miércoles 26, enero 2022
spot_img

Samper destaca reducción de pobres en Latinoamérica pero lamenta desigualdad

Quito, 3 oct (EFE).- El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, destacó hoy «los importantes progresos» de la región en la reducción de la pobreza, pero se lamentó de que aún existan altos niveles de desigualdad, por lo que instó a aunar esfuerzos para combatir esa situación.
«Hoy día tenemos 70, 80 millones de pobres menos de los que teníamos hace 10 años, pero seguimos enredados con el tema de la desigualdad», comentó Samper, quien participó hoy en la inauguración del X Foro de Ministros de Desarrollo Social de América Latina.

La argentina María Nieves Rico, que participa en el encuentro en representación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dijo a Efe que la región avanza en el camino de la reducción de la pobreza pero, pese a «los esfuerzos enormes», Latinoamérica «sigue siendo la región más desigual del mundo».

Samper señaló que en Latinoamérica hay regiones muy pobres y otras muy ricas y asimetrías en temas de educación y género, entre otros, por lo que propuso pasar «de la simple lucha contra la pobreza a una lucha contra la desigualdad».

Indicó que la Unasur, integrada por doce países y que «representa el 70 % de la población de América Latina», se destaca por ser una «región de paz», por defender los derechos humanos y porque tiene como norte la preservación de la democracia.

Esos tres temas, subrayó, están relacionados con la cita de Quito porque se basan en la inclusión. «Debemos hablar no de cohesión social sino de inclusión social», apuntó.

Al referirse a la democracia, el secretario de la Unasur aseguró que la región ha avanzado mucho en temas de elecciones y subrayó que se debe «gobernar en democracia» con procedimientos transparentes e inclusivos como mecanismos para combatir la desigualdad.

El haber sacado de la pobreza a millones de personas no es haber terminado con los problemas sociales que existen porque hay unas «profundas asimetrías» en asuntos regionales, sociales y de género, insistió.

«Esas miles de personas que estamos desproletarizando y que han entrado a formar parte de una clase media baja, son los que están conformando los movimientos sociales que hoy, con razón, están pidiendo más educación, mejor conectividad, mejores empleos», dijo.

Para el expresidente de Colombia, la función de los ministros «no es seguir sacando pobres de la pobreza sino corregir las asimetrías de la desigualdad».

Para ello, se necesita desarrollar políticas distintas porque hay mecanismos reproductores de la desigualdad en el área educativa, laboral y en las estructuras fiscales, entre otros, dijo al remarcar que la «política social no puede seguir siendo la hermana menor de la política económica o la parte marginal».

Por su parte, la representante de Cepal dijo que para acortar las brechas se debe pensar en políticas de carácter sinérgico e integrales, más que poner el acento en un tipo particular de políticas.

«La región tiene muchos desafíos», dijo al apuntar que el mayor podría ser el pensar en un modelo de desarrollo «en el cual en el horizonte esté la igualdad, el mecanismo sea un cambio en las estructuras productivas y que el instrumento sea la política».

Samper destacó la importancia de la construcción de ciudadanía y la organización social en los procesos, un aspecto con el que también coincidió la ministra ecuatoriana de Inclusión Económica y Social (MIES), Betty Tola, para quien, además, la integración de Latinoamérica «es fundamental» para luchar contra la desigualdad.

Según la funcionaria, cada vez más los pueblos y gobernantes «asumen el camino de la integración regional como una alternativa para avanzar en la construcción de sociedades más justas y solidarias».

Subrayó que la integración «es fundamental» en la región y apuntó que más allá de las diferencias particulares, se profundizan cada vez más las relaciones, «siempre con respeto a la soberanía de cada uno y a la autodeterminación», pero conscientes de las ventajas de juntar esfuerzos y compartir experiencias.

En la cita de Quito, que comenzó ayer con grupos técnicos y terminará mañana con la suscripción de la declaración de Quito, se analizará la forma de superar las desigualdades y se abordarán las transformaciones sociales y las políticas públicas. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias