martes 30, noviembre 2021
spot_img

Caricom: Esclavitud europea destruyó familias, cultura, valores y creencias

San Juan, 14 oct (EFE).- El presidente de la Comunidad del Caribe (Caricom), Baldwin Spencer, aseguró hoy que el comercio trasnacional de esclavos llevó a la separación y destrucción de muchas familias, así como de «valores culturales, tradiciones, creencias y bienes de los pueblos» caribeños.
«Las atrocidades cometidas contra nuestro pueblo se encuentran entre los peores ejemplos de la barbarie humana. Este comercio institucionalizado de seres humanos y las atrocidades que lo acompañaron derivaron en el subdesarrollo del Caribe y África 180 años después de su abolición», dijo.

Con estas palabras, el también primer ministro de Antigua y Barbuda argumentó el reclamo de compensaciones que las excolonias caribeñas tratan de obtener de sus antiguas potencias europeas.

Para consensuar lo que piden y la estrategia para hacerlo, los 15 países del bloque regional iniciaron hoy la II Conferencia de la Comisión de Compensaciones de Caricom (CRC, en inglés) en Antigua y Barbuda.

Durante esta primera jornada, Spencer enfatizó que las compensaciones que busca este grupo de países, en su mayoría islas de las Antillas Menores, «no son solo económicas», sino que se buscan también aspectos como «la reconciliación, la igualdad racial, la inclusión, la igualdad de oportunidades y la justicia».

«A pesar de esas atrocidades, lo que buscamos es la reparación, no represalias», quiso aclarar el mandatario, rodeado de otros líderes políticos y activistas que reclaman justicia para una región que dice estar recuperándose aún de los efectos económicos y sociales de la trata transatlántica de esclavos.

Los países que conforman Caricom son Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

Delegaciones de todos ellos trabajaron hoy sobre un plan de diez puntos que ya fue aprobado por los líderes de Caricom en marzo pasado en San Vicente y las Granadinas.

Según insistió en aclarar Spencer, estas reivindicaciones no buscan un enfrentamiento con Europa, ya que la región no considera a los europeos responsables de «los demonios de las clases dominantes que controlaron sus sociedades y se enriquecieron de las crueldades y la barbarie a la que sometieron a nuestros antepasados en esta región».

Sin embargo, dijo que ello no exime del reconocimiento de dichos errores, por lo que las antiguas potencias colonizadoras deben comprometerse a «la noble acción de resolverlos mediante el cumplimiento de nuestras demandas compensatorias».

«Nuestro argumento es que nuestros predecesores en esta región fueron sometidos al tratamiento más inhumano, que sería hoy asunto legítimo para el juicio por la Corte Penal Internacional», sostuvo, afirmando que «fueron privados de su libertad y derecho a la vida y tratados no como seres humanos, ni siquiera como animales, sino como bienes que se utilizan o desechan».

El ex primer ministro de Jamaica James Patterson pidió a los delegados participantes que persistan en su «búsqueda de la justicia y la reparación de las sociedades que fueron desfiguradas por la colonización y siguen sufriendo el legado de la esclavitud y el genocidio nativo».

«Necesitamos todas las manos en cubierta, donde quiera que se encuentren, ya que los tentáculos de las injusticias coloniales se extendieron a lo largo y ancho y sus legados siguen siendo de gran alcance a día de hoy», defendió.

Patterson fue uno de los varios oradores que tomaron la palabra, así como el vicerrector de la Universidad de las Indias Occidentales y presidente de la Comisión de Compensaciones de Caricom, Hilary Beckles, y Julius Garvey, hijo del activista jamaiquino defensor de los derechos de los afroamericanos Marcus Garvey.

«El plan de Caricom para la justicia reparadora es un documento excelente, porque provee una estructura para las negociaciones futuras con antiguas potencias colonizadoras que participaron en el comercio de esclavos», dijo hoy a Efe Don Rojas, director de comunicaciones del Institute of the Black World 21st Century.

Rojas, que participa en la conferencia como observador, indicó que España, Inglaterra, Francia, Portugal, Holanda y Suecia son los países europeos que evalúa Caricom para solicitar indemnizaciones por la esclavitud y el genocidio de indígenas en el Caribe siglos atrás. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias