jueves 2, diciembre 2021
spot_img

Educación nunca es gratis, según Andreas Schleicher, director de la OCDE

Santiago de Chile, 15 oct (EFE).- El director de educación de la OCDE, Andreas Schleicher, afirmó hoy en Santiago «que la educación nunca es gratis, alguien va a tener que pagar por eso», en alusión a uno de los proyectos emblemáticos de la presidenta Michelle Bachelet que busca establecer la gratuidad universal.
Al respecto, Schleicher explicó que existen distintos mecanismos para lograrlo, como por ejemplo a través del cobro de impuestos, lo que lo hace bastante alto, aunque la idea es apuntar a la forma «más justa para la sociedad», apostilló.

Aun así, indicó que bajo la modalidad de un sistema educacional gratuito hay que saber que va a ser más selectivo, «ese es el riesgo», aseveró el experto, que este martes participó en el seminario «Reforma Educacional: Reglas del juego para la Inclusión y Calidad», organizado por el Ministerio de Educación y por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

La reforma a la educación en Chile, orientada a mejorar su calidad y otorgar gratuidad en todos sus niveles, es una de las grandes promesas de Bachelet en su segundo mandato presidencial y ha sido blanco de fuertes críticas por parte de empresarios, la Iglesia católica, la oposición derechista y los mismos estudiantes.

Schleicher, indicó por otro lado, que en Chile no hay una gran diferencia entre lo que son las escuelas públicas y privadas, «ya que algunas de las privadas son parte de la solución en Chile y algunas son parte del problema», añadió.

«Lo que usted espera de un buen sistema educacional es ver cuáles son los faros y poder identificar a quienes les va bien y ocupar su experiencia, ahí es donde hay que ver que funcione la parte de la competencia», añadió.

En ese sentido, el experto agregó que la educación pública y privada puede tener distintas filosofías, diferentes estrategias pedagógicas «pero tener una visión común de que lo que es una buena educación, y creo que es difícil de llevar un negocio, más que ver un negocio hay que hacer que las escuelas colaboren entre sí».

Respecto a la carrera profesional docente, incluida como uno de los proyectos de la reforma educacional, Schleicher hizo hincapié en los líderes de las escuelas para retener a los profesores en el sistema.

«Son los encargados de unir, pero también es necesario invertir para eso», señaló Schleicher quien agregó que «claramente, los incentivos y los salarios son temas relevantes» en este punto.

También afirmó que Chile no se ubica entre los países donde faltan docentes, sino donde no todos son de calidad, explicando que esta tendencia, incluso, podría reforzar la brecha social que existe en el país.

En tanto, la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, otra de las participantes en la cita, explicó que el sistema chileno requiere modificar su institucionalidad y las reglas del juego con que opera.

Sostuvo que los países que lo hacen bien «funcionan sobre reglas de colaboración profunda entre establecimientos, entre los distintos actores y también sobre sistemas que son altamente profesionalizados y que dan señales claras de responsabilidad a los actores (…). Hoy nosotros tenemos un sistema que funciona con base en la competencia», apostilló.

Siempre en esta línea, Quiroga aseguró que la reforma educacional en Chile apunta a alinear el sistema «con las mejores prácticas en otros países».

Los estudiantes critican que la reforma impulsada por Bachelet se ha hecho sin tener en cuenta al movimiento estudiantil, que desde 2011 protesta en las calles para exigir una educación gratuita y de calidad.

La reforma del Gobierno recoge estas demandas y en una primera etapa busca ponen fin al lucro, a la selección de alumnos y al copago por parte de los padres en los colegios subvencionados, ejes que ya han sido aprobados en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias