jueves 2, diciembre 2021
spot_img

De castaño a oscuro

Este es un comentario sobre el artículo “Edificio legislativo: una necesidad, no un capricho” de Don Henry Mora, Presidente de la Asamblea legislativa, publicado el domingo 5-10-14 en La Nación. El tema ya viene de años, ha habido proyectos abortados de varias administraciones. Ninguno de los múltiples opositores al actual proyecto que pretenden construir, ha negado la necesidad de que la Asamblea mejore su infraestructura. He tomado prestados pedacitos de artículos y comentarios de la red que cito entrecomillados: “quienes nos oponemos rotundamente a Esa construcción – no a cualquier construcción- aparecemos como los  ingratos que no deseamos ver a los  funcionarios del poder legislativo  mejorar las  condiciones físicas en las cuales laboran, eso es falso de toda falsedad.”
La Escuela de Arquitectura de la UCR y del TEC se manifestaron en contra, así como el Ministerio de Cultura, el Museo Nacional, la Academia de Geografía e Historia, muchos profesionales en arquitectura y paisajismo, “el concurso fue una embarcada, se escogió sin contar el parecer de patrimonio, un error garrafal del mismo Colegio y del BCR, hicieron mal su tarea, y ahora quieren brincarse la ley mediante un subterfugio legalista indigno en nuestro país”. “La Asamblea Legislativa se arroga el derecho de legalizar lo ilegal y esto ya pasa de castaño a oscuro”. Hay una demanda en el Tribunal Contencioso-Administrativo contra el Fideicomiso AL/BCR que pide la anulación de la adjudicación hecha a un consorcio que ya no existe porque se deshizo.
Dice el Sr Mora que “el MCJ alegó que el diseño adjudicado perjudica los edificios patrimoniales y el paisaje, y que ese alegato es subjetivo”, el Centro de patrimonio es para él “radical, sofocado, intransigente y salido de tono”, pero es el órgano vinculante por Ley, y dos veces ya ha negado el permiso. Dice esto basándose en una opinión técnica que le solicitaron al Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, una opinión que no está por encima del ente rector del patrimonio que es el MCJ. El CFIA no respalda en el documento la habilitación del Proyecto de Ley 19068. “¿El criterio del Centro de Patrimonio es «subjetivo», pero el criterio del Colegio es «técnico»? ¡no me diga! Lo que no dice Don Henry es que el mismo Colegio fue el que organizó el concurso, diseñó el cartel y escogió el jurado; y lógico, ahora debe defender su accionar, así que ese criterio no solo es subjetivo, sino que es parte interesada.”
La Procuraduría General de la República dice que el Proyecto de Ley pretende declarar de Interés Público la construcción, pero que eso no desafecta los Inmuebles Patrimoniales, pide aclarar cuál ente hace el estudio técnico y asegura que éste debe ser aprobado por el  MCJ. Ese edificio también es ilegal por la invasión vial ya que estaría construido sobre el espacio aéreo de las vías públicas,  y eso es prohibido, tendrán que cambiar, para saltárselas, la Ley de Construcciones N°833, Ley General de Caminos Públicos N° 5060, Ley de Planificación Urbana N° 4240, Reglamento de Construcciones en el artículo III.4, inciso III.4.1 y el Plan Regulador del cantón de San José.
El final de este artículo de Don Henry es lo mas impactante, dice: «…habilitar la ley…bajo el marco de legalidad y acatamiento de las normas existentes»¿de donde sacó que forzar las leyes es algo legal?”, atentarían contra el Estado Social de Derecho. Por medio de un movimiento hábil, estarían desafectando los edificios patrimoniales pero sin mencionarlo explícitamente, eludiendo el ordenamiento jurídico. El dinero se enterraría en los cimientos titánicos y la Democracia en un subterráneo indigno. 
Los diputados que voten afirmativamente la habilitación del proyecto 19068 asumen responsabilidades: la eventualidad de que el proyecto se trate de construir y resulte un macro-adefesio de proporciones absurdas; la probabilidad de que los costos sean astronómicos por la mega-estructura y las dificultades técnicas para edificar encima de los edificios con la gente trabajando abajo y el riesgo de que el TCA anule la adjudicación del concurso. El Centro de Patrimonio ha salvado esas responsabilidades. Lo que queremos los contribuyentes es, “que respeten las leyes vigentes en vez de derogarlas a conveniencia.  Este es un asunto muy grave, tan grave que para poder realizar el proyecto y reducir los costos y peligros se debería derogar hasta la ley de la gravedad.”
(*) Concejal del Distrito Carmen, Municipalidad de San José.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias