IMAGEN

Francia se aferra a sus cuatro conflictivos "mosqueteros"

Fuente: dpa  |  2012-06-21
Francia se aferra a sus cuatro conflictivos "mosqueteros"

Aficionados franceses animan a su selección horas antes del comienzo del partido de la primera fase de la Eurocopa 2012, grupo D, Suecia vs Francia, en Kiev, Ucrania, el martes, 19 de junio de 2012. EFE/Georgi Licovski

REPORTAJE Por Daniel García Marco (dpa) 

Donetsk (Ucrania), 21 jun (dpa) - El talento de Karim Benzema, Hatem Ben Arfa, Jeremy Menez y Samir Nasri sólo es comparable a sus complicadas personalidades, algo que explica que los "mosqueteros" que lideraron a Francia al título europeo sub 17 en 2004 hayan tardado ocho años en reencontrarse en la selección francesa.

La Eurocopa de Polonia y Ucrania es el primer gran torneo en el que coinciden los cuatro, base del equipo "bleu" de la generación de 1987 que ganó el título continental juvenil ante la España de Gerard Piqué y Cesc Fábregas, con los que se enfrentarán de nuevo el sábado en Donetsk en los cuartos de final.

El seleccionador, Laurent Blanc, confió la regeneración "bleu" a ellos tras el fiasco del Mundial de 2010.

Con 25 años, la Eurocopa es la gran oportunidad de que sus movidas carreras exploten finalmente y se confirmen como estrellas y como la base "bleu" para el Mundial de Brasil 2014 y para la Eurocopa en casa en 2016.

"Pienso que tuvieron algunos problemas por su rápido ascenso", recordó en una reciente entrevista con "France Football" Philippe Bergeroo, el hombre que los dirigió al título ante España en 2004.

Con 17 años, Benzema, que ahora es el más destacado, era el menos prometedor. Ni siquiera jugó la final del recordado Europeo. Ya entonces se le consideraba un talento indolente e introvertido, algo que se le achacó hasta hace poco. Fue el último en debutar en la Liga francesa.

"Ben Arfa era el más fuerte", rememoró Bergeroo. Y también el más pretencioso y engreído.

Benzema empezó a despuntar marcando goles en Lyon, donde los titulares los acaparaban, sin embargo, los cambios de humor de Ben Arfa, con el que el actual delantero del Real Madrid nunca tuvo buena relación.

En 2007, Benzema y Nasri destacaron en un triunfo de la selección francesa por 1-0 ante Austria y Ben Arfa debutó con gol ante Islas Feroe.

Dada su fama, hacía falta poco para que su valor se multiplicara: Ben Arfa fue fichado por el Marsella, y el Arsenal compró a Nasri, al que se considera como el más inteligente, orgulloso y con mayor confianza en sí mismo de los cuatro.

Nasri acudió junto a Benzema a la Eurocopa de 2008, en la hubo un conflicto generacional. Los veteranos William Gallas y Thierry Henry bajaron el pulgar al aislado Benzema y al atrevido Nasri, que osó sentarse en el asiento del autobús reservado al rey Henry.

Menez pasó del Mónaco a la Roma en 2009 por un traspaso millonario que no resistió comparación con los 35 millones de euros (44,3 millones de dólares al cambio actual) que pagó el Real Madrid por Benzema.

Para evitar tensiones con la vieja guardia, ninguno de los cuatro estuvo en el conflictivo Mundial de Sudáfrica 2010.

"Al parecer yo no era el problema", saldó cuentas Nasri. Ninguno se manchó con el motín de Sudáfrica, por lo que fueron vistos como los salvadores de Francia junto a Laurent Blanc, que los juntó ya en su primer partido en el banquillo en agosto de 2010.

"Tenemos el deseo de mantener la pelota y sobre todo de usarla bien. En ataque tenemos jugadores técnicamente muy cualificados que pueden tener profundidad y que son regateadores", justificó Blanc su fe en los cuatro "mosqueteros".

Blanc tiene preferencia por el "indiscutible" Benzema, lo que genera celos indisimulados en Nasri. Menez, ahora renacido en el Paris St. Germain, es el más silencioso y tímido, y Ben Arfa ha recuperado su mejor nivel en el Newcastle.

En los tres partidos disputados en la Eurocopa no han coincidido y es complicado que lo hagan ante España. Menez pelea por el mismo puesto con Ben Arfa, que tras la derrota contra Suecia volvió a mostrar su complicada personalidad con una tensa discusión con Blanc.

A Franck Ribery, eslabón entre la vieja guardia que salió tras Sudáfrica, y la generación del '87, no le gusta tanto protagonismo juvenil. "Hablamos mucho de esta generación, pero Francia es un conjunto. No vamos a jugar sólo con cuatro en la cancha".

Comentarios

Su comentario

Nombre

wfbn1u

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢540.65
VENTA ¢555.64
Encuesta

¿Cree usted que el PLN dará tres comidas diarias a 339 mil personas?

Lotería
Sorteo: 9 marzo 2014

61

589

Primer premio

55

900

Segundo premio

71

846

Tercer premio