyos síntomas son evidentes y absolutamente comprobables, aunque al parecer todos los actos de corrupción denunciados públicamente no son más que una pequeña muestra de que existe mucho, muchísimo más, que no conocemos.

La descomposición palmaria que se observa en los tres Poderes y el TSE (cómplice éste último de las matráfulas de los Arias Sánchez), incluyendo a la Contraloría General de la República y el Ministerio Público, cooptados por el Partido Liberación Nacional, en cualquier país civilizado del planeta habría provocado la caída del gobierno en pleno, y remociones significativas en el Poder Judicial, así como el cierre de la Asamblea Legislativa.

Ya se habla en algunos círculos de que la señora Presidente de la República y sus vicepresidentes (el sionista y el del Opus Dei) deberían renunciar, pero un acto así desembocaría en lo inconcebible: habría que dejarle la presidencia a quien preside el Congreso. ¿Se imaginan semejante barbaridad? Un miembro del PASE, vendido a los intereses del PLN, sobre quien pesó una condena por estafa y su consecuente encarcelamiento, sería el nuevo Presidente, según la Constitución Política. Y si no se diera semejante barbaridad, el presidente de la Corte Suprema de Justicia debería asumir el cargo, el cual es también una ficha de los Arias Sánchez, que se ha rebajado al nivel de pleitos internos en la corte por un viaje a China, y que no goza de la confianza de la ciudadanía pensante.

Es decir, ¡estamos jodidos! Por todas partes el panorama está cada vez más obscuro. Y la ciudadanía no responde. ¿Y se pregunta Usted por qué? Porque de una forma o de otra todos somos de alguna manera partícipes de la perversidad de la corrupción que existe en el país.

Por ejemplo, los funcionarios públicos, sobre todos los de los regímenes de las organizaciones autónomas, jamás estarían al lado de quienes levantaran la bandera de la insurrección ciudadana, porque correrían el riesgo de perder posteriormente todas las canonjías y beneficios que tienen, al igual que los del Poder Judicial,  injustas, odiosas y definitivamente creadoras de una “clase laboral” privilegiada, como son dichos empleados y funcionarios.

La Iglesia Católica, cuya jerarquía no es más que un nido de rapaces de voracidad inconcebible y corrupción comprobada, tampoco utilizaría el púlpito para condenar la situación, porque podrían perder en una revuelta y posterior saneamiento de la corrupción, los innumerables privilegios de que gozan.

Los sindicatos, manchados por la actuación de algunos de ellos, como los de la zona atlántica, y un enquistamiento ideológico y político de sus representantes,  menos aún se lanzarían a las calles. Solamente les interesa su autoprotección, no los ciudadanos. Y los de las actividades docentes solamente luchan para proteger sus beneficios sectoriales.

Los estudiantes, como en el caso de Chile, que han llegado a poner en entredicho el gobierno derechista neoliberal de ése país, no tienen en Costa Rica ningún papel. La juventud costarricense está solamente interesada en el fútbol, la moda y la farándula, y no tiene conciencia cívica porque el sistema educativo del que han sido víctimas, ha sido diseñado y mantenido durante decenios para generar borregos, fáciles de manipular a través de la más vulgar de las demagogias.

Los síntomas escandalosos de las últimas semanas, en donde se incluye la “piñata” de la trocha fronteriza (quizá el más cuantioso despilfarro de recursos en la historia del país); la entrega de la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa por Liberación Nacional a un pastor protestante fundamentalista y homofóbico para que hiciera lo que le diera la gana, en contra de la Constitución Política y los Convenios Internacionales firmados por el país; la renuncia de funcionarios de confianza del actual gobierno, unos por asco, otros para sacarlos de la atención pública, que está dejando al actual equipo con segundones desteñidos, está dando una señal clara a los ciudadanos: de que en este país la impunidad es la tónica común; las advertencias de la posible politización del Organismo de Investigación Judicial, de la misma forma que se hizo con la Fiscalía General de la República; y así una larguísima lista, demuestran que la descomposición es generalizada.

¿Y no haremos nada?... Pues, no. Porque aunque existen ciudadanos probos, competentes, honestos y no manchados por la pestilencia de la descomposición de la política criolla, éstos jamás se sumarían al esfuerzo de limpiar el país. El riesgo es muy grande, las posibilidad de mancharse con la podredumbre imperante es muy alta, y no existe ni un liderazgo ni un movimiento capaz de aglutinar el descontento popular.

Otros ejemplos que nos muestran hasta qué punto están siendo manipuladas las cosas en este país tienen que ver con las precandidaturas de los partidos políticos. En Liberación Nacional toda la maquinaria se mueve para apoyar el Rodrigo Arias Sánchez, pues la mejor garantía de que la corrupción seguiría como está, o peor, y todos ellos saldrían beneficiados. En Acción Ciudadana, habiendo hecho a un lado a su líder indiscutible, Ottón Solís, nadie deslumbra por su capacidad, popularidad y arrastre. Una muestra más de la “forma de ser del costarricense”: envidioso hasta la médula y ariscos ante cualquier muestra de disciplina. Entre los Libertarios, vuelve por cuarta vez el “manchao”: Otto Guevara, sobre quien pesan cuestionamientos gravísimos, en el manejo de las finanzas de su partido. Los Socialcristianos, no cuentan para nada, están más muertos que un zombi, por causa de las condenas judiciales de sus últimos presidentes, por actos de corrupción. Y la izquierda está fragmentada en partidillos sin mayor repre
sentatividad, la cual lograrían aumentar si dejaran sus rencillas internas y se unieran en una sola fuerza de importancia. O sea: nada de nada.

Lo que nos espera para las próximas elecciones será más de lo mismo. ¿Y no hacemos nada?.... Pues, no.

En repetidas ocasiones comentarios de lectores acusan a los que redactan artículos de opinión que hablan mucho y no actúan, que señalan nuestras lacras, pero no dan la receta de la medicina que las curaría, porque además no existe semejante simplicidad.  Y en cierta forma tienen razón, pero solamente en cierta forma, y muy poca. ¿Por qué? Porque el papel de estos artículos es “ayudar a formar opinión” a través de la discusión de temas álgidos, no el convertirse en líderes de masas. Y el argumento de que hay que trabajar con las bases, con las comunidades municipales, es dejar las cosas para las “calendas griegas”. Para que un movimiento de esta índole tenga algún efecto, deben pasar años y años de adoctrinamiento, de experiencia positivas, incluso de educación ciudadana, y mientras tanto el país de derrumba sobre sus propias ruinas.

¿Debemos, en consecuencia, callar para siempre y dejar que todo continúe como está? Voy a copiar aquí algo de lo que expresé hace ya tiempo en otro artículo:

Existen varias formas de tergiversar la verdad: mentir, ocultarla, exponerla solamente a medias, o guardar un silencio cómplice frente a una realidad evidente, con la intención de que el asunto se diluya en el tiempo y las personas se olviden de él. Pero lo más grave es cuando la sociedad guarda silencio ante destrucciones sociales evidentes, y lo vamos a tratar de exponer un poco a través del proceso de destrucción de la democracia en nuestro país.

Costa Rica está dejando de ser una democracia. El sistema de gobierno que la sociedad costarricense disfrutó con ilusión y orgullo, apenas existe ya. La democracia ha sido transformada en una oligocracia de partidos y de políticos ante el silencio cómplice y cobarde de la sociedad, que ha sido incapaz de defenderla. Todos guardan silencio; todos somos culpables, pero unos son más culpables que otros y es bueno que se sepa a la hora de exigir cuentas y de hacer balance.

¿Quién está denunciando la transformación de la democracia en una oligarquía, en la que ya no es el pueblo quien manda, sino las elites de los grandes partidos políticos dominantes? ¿Quién ha denunciado, por ejemplo, las violaciones de la igualdad y la solidaridad garantizadas por la Constitución? ¿Alguien ha denunciado que los poderes básicos del Estado ya no son independientes ni autónomos, o que la sociedad civil agoniza en estado de coma, o que las listas cerradas y bloqueadas han arrebatado al ciudadano su derecho a elegir libremente a sus representantes, sagrado en democracia y garantizado por la Constitución? ¿Alguien se ha rebelado cuando desde la Fiscalía del Estado tácitamente se ha defendido la terrible tesis de que las leyes deben aplicarse de acuerdo con ciertos intereses que, por desgracia, suelen ser políticos?

Ante los ojos de todos, el sistema ha sido cuidadosamente profanado y degradado. Los ciudadanos han sido apartados de los procesos de decisión. Los partidos políticos lo controlan todo y sus elites han sustituido al ciudadano como soberanos del sistema, desvirtuando la democracia y convirtiéndola en una vulgar oligocracia de partidos. Sólo algunos luchadores solitarios, con medios ridículos, están denunciando la fechoría, pero sus gritos apenas tienen decibelios y no pueden ser oídos en una sociedad alienada, confundida y narcotizada desde el poder, que, además, es culpable de cobardía.

Todos guardamos un silencio cómplice y cobarde y todos somos culpables, pero no todos en la misma medida ni con la misma intensidad.  La mayor cuota de culpabilidad y el vergonzoso puesto de cabeza en el "ranking" de la demolición democrática corresponde a los políticos, tanto a los que gobiernan como a los que son oposición porque, además de testigos mudos y ciegos, ellos han sido y son agentes y actores de la fechoría. Los grandes poderes y recursos del Estado están en sus manos y no sólo no han hecho nada por evitar la degradación del noble sistema democrático, sino que la han impulsado con sus propios actos, desde el poder político.

En la sociedad civil existen instituciones que, por su importancia y responsabilidad, deberían haber sido faros defensores de la democracia y de la verdad, pero que, vergonzosamente, han guardado silencio, quizás porque, atiborradas de subvenciones públicas, sus dirigentes viven una época dorada. Nos referimos, por ejemplo, a los sindicatos y a no pocas fundaciones, asociaciones y ONGs, que se han dejado comprar por el poder político a cambio de subvenciones sustanciosas.

Ante semejante situación no tenemos derecho alguno de quejarnos, porque todos hemos sido cómplices de alguna manera de la lenta pero inexorable destrucción del sistema. Hemos sido hipócritas en grado sumo, tránsfugas morales. Lo único que queda es la reacción violenta, la vuelta hacia atrás, el descabezar la hidra venenosa de la oligocracia política.

Ante la confusión conceptual actual, en un país  que sufre las consecuencias de que se hayan sustituido los valores universales por las leyes de mercado y en el que las asimetrías de todo orden no cesan de incrementarse, es apremiante que, pacíficamente, se produzca un gran clamor popular que, por su extensión y firmeza, logre corregir las tendencias presentes que representan unos horizontes tan sombríos para las generaciones futuras, nuestro compromiso supremo.

Comentarios

  • Atilano Nasas2012-06-11 Todo está dicho en este artículo. ¡Es asombroso! Cubre todos los elementos del diagnóstico de la sociedad nacional y nos advierte sobre el hecho de que, el rumor de la renuncia de Laura Chinchilla y sus vices, sería una jugada más del PLN, con un autogol, para poner un pelele en la presidencia. ¡Mucho cuidado, señores!
  • Marco Soto2012-06-11 Y??????????????????? "...Y el argumento de que hay que trabajar con las bases, con las comunidades municipales, es dejar las cosas para las “calendas griegas”. Para que un movimiento de esta índole tenga algún efecto, deben pasar años y años de adoctrinamiento, de experiencia positivas, incluso de educación ciudadana, y mientras tanto el país de derrumba sobre sus propias ruinas." Años de trabajo, años de educación, años de articulación, y ?????????????? entonces, que queda? esperar a que las condiciones sociales "exploten espontaneamente? y llegado el momento, a la carrera estructurar a lo que salga? Nos encontramos -todos los ciudadanos de Costa Rica- dentro de una coyuntura histórica como jamás se había presentado, EXACTAMENTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! DIÓ EN EL PUNTO!!!!!!!!!!!!! ¿Y no haremos nada?... Pues, no. Porque aunque existen ciudadanos probos, competentes, honestos y no manchados por la pestilencia de la descomposición de la política criolla, éstos jamás se sumarían al esfuerzo de limpiar el país. El riesgo es muy grande, las posibilidad de mancharse con la podredumbre imperante es muy alta, y no existe ni un liderazgo ni un movimiento capaz de aglutinar el descontento popular. PERO... O SEA, NO HAREMOS NADA!!!!!!!!!!!!! EL RIESGO ES MUY GRANDE, NUESTRA PROPIA COMODIDAD. SERA QUE SUS PRINCIPIOS Y ETICA ESTA EN UN HILITO QUE PODRIAN "MANCHARSE"? Evidentemente, los grupos "contestatarios" han pecado a través de los años en no leer la realidad, cada uno desde su olimpo intelectual, gremial, etc., trabajan desarticuladamente, lo que viene a dar como consecuencia una completa atomización de la "oposición" al proyecto de los grupos poderosos, es decir, han sido comododamente coaptados, igualmente lo vemos en los intelectuales críticos, que temen perder su virginidad y honra en procesos, que evidentemente serían tortuosos, duros, porque la vida no es simple. Añoranzas nos quedan de aquellos intelectuales que conformaron históricos y nunca olvidados grupos como Germinal, sin temores, pero eso si, CON ENORMES Y ARRAIGADOS PRINCIPIOS, PRODUCTORES DE IDEAS, PROPUESTAS Y DISPUESTOS A EMBARRIALARSE LAS BOTAS, claro, ahora no usan botas, ahora sale mas caro, son zapatitos italianos. Por tanto, de todos no podemos ni siquiera esperar, propuestas CONCRETAS a problemas CONCRETOS, mínimo podriamos esperar, la conformación de un selecto grupo de intelectuales, probos, competentes, honestos que elaboren una CONTRAPROPUESTA a la ciudadanía, pero no, NO HAY NADA QUE HACER, bueno, al menos desde la optica del articulista, PORQUE TANTO EL como TODOS somos cómplices de la innacción. TODO SEA DICHO. En síntesis, de mi esperen que continue explicándoles lo que pasa, AUNQUE LA REALIDAD SEA COMPLETAMENTE EVIDENTE, después de eso nada más. Es eso lo que la ciudadanía, los de abajo, los que de verdad padecen necesidades, los que sobreviven el día al día, pueden esperar de nuestro selecto grupo de intelectuales, esos cuyo único preocupación es cual vino comprar para la cena? No se les edata pidiendo que se tiren a las calles, que se enfrenten a la policia, no, solamente un COMPROMISO real con la situación, elaboración de propuestas CONCRETAS para poblemas CONCRETOS para una población CONCRETA. Pero no.
  • Marco Soto2012-06-11 Y en respuesta al titulo del artículo, pues NO, al parecer no haremos nada, porque no hay nada que hacer, entonces continuemos escribiendo y berreando. Bueno, a todos los grupos que, a todo lo largo y ancho del país, estan trabajando, separadamente, pero trabajando, discutiendo, hablando, proponiendo ya dejenlo, no hay nada que hacer.
  • Marco Soto2012-06-11 Actualmente esta en la asamblea legislativa un proyecto de ley contra el maltrato animal, salió dicho proyecto de los grupos políticos? NO, salió dicho proyecto de nuestro sector intelectual? rotundamente no? salió del trabajo cotidiano, de todas esas personas que se esfuerzan día a día en el rescate, en la concientización, en el trabajo duro por la protección de los animales. Esas personas que no lo piensan dos veces para ir a enfrentar a una maltratador, para ir a meterse a una zona de inundaciones para ayudar a los animales, a esas personas con principios que día a día ven el sufrimiento que causa la especie humana a otra especies, DE AHI SALIO LA PROPUESTA que actualmente esta en la asamblea, esas mismas que realizan marchas y mitines para enfrentarse a una pamplonada. Del trabajo diario salen las propuestas.
  • Ricardo Vilaforte Pons2012-06-11 ¿Qué problema tiene Usted, señor Soto, contra los intelectuales? Se ve a leguas que no entendió nada de la posición del articulista... en ningún momento propone no hacer nada, más bien lo condena, y PROPONE un movimiento ciudadano pacífico de contstación cívica, sin violencia, pero rápido... que no estén dadas las condiciones por otros motivos no es culpa del articulista, sino de ésa característica tan tica de ser siempre "un plato de babas" para todo. UBÍQUESE SEÑOR SOTO.
  • Atilano Nasas2012-06-11 El señor Soto tergiversa los comentarios del articulista, en una forma perversa de hacerle decir lo que no dijo... Muy a la tica, hipócrita y mendaz!
  • Marco Soto2012-06-11 Muy a la tica!!!!!??????, ubicatex señor ricardo y atilano, propuesta del articulista "es apremiante que, pacíficamente, se produzca un gran clamor popular que, por su extensión y firmeza, logre corregir las tendencias presentes.... y??????????????????????? y... como se construye eso???????????
  • Marco Soto2012-06-11 Yo problemas no tengo, los tiene el país, por la carencia total de trabajo, de compromiso de muchos sectores llamados críticos, que terminan como bien lo señala en un completo plato de babas, cuidandose en su propio micromundo.
  • Hermenegildo Castro Chinchilla2012-06-11 El pobre señor Soto se congratula con cosas pequeñas, con curitas sobre la herida, cuando lo que este país necesita es cirugía mayor. Una propuestita de protección a los animales no se compara con la fecundación in vitro y las sociedades de convivencia de parejas del mismo sexo, por ejemplo. Pero este es un país de paradojas. Mientras que a una población de menos de 10.000 personas (chinos) se les hace una barrio y se altera la circulación del Paseo de los Estudiantes, históricamente más valioso, a la población homosexual, estimada en más de 200.000 personas, se les persigue, se le niegan sus derechos. Tengo la impresión de que el señor Soto es un vocero del Partido Liberación Nacional, especialista en colocar testaferros que ataquen en su nombre, sin aparecer, a las personas pensantes de este país, para continuar tendiendo cortinas de humo sobre la corrupción que ellos mismos han intaurado en todos los niveles de la sociedad.
  • Daniel Segura Fuente2012-06-11 La opción única es Otton Solis como candidato de una convergencia nacional La opción única es Otton Solis como candidato de una convergencia nacional
  • Juan Matías Piedra2012-06-11 Estamos haciendo todo mal en este país. Estamos dejando que todo se haga mal en este país. Por acción o por omisión hemos prostituido el pacto social que hizo de Costa Rica lo que fue durante la segunda mitad del siglo XX. De eso queda algo, pero lo hemos erosionado y hemos erosionado las condiciones para perpetuarlo, profundizarlo y consolidarlo. Utilizando un lenguaje tan accesible como para que entienda el ciudadano común -perdón por el bofetón, pero los desatarantadores parecieran la receta más ampliamente necesitada en este momento-, nos vacilaron, nos utilizaron, nos dieron la vuelta. Después de la posguerra, las alianzas interclasistas que han hecho posible las cosas que nos distiguieron en la región, se quebraron y desde los 80 todo ha sido un sálvese quien pueda donde todo mundo ha perdido la cara y el honor. Los poderes económicos, corporativos y financieros, no solo locales sino globales, han buscado desde entonces sus propios beneficios y tan solo en lo inmediato, haciéndolos pasar por necesidades sociales. Para ello han utilizado de la forma más vil lo que ha quedado de las alianzas interclasistas, de hecho las han prostituido, a estas y a la clase política. Al pan, pan y al vino, vino. Y con ellos en una posición de poder mayor a la que habían tenido antes, es como si se estuviera hundiendo el barco desde fines de los 70: adiós al largo plazo, adiós a la estabilidad, adiós a la inversión social, adiós a la solidaridad y a la decencia, adiós a preocuparse por el prójimo, como si no estuviéramos todos en el mismo barco. La ilusión del desarrollismo, del capitalismo con perspectiva social, de la progresiva democratización de nuestras economías y nuestras sociedades, ha demostrado no ser más que eso. La burguesía ilustrada que guió este prodigió ¿falleció? ¿se le cayó la máscara? ¿se le levantó la enagua?, todo ello. Y a partir de ese momento todo es cortoplacismo, ganancias rápidas, individualismo, la moral es la del mercado, la propiedad privada vale más que la vida humana, todo lo que hace el Estado se tacha y después se roba, todo ello un discurso vacío y sin sustento, propulsado por los "ganadores" de este "fin del mundo". Como si los papeles tuvieran valor. Como si la plata alimentara. Como masturbándose en una pesadilla fetichista. Asqueroso. Obsceno. Reto a la audiencia de este articulista a que dé los rasgos generales de una alternativa interclasista a todo este desaguisado. Yo no creo que haya perspectiva para algo así. La solución debe de ser clasista. Aclaro que tampoco veo perspectivas para algo así, principalmente porque el 99% no sabe que lo es, no sabe quién es, ni cuales son sus intereses. Hay demasiado mojigato en este país, demasiado temor a miedos que no existen, demasiada impotencia y demasiada frigidez, demasiada poca visión, demasiado poca inteligencia, demasiada ausencia de liderazgo, demasiada indecisión. Y en ello tenemos responsabilidad todos y una tarea si es que queremos seguir teniendo esperanza, si queremos seguir construyendo un futuro con optimismo. ¡Por amor propio y a los demás! ¡Reconstruyamos la izquierda! ¡Reconstituyamos un movimiento de los y las personas trabajadoras! ¡Recuperemos el presente y tomemos en nuestras manos nuestro destino, nuestro futuro! ¡Pongamos fin a tanta estupidez! ¡A tanta miseria! ¡A tanta pequeñez! Que cielo e infierno los hacemos nosotros aquí en la tierra y la salud, la seguridad, la paz o la felicidad no se compran con dinero, pero invirtiéndolo bien, podemos cuidar unos de otros y vivir todos en armonía.
  • CB2012-06-11 Cajita blanca para Daniel.
  • Marianela Gutiérrez2012-06-11 Por favor! No le hagan el menos caso a este señor Soto, que siempre se expresa en contra del articulista, sea el tema que sea. La mejor respuesta es el silencio y el desprecio a personas comoésas.
  • Marco Soto2012-06-12 O nela, algún comentario????
  • toño2012-06-12 nótese arriba porqué no se hace ni se hará nada. Julio César dijo: divide y vencerás.
  • Marco Soto2012-06-13 No toño, aquí no es divide, aquí es berrea sin proponer, ese es el asunto. Como bien lo ves algunos se despotrican defendiendo artículo y articulistas, y proponen NO, ellos alaban a los intelectuales del olimpo.
  • Marco Soto2012-06-13 Toño... Divide y vencerás? pero... no estamos divididos, cada quien trabajando desde su propio emporio? Actualmente sinatrap entra en paro, un paro a todas luces NECESARIO, OBLIGATORIO, porque no podemos continuar permitiendo la entrega de nuestra infraestructura, nuestros sectores economicos claves, nuestros recursos al capital transnacional, pero... articuló con diferentes gremios, frentes de lucha, etc., con el fin de convertir dicha acción en una acción ampliada que OBLIGUE a los grupos de poder a variar el rumbo por el cual nos llevan, al parecer No!!!!!, igualmente, SOLOS iran a la mesa de negociaciones, igualmente SOLOS se quedarán en un tema, puertos, sin ir más allá de lo que realmente requerimos. Pero vea no más, señalo quejas, señalo actitudes, señalo carencias, no hacia el articulista en especifico, y eso lo he venido señalando desde hace mucho tiempo, en general a TODOS los que de una u otra manera señalan, "descubren", ponen en "evidencia" lo que ya de por si es evidente, sin llegar a aterrizar, sin llegar a proponer soluciones concretas, sin esforzarse en articular, al menos desde el olimpo, ACCIONES. Este errado en mis apreciaciones o no, que logramos? improperios, insultos y una defensa accerrima del articulista, como si las cuestiones fueran dirigidas hacia él, y no hacia una actitud general, en todos los medios académicos, intelectuales, gremiales, etc., proponen algo los comentaristas, NADA!!!!! solo el berreo bilioso, En estos lares una característica general de los comentarios, a partir de los diferentes artículos, son cosas como "las hujep gargolas", "los malditos de los arias", etc., etc., que es claro, es claro, pero y... que conseguimos, una especie de catarsis, nada más, es como ir al estadio a gritarle al arbitro, les encanta berrear, les encanta insultar, pero sin proponer. Mis criticas, desde hace muchiiiiiiiisimo tiempo, van encaminadas a intentar motivar a los intelectuales de este país, a los pensadores, a los analistas, a conformar un frente común que salga a la luz pública a presentar propuestas alternativas, en fin a proponer, porque como siempre lo he manifestado, "descubrir" la realidad tiene un fin, y no es el masturbatorio, conocer, descubrir para TRANSFORMAR el estado actual de cosas, pero si solo nos quedamos en el "conocer" entonces? sin ninguna construcción. Bien lo dicen los corruptos, se oponen, se oponen, los noistas es No pero sin propuestas alternativas

Su comentario

Nombre

2rwe52

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢532.41
VENTA ¢543.39
Encuesta

¿Cree usted que el PLN dará tres comidas diarias a 339 mil personas?

Lotería
Sorteo: 9 marzo 2014

61

589

Primer premio

55

900

Segundo premio

71

846

Tercer premio