IMAGEN

De Madrid a Plutón: MDSCC, el único centro de la NASA en Europa

Fuente: dpa  |  2012-04-25
De Madrid a Plutón: MDSCC, el único centro de la NASA en Europa

Una de las antenas del MDSCC, situado en la localidad madrileña de Robledo de Chavela, a unos 80 kilómetros de la capital. Crédito: Laura Del Río/dpa

REPORTAJE Por Laura del Río (dpa)

MADRID, 25 abr (dpa) - Vacas pastando apaciblemente. Alrededor, montes cuajados de verde y una carretera provincial. Y en medio del bucólico paisaje aparecen seis enormes antenas, blancas, imponentes, la mayor de ellas de 70 metros de diámetro. Es el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (MDSCC, por sus siglas en inglés), la única instalación de la NASA en Europa.

En este enclave cercano al municipio de Robledo de Chavela -a unos 80 kilómetros de la capital española- se recibió en 1965 la primera fotografía de Marte, enviada desde la nave Mariner 4.

El complejo de Robledo de Chavela es uno de los tres centros encargados de comunicarse con las misiones de la agencia espacial estadounidense (NASA) en el espacio profundo, más allá de la Luna. Es el caso del Opportunity, el robot de la misión Mars Rovers que recorre la superficie de Marte desde 2003. O del Voyager 1, que ha llegado más allá de Plutón y ahora intenta alcanzar los confines de la heliosfera, el punto hasta el que llega el viento solar.

Las instalaciones de Madrid forman parte de la Red del Espacio Profundo, compuesta por otros dos centros, uno de ellos situado en Goldstone (California, Estados Unidos) y otro cerca de Canberra, en Australia. Los tres complejos están separados por 120 grados de longitud terrestre, lo que hace posible que los vehículos espaciales que controlan estén vigilados las 24 horas del día, independientemente de la rotación de la Tierra.

La labor de los Complejos de Comunicaciones con el Espacio Profundo es enviar a las sondas y satélites de la NASA las órdenes para que se desplacen y realicen sus tareas y recibir la información que mandan las misiones, todo ello coordinado por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, situado en Pasadena (California). Ese viaje de datos al espacio a través de microondas puede tardar hasta 16 horas, como en el caso del Voyager 1, la misión espacial estadounidense más alejada de la Tierra.

Pero a pesar de esa enorme distancia, "no hemos salido del término municipal" de la Tierra, explica Raúl García, ingeniero de fiabilidad en el Madrid Deep Space Communications Complex (MDSCC). "Todos nuestros vehículos están en el sistema solar. El espacio profundo sería mucho más".

En ocasiones, la señal que llega desde el espacio es de tan sólo unos 20 vatios, tan baja como la que puede emitir la bombilla de una linterna de mano. De ahí que para captar mejor esa señal sean necesarias antenas como la de 70 metros de diámetro que se erige junto a la Sierra Oeste de Madrid, con una superficie mayor que la madrileña plaza de toros de las Ventas.

¿Y por qué ubicar el único centro europeo de la NASA en las inmediaciones de Robledo de Chavela? En realidad, en un primer momento se pensó en Sudáfrica, pero se desechó la idea debido a la inestabilidad política que se vivía durante el Apartheid. También se sondeó Italia, pero no fue posible encontrar un emplazamiento idóneo, cerca de un aeropuerto internacional y con poca "contaminación" a nivel de comunicaciones.

Finalmente, en 1964 se optó por las inmediaciones de Madrid y el gobierno de Estados Unidos y el régimen franquista firmaron un acuerdo que establece la gestión por parte de personal español, previamente formado por profesionales de la NASA.

"Al principio era muy difícil conseguir a alguien que supiera de comunicaciones y que hablara inglés", explica Carolina Guitiérrez, responsable del Centro para Visiantes. "Lo que más había entonces era gente que trabajaba, por ejemplo, en barcos con telégrafos, marineros, personas que sabían hablar inglés porque tenían que viajar y que sabían algo de comunicaciones".

Hoy trabajan en el MDSCC ingenieros de telecomunicaciones e informática, físicos, estadistas... y el complejo está gestionado por una empresa mercantil del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), dependiente del Ministerio de Defensa español.

Además de antenas, monitores y ordenadores, el MDSCC cuenta con un Centro de Entrenamiento y Visitantes, uno de los pocos lugares del mundo en el que puede contemplarse un fragmento de roca lunar. En él se explican las tareas del Complejo y las misiones que sigue. Y recibe a diario la visita de centros escolares de toda España y Portugal.

Pero el compromiso educativo de la NASA y el centro de Robledo de Chavela no termina ahí. La primera antena que funcionó en el MDSCC se utiliza ahora para el Programa Partner sobre astronomía. En él se forma a los profesores interesados para que luego ellos, a través de una página web específica, puedan observar directamente determinados puntos del espacio junto a sus alumnos.

¿Y para qué todos estos proyectos? ¿Todas las horas de envíos y recepción de datos hasta los confines del sistema solar? Los seres humanos tenemos un interés en saber dónde estamos, resumen en el MDSCC. Y por el camino, en nuestro día a día nos aprovechamos de algunos materiales o desarrollos logrados durante misiones espaciales. Como las microondas. O incluso los pañales modernos, ideados para los astronautas.

Comentarios

Su comentario

Nombre

mindo0

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢534.02
VENTA ¢545.52
Encuesta

¿ Apoya usted la huelga a favor de los servicios esenciales como salud o seguridad ?

  • Si
  • No
Lotería
Sorteo: Setiembre

Primer premio

Segundo premio

Tercer premio