viernes 3, diciembre 2021
spot_img

Polémica, expulsados y mucha lluvia en empate del Superclásico argentino

San José, 5 Oct (Elpaís.cr) – Un partido muy intenso se jugó en el estadio Monumental de Núñez en Buenos Aires, en el que el ‘Xeneize’ se robó un punto de la casa de su archirrival que llegaba como amplio favorito, pero Boca demostró que en estos partidos no hay tal condición pese a quedarse injustamente con diez jugadores durante más de un tiempo.
El único ingrediente que hizo falta fueron los hinchas visitantes, que en Argentina tienen prohibido el ingreso para evitar posibles actos de violencia.
En principio queda la sensación que el juego no debía haberse jugado por el pésimo estado de la cancha, que parecía una ‘piscina’ debido al incesante aguacero que afectó a la capital del país sudamericano tanto en la previa como en el desarrollo del encuentro.
Y es que los jugadores no solo tuvieron que luchar contra sus rivales sino también contra los charcos que frenaban la pelota y que en algún momento se convirtieron en mejores marcadores que los propios contrarios al detener avances de futbolistas con pelota dominada.
Aún así la actitud no faltó y cada uno con sus armas intentó siempre buscar el arco contrario, en buena parte porque era  bastante peligroso el juego cerca de las áreas por la cantidad de agua que había estancada, por lo que cometer un error podría ser más factible y en estos partidos no se regala nada.  
El más afectado fue el conjunto local que, siempre trata de jugar por abajo aprovechando el buen pie que tienen jugadores como Teófilo Gutiérrez, Leonardo Pisculichi, Leonel Vangioni y el propio Rodrigo Mora, pero ante la dificultad la constante fueron los balones altos y los centros al área, sin que estos dieran mucho resultado.
Mientras que por el lado de Boca, la entrega y la lucha en cada balón y cada centímetro del campo, fueron la manera como trataron de frenar al sólido puntero que tiene el campeonato argentino, eso sí, con balones largos y sin arriesgar de más en las zonas empozadas.
Al 15’ los visitantes llegaron por primera vez, luego de una ardua disputa en la que el balón iba y venía sin ningún dueño, pero Andrés Chávez recibió por la izquierda y ante la falta de compañía, sacó un puntazo que fue directo a las manos de Marcelo Barovero.
Un par de minutos después, fue el zaguero Ramiro Funes Mori, quien se incorporó al ataque y le dio el primer remate directo a los riverplatenses.
Se abrió el marcador. Al 22’ cayó la primera anotación, quizá de una de las pocas formas que se vislumbraban para que esto ocurriera: la pelota parada.
Federico Carrizo mandó un tiro libre al área que el defensor Lisandro Magallán conectó de barrida para dejar estático a Barovero y silenciar el Monumental con el 0-1.
Tras esta anotación, River se vino con todo en busca del empate, perjudicado por las condiciones del campo pero logró generar peligro en el arco de Agustín Orión.
Al 28’ fue Pisculichi quien centró para que Mora se la bajara a Teo que no pudo controlar bien y Orión se dejó la pelota.
Tres minutos más tarde sería Gabriel Mercado el que se elevaría en el área ‘Xeneize’ para estrellar un balón en el poste. La pasaba mal Boca.
De nuevo llegaría River con una acción surgida de los pies de Pisculichi, que centró para la entrada de Funes Mori por el segundo palo pero su remate fue bien bloqueado por Orión.
La polémica. Faltando cinco minutos para el fin de la primera parte, el juez Mauro Vigliano expulsó equivocadamente a Fernando Gago por una supuesta mano del volante para tapar un tiro de Ariel Rojas, sin embargo, el seleccionado argentino metió su cabeza para bloquear el balón pero el árbitro interpretó lo primero, pitó el penal y sacó la roja.
El encargado de patear el penal fue Rodrigo Mora y como si la justicia se hubiera asomado al Monumental, el uruguayo mandó su remate por encima del travesaño. El 0-1 se mantenía.
Ya en la segunda parte, con una leve mejoría del terreno de juego, River arrancó buscando el empate y apenas al 48’ Teo remató de zurda cerca del palo izquierdo de Orión.
Se volvió un juego de ida y vuelta (no se notaba que Boca estuviera con 10 jugadores) pero sin peligro en las áreas aunque los visitantes lograron permanecer alejados de su arco.
Parecía que River no podría vulnerar la defensa rival, cuando al 77’ un centro por la izquierda encontró a Germán Pezzella que se elevó en el área para cabecear, Orión tapó el remate, no obstante, en el rebote el mismo defensor puso a delirar el Monumental con el 1-1.
En los minutos finales el árbitro expulsó a Funes Mori por una plancha sobre un jugador de Boca, pero ya el marcador no se movería y la última la tendría la visita con Chávez, quien dio el susto final con un derechazo que pasó a centímetros del palo derecho de Barovero.
Con este resultado, que significa el tercer empate consecutivo de River en el Torneo, el ‘Millonario’ sigue de primero con 22 puntos, mientras que Boca llegó a 14 unidades, por lo que se puede decir que el gran ganador de este Superclásico es Independiente porque si derrota el lunes a Godoy Cruz quedaría a un punto de los riverplatenses.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias