IMAGEN

Dura derrota para Rousseff en votación de nuevo Código Forestal

Fuente: dpa  |  2012-04-25
Dura derrota para Rousseff en votación de nuevo Código Forestal

Ecologistas protestan hoy, miércoles 25 de abril de 2012, durante la sesión de la Cámara de Diputados en Brasilia (Brasil), donde se vota la polémica ley de bosques que ha recibido duras críticas de los ecologistas, que lo consideran "catastrófico" para la Amazonía porque concede permiso a un aumento de la devastación de las selvas. EFE/FERNANDO BIZERRA JR

Brasilia, 25 abr (dpa) - El "lobby" de los productores rurales en la Cámara Baja de Brasil impuso hoy una dura derrota a la administración de Dilma Rousseff al aprobar un Código Forestal que, a juicio del gobierno y de ambientalistas, concede amnistía a los responsables de tala ilegal y abre camino a más deforestaciones.

Con el apoyo de gran parte de los diputados aliados del gobierno, la Casa legislativa aprobó, por 274 votos favorables, 184 contrarios y dos abstenciones, un polémico proyecto que cambia varios puntos del texto que había sido aprobado en diciembre por el Senado y que era apoyado por el gobierno.

El texto final del nuevo código todavía no es conocido, ya que depende de votaciones sobre 15 propuestas de reforma del texto que se prolongarán durante la noche de este miércoles.

No obstante, las modificaciones ya aprobadas son suficientes para asegurar la victoria de un texto polémico, a raíz de los cambios introducidos por el autor del proyecto, el diputado oficialista Paulo Piau.

Entre otras cosas, Piau excluyó del texto la disposición que suspende la concesión de créditos oficiales para productores que no asuman el compromiso de recuperar parte de las áreas deforestadas ilegalmente.

Además, el diputado del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) -el principal socio de la coalición oficialista encabezada por el Partido de los Trabajadores (PT)- eliminó del texto la exigencia de recuperación de áreas taladas ilegalmente hasta 2008, lo que supone una amplia "amnistía" a los terratenientes responsables de deforestaciones irregulares.

Piau defendió su propuesta alegando que se limitó a proteger "áreas productivas consolidadas", y sostuvo que el gobierno no puede acusar "de ser criminales" a productores rurales que desde hace décadas ocupan con sus cultivos regiones que hoy están consideradas como reservas de preservación ambiental.

Para los ambientalistas en la práctica el Código Forestal aprobado hoy por la Cámara Baja anula los efectos del proyecto que salió del Senado y que, según el gobierno, le permitiría a Brasil recuperar unos 30 millones de hectáreas de bosques destruidos en los últimos años.

Según el coordinador de la campaña por Deforestación Cero de la organización ambientalista Greenpeace en Brasil, Mario Astrini, el proyecto aprobado sólo atiende a los intereses de los productores rurales, cuyos intereses son defendidos en el Congreso por la numerosa "bancada ruralista", integrada por legisladores de casi todos los partidos.

"Todo el texto podría ser resumido en unos pocos artículos, que establecen que no es necesario que se recupere nada y que las áreas que todavía existen pueden ser destruidas", afirmó Astrini.

Según el diputado Alfredo Sirkis, del Partido Verde (PV), el texto elaborado por Piau -integrante del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el principal socio de la coalición gubernamental- aprobado por los diputados representa "un retroceso espantoso en la política ambiental brasileña".

Sirkis sostuvo que el nuevo código sólo atiende a los intereses "de los especuladores de tierras, que ganarán una fortuna cuando ya no haya necesidad de recuperar áreas de preservación permanente, lo que valorizará sus terrenos".

Desde el punto de vista político, la aprobación del proyecto representa un duro traspié para la presidenta Dilma Rousseff, quien en menos de dos meses recibirá en Río de Janeiro a alrededor de un centenar de jefes de Estado y de gobierno que intervendrán en la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (Río+20).

Para entrar en vigencia, el nuevo Código Forestal depende de que sea promulgado por Rousseff, quien tiene el poder de vetarlo, tal y como demandan varias organizaciones ambientalistas.

El líder del gobierno en la Cámara Baja, Arlindo Chinaglia, había anticipado este martes que, en caso de que fuese aprobado el proyecto de Piau, la mandataria recurriría a su poder de veto. Lo mismo dijo el ministro de Desarrollo Agrario, Pepe Vargas.

Sin embargo, el veto presidencial, además de suponer un desgaste en las relaciones con los partidos aliados, representa un riesgo, ya que puede ser anulado a la postre por los diputados.

Comentarios

  • presbere2012-05-06 que mal si no se veta

Su comentario

Nombre

3vc5cc

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢534.02
VENTA ¢545.52
Encuesta

¿ Apoya usted la huelga a favor de los servicios esenciales como salud o seguridad ?

  • Si
  • No
Lotería
Sorteo: Setiembre

Primer premio

Segundo premio

Tercer premio