sábado 1, octubre 2022
spot_img

Zona este de Puerto Rico se prepara para intensa lluvia y viento de Gonzalo

San Juan, 14 oct (EFE).- La zona este de Puerto Rico prevé fuertes lluvias y viento durante la noche y se han suspendido clases y actividades deportivas y al aire libre en ese área, ante la llegada del huracán Gonzalo, que pasará más alejado de la isla de lo que se había previsto en un principio.
Concretamente, las autoridades locales piden especial cautela a los habitantes de los municipios de Loíza, Canóvanas, Río Grande, Luquillo, Fajardo, Ceiba, Naguabo, Las Piedras, Juncos, San Lorenzo, Humacao, Yabucoa, Maunabo, Patillas, todos en la zona este, así como las vecinas islas de Vieques y Culebra.

En la capital, San Juan, también se han suspendido algunas actividades previstas así como las clases en ciertos centros universitarios, pero las escuelas públicas de momento se mantendrán abiertas, al igual que los edificios de entidades públicas.

En los supermercados se veía hoy más actividad de lo normal, ya que hubo puertorriqueños que quisieron hacer acopio de alimentos y artículos de primera necesidad, cuyos precios han sido congelados por decreto.

Vieques y Culebra, las dos islas-municipio situadas al este de Puerto Rico, son las más expuestas al huracán -que lleva ya vientos de 130 kilómetros por hora, con tendencia a aumentar, y podría dejar entre 7 y 15 centímetros de agua de lluvia- y son por tanto las que más preocupan.

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, visitó hoy Vieques para supervisar los preparativos, al tiempo que los habitantes se apresuraban a llenar los depósitos de sus vehículos, lo que provocó filas de varias horas de espera, y más de 500 turistas regresaban a la isla principal de Puerto Rico.

En Culebra se desalojó el área más turística, la playa Flamenco, con unos 2.000 visitantes, y se habilitaron refugios, donde ya se cobijan decenas de personas de forma cautelar, sobre todo ante la previsión de que haya cortes en el suministro eléctrico.

En ambas islas se aumentó hoy la frecuencia de las lanchas hacia la isla grande de Puerto Rico para que pudiera salir todo el que quisiera, y se transportaron suministros adicionales de carburantes, así como efectivos de las empresas de suministro de electricidad y agua, para que puedan reparar cuanto antes las posibles averías.

Aunque el frente lleva una trayectoria más alejada de Puerto Rico de lo que se preveía inicialmente, desde el Sistema Nacional de Meteorología se explicó que la vigilancia de huracán y aviso de tormenta permanecen vigentes porque este tipo de sistemas pueden realizar movimientos de «zig-zag» en cualquier momento.

El frente avanza sobre las Antillas Menores, donde está dejando intensas lluvias, lo que sumado a los fuertes vientos ha provocado desperfectos menores en islas como Antigua, donde hoy tenía lugar la II Conferencia de la Comisión de Compensaciones de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Allí se registraron inundaciones y cortes de suministro eléctrico, lo que obligó a cerrar escuelas y comercios, mientras que el aeropuerto se mantuvo cerrado durante algunas horas, lo que llevó a la cancelación de varios vuelos por la región.

Gran parte de las islas de las Antillas Menores activaron sus sistemas de emergencia nacional y habilitaron refugios, aunque hasta el momento no se han reportado heridos o daños graves en infraestructuras.

En San Cristóbal y Nieves, las autoridades ordenaron el cierre de oficinas públicas y escuelas, mientras que seguían en alerta Montserrat, San Martín, Saba, las Islas Vírgenes, San Cristóbal y Nieves y otras islas de la región. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias