jueves 6, octubre 2022
spot_img

Comunidad de Tacares se enfrenta al AyA por agua para Atenas

Redacción, 7 Oct (Elpaís.cr) – Los vecinos de Tacares de Grecia y el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA), se enfrentan este martes por la decisión de la entidad para aumentar el caudal de agua para el cantón de Atenas, provincia de Alajuela.
Dirigentes de Tacares anunciaron que desde temprano se concentrarán frente al plantel de la empresa MECO, “ya que una vez más el AyA intentará retomar las obras de una nueva parte del acueducto de Los Chorros, que es manejado por la ASADA de la comunidad de Tacares, pero que también brinda agua potable a Atenas y a Poás”.
Entre tanto, AyA anunció que con el apoyo del Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE), garantiza el abastecimiento de manera equilibrada de agua potable para las comunidades de Atenas y Grecia, mediante el desarrollo de un proyecto, en conjunto con el MINAE, dependencia rectora del gobierno en materia de recursos naturales y gestión integrada del recurso hídrico.
“Partiendo del principio legal que otorga al Recurso Hídrico el carácter  de dominio público,  y como ente rector en agua y saneamiento, así facultado y obligado por nuestra ley Constitutiva y por la Constitución Política para garantizar el abastecimiento de agua potable a toda la población nacional, AYA ha desarrollado el proyecto de mejoras al acueducto de Atenas”, explicó Yamileth Astorga, Presidenta Ejecutiva de AyA.
Indicó que  no se pueden postergar por más tiempo las obras públicas que garanticen el abastecimiento de agua potable para 21.000 habitantes del Cantón de Atenas, del distrito central y Santa Eulalia, Mercedes Norte, Sabana Larga y Rio Grande, hoy administrado por el AyA.
Indicó que “aparte de los problemas de abastecimiento que tienen esas comunidades, existen razones adicionales como el serio e inminente riesgo para la salud pública, reafirmado por un decreto de emergencia sanitaria del Ministerio de Salud publicado en la Gaceta del 11 de noviembre del 2013 y la confirmación científica de que no existe ningún peligro de desabastecimiento, presente ni futuro, para las comunidades de Tacares, ni ninguna otra comunidad del cantón de Grecia”.
Un boletín de la comunidad dio cuenta que las obras de dicho acueducto se encuentran paralizadas desde la presentación de un recurso de amparo, el cual fue ganado por la comunidad, dado que el proyecto no contaba con la viabilidad ambiental requerida.
Además, recordó que la comunidad logró que se anulara el permiso ambiental ya que tenía irregularidades “como que ni siquiera se detallaba de dónde se iba a tomar el agua”.
“En respuesta a este recurso de amparo la Sala IV obligó a Acueductos y Alcantarillados a solicitar a SETENA un estudio de impacto ambiental integral”, precisó la comunidad.
Entre otras razones, Tacares sostiene que se opone porque “Atenas no cuenta con un plan regulador que justifique el incremento de litros por segundo que exige el contrato”.
“Las obras se tendrían que realizar en el Parque Los Chorros, cuya ley no permite que ningún árbol sea talado en ese parque. Además la construcción del acueducto no garantiza de que no se vaya a dar un daño ambiental en dicho Parque”, agregó la nota de prensa.
Por otro lado, aseguran que muchos de los terrenos que deben utilizarse para colocar los tubos del acueducto todavía no han sido expropiados.
“El contrato presentado por AyA no especifica que el agua vaya a ser únicamente para la comunidad de Atenas. El carácter internacional del contrato, algo que la comunidad no entiende, da más razones para desconfiar”, sostienen los vecinos.
Igualmente, resaltan que se construyeron, en Sabana Larga de Atenas, tanques gigantescos para captar el agua que saldría de Tacares. “Además de la posible construcción de un aeropuerto internacional en Orotina, que es zona en sequía, incrementa las dudas de la población de Tacares”.
Recordaron también que el 26 de agosto del presente año, el AyA junto con una comisión nombrada en la comunidad, intentaron que la población presente en una reunión votara afirmativamente el convenio que permitía la construcción de ampliación del acueducto actual, que brinda agua a la comunidad de Atenas desde los años 60s.
Sin embargo, “la votación propuesta no permitía a la comunidad ni siquiera leer el texto a votar. La negativa de la vecindad provocó la renuncia de la Comisión. La votación del convenio se dio un mes después, el 26 de setiembre, donde casi 1500 personas le dijeron NO al convenio”.
Entre tanto, AyA dio cuenta que tras varias reuniones de trabajo, con una comisión técnica, interdisciplinaria de muy alto nivel profesional, conformada por representantes de la comunidad de Tacares y Municipalidades de Grecia y Poás se llegó a consensuar una propuesta de convenio entre MINAE, AyA, Municipalidades y la ASADA de Tacares Sur, con el cual se garantiza la cantidad y calidad de agua potable para las comunidades de Tacares y aledañas para una proyección que supera los 70 años.
“Tanto el AYA como el MINAE mantienen abierto el espacio de conversación para aclarar cualquier duda o escuchar nuevas propuestas que se presenten por parte de sectores interesados  y que contribuyan a mejorar el convenio de referencia”, resaltó la Presidente Ejecutiva de AyA.
La obra tiene un valor ¢2.900 millones, con financiamiento  Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y contratada a la Constructora MECO, bajo un proceso de licitación pública.
Por otro lado, el proyecto de ampliación debía concluirse en el mes de diciembre de 2013, luego de 14 meses de construcción de 23 kilómetros; de los cuales ya construyó 13 km de tuberías (que representa el 60 % del total de las obras) y falta por construir otros 10 km de Atenas hacia Tacares de Grecia.
AyA aclara que ha procedido de acuerdo a lo establecido en la norma jurídica y se ha coordinado con la Municipalidad de Grecia de acuerdo a lo que exige el ordenamiento jurídico.” De manera tal que no existe ningún impedimento para continuar con el proyecto”.
Las  obras  incluidas en el proyecto de mejoras al acueducto de Atenas no implican en modo alguno la construcción de una nueva obra de captación,  sino la ampliación de la capacidad de la línea de conducción de agua desde la fuente actual, hasta un nuevo tanque de almacenamiento en Sabana Larga de Atenas,  según las necesidades reales de esta comunidad, dijo Astorga Espeleta.
Finalmente, indicó que “como una muestra de compromiso de la actual administración, el AyA en referencia a conservar los recursos naturales del Parque Recreativo Los Chorros y garantizar su disfrute  para las futuras generaciones, se estaría comprometiendo por medio del convenio antes citado, en invertir un monto superior a los ¢500 millones”.
“Este monto incluye estudios hidrológicos, calidad del agua, aforos (desde 1987 en el rebalse), y compra de un terreno de 13 hectáreas para la protección de las fuentes de agua que abastecen tanto a Tacares como a Atenas. Igualmente se gestionará una tarifa hídrica a la comunidad de Atenas, destinada a la protección y compra de terrenos adicionales para abarcar toda el área del Parque Recreativo Los Chorros”, concluyó Astorga.
Finalmente, los vecinos indicaron que unas 500 personas se harán presentes en la manifestación para evitar que AyA “se lleve el agua de Los Chorros para Atenas”.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias