sábado 24, septiembre 2022
spot_img

¡Gōngxǐ Taiwán!

Taiwán hoy es el resultado del esfuerzo de un pueblo que decidió transformar su economía en función del desarrollo tecnológico y la Innovación. Su bandera resume en tres colores y un ícono la idea de un país que se basa en el nacionalismo, la democracia y el bienestar social; además de resaltar con su sol de doce puntas la laboriosidad y dedicación de las doce horas del día al trabajo para conseguir un progreso sostenible.

En el desarrollo histórico de Taiwán podemos destacar que  la isla  ha sido ocupada por diferentes culturas occidentales y orientales que han marcado hitos en su desarrollo económico y social, permitiendo su apertura a convertirse en un país con una economía de primer mundo y transformándose en uno de los tigres asiáticos  de mayor relevancia en el pacífico asiático.

Su economía se basa en los fundamentos del simbolismo, porque desde sus caracteres que denotan situaciones, momentos, personas hasta la utilización del “ba-pua” de ocho lados que resumen la condición del yin y yang que vienen del taoísmo que expone la dualidad de todo lo que existe en el universo.  Esta filosofía China influye en el desarrollo y crecimiento de las actividades económicas de la población y de su cultura en general; debido a que consideran que es el principio generador de todas las cosas del cual surgen, deduciendo que nada surge en estado puro ni tampoco en absoluta quietud lo que genera una transformación continua. En otras palabras es un país que se reinventa  constantemente; esta es su dialéctica.

Uno de los íconos más representativos del poderío económico de Taiwán se resume en el edificio “Taipei 101” basado en un fundamento simbólico donde el ocho, número que denota abundancia, prosperidad y buena suerte dio origen a la edificación de uno de los edificios más emblemáticos de la urbe de Taipei,  debido a que esta se construyó en ocho segmentos de ocho pisos y que recobraba el ritmo de una pagoda asiática que evoca la asociación entre la tierra y el cielo y trata de imitar el tallo del bambú que es un símbolo del crecimiento y aprendizaje.

Este símbolo económico de la cultura moderna de China – Taiwán, además de ser rica en simbolismos basado en filosofías taoístas, también tiene una connotación que resalta en crecimiento tecnológico que es una de las bases de la economía actual taiwanesa.

La actividad económica del “Taipei 101” se vincula con actividades comerciales, turísticas, institucionales; en promedio entran a visitar este edificio 200 mil personas a un precio de 15 dólares generando aproximadamente 3 millones de dólares en entradas.  En dicho edificio se concentran las mascas más famosas del mundo con grandes almacenes, también se desarrollan actividades de mercado de valores de Taipei, bancos, hoteles y otras instituciones financieras nacionales provenientes de países como Japón, India, Corea, Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Tailandia.

El costo del edificio ascendió a 1700 millones de dólares, convirtiéndolo en símbolo del poderío económico y cultural de la Isla Formosa.

Aunado al poderío económicos se puede constatar que los taiwaneses pueden ser considerados como el paraíso de la alta tecnología y que sus esfuerzos están encaminados a desarrollar una economía basada en este tipo de recursos; ya que su territorio es escaso y gran parte de él está cubierto por montañas, aspecto este que ha obligado a generar una educación basada en la innovación y al emprendimiento.

De ahí que el gobierno apuesta a una economía de punta que se base en pequeñas y medianas empresas fundamentada en recursos humanos producto de sus procesos educativos vinculando en las tomas de decisiones a la sociedad civil, esto provocó la estabilidad que la isla mantiene desde su aparición como tigre asiático; en otras palabras es parte del éxito de esta economía que ruge.

Todo esto se traduce en la integridad de las políticas públicas que mejoran las actividades empresariales y que se vinculan con un transporte público y un sistema de electricidad fundamentado en el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas basadas en la apertura de la creatividad y la innovación; esto beneficia a las industrias de alta tecnología que deciden instalarse en la isla.

Queda claro que el crecimiento sostenido de Taiwán se debe en primer lugar a su gente, a su idiosincrasia, a las políticas de competencia en igualdad de oportunidades que han implementado los gobiernos desde su formación como estado soberano e independiente; esto ha creado la confianza para que empresas multinacionales de alta tecnología como Phillips, Motorola, Microsoft se establezcan en los parques científicos que se implementan en este república. Del sudeste asiático.

La educación taiwanesa ha jugado un papel importante en el desarrollo de la consolidación económica debido a que se incorporan personal taiwanés altamente cualificado y con un alto potencial de crecimiento profesional que se basa fundamentalmente en el desarrollo de las altas tecnologías. Toda ésta innovación llevó a buscar gente de otros países e incorporarlos como el cero taiwanés en el desarrollo de la nueva economía.

En sus 103 años de vida republicana Taiwán ha aportado conocimientos, tecnologías, innovación, que han sido utilizados por el resto del mundo para generar economías de escala en beneficio de la humanidad; demostrando un crecimiento en calidad, cantidad y bajo precio en sus productos alcanzando mercados internacionales.

A mediados de la década de 1950, éste país apuntó en el desarrollo y diseño de sus productos a generar tecnologías e implementar políticas sustitutivas de importación que se orientaron  no solo al mercado interno, sino internacional. Podemos asegurar con absoluta convicción que la República de China – Taiwán ha cambiado paradigmas en el nuevo orden económico y comercial del mundo.

Por eso Taiwán es considerado como un Tigre Asiático del cual los países latinoamericanos especialmente Panamá se sienten agradecidos por la ayuda que siempre han suministrado a nuestro pueblo.  Por eso ¡Gōngxǐ Taiwán!

(*) Autores
Leonardo Enrique Collado Trejos
leonardocollado@gmail.com
José Carlos Ulloa Rovi
josecarlosulloar@gmail.com
Profesores Universidad de Panamá

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias