miércoles 28, septiembre 2022
spot_img

EEUU defiende su gestión de la crisis en la frontera ante críticas

Washington, 28 oct (dpa) – El gobierno de Estados Unidos defendió su gestión de la crisis humanitaria en la frontera con México, provocada por la llegada de más de 68.000 menores indocumentados no acompañados, la mayoría de ellos procedentes de Centroamérica.
Varios miembros de la administración Obama comparecieron el lunes en una audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que tanto los comisionados como varias organizaciones no gubernamentales criticaron la manera en la que Washington gestionó la llegada masiva de menores solos a su frontera.
«Estados Unidos está haciendo todo lo posible para tratar a los niños de la forma humana», aseguró ante la Comisión Timothy Zuñiga-Brown, coordinador del grupo de trabajo para los menores no acompañados del Departamento de Estado de Estados Unidos.
La audiencia de la CIDH tuvo lugar un mes después del viaje realizado por la Comisión a la frontera sur de Estados Unidos para monitorear la situación de los derechos humanos de los menores que han cruzado la frontera sur de Estados Unidos.
La administración Obama confirmó que, a pesar de las críticas, continuará manteniendo abiertos los centros de detención en la frontera para acoger de forma temporal a menores y a familias con niños a la espera de que se resuelva sus casos de deportación.
Las organizaciones pro derechos humanos consideran que la detención de familias se debería utilizar como «último recurso» y que se deberían ofrecer a los menores y a las familias con niños alternativas a la detención institucional.
«Lo que estamos haciendo encaja perfectamente con el derecho internacional y con las leyes de los Estados Unidos», se defendió Zuñiga-Brown en declaraciones a la prensa tras la audiencia.
El comisionado Felipe González, relator sobre los Derechos de los Migrantes de la CIDH, criticó que en la reciente visita de la Comisión a la frontera el gobierno de los Estados Unidos no le permitira el pleno y libre acceso de la delegación a la Estación de Patrulla Fronteriza en McAllen (Texas).
«Nosotros tenemos que asegurar la privacidad de los niños y como los niños estaban no acompañados, no tenían sus padres o sus abogados, no se les pudo dar acceso a los niños», justificó Zuñiga-Brown el hecho de que la Comisión no pudiera entrevistar directamente a los menores durante su visita.
González urgió a Estados Unidos a cerrar los centros de detención y, mientras tanto, instó a la creación de una agencia independiente que se encargue de monitorear las condiciones de los centros de detención para responder a las denuncias de abusos presuntamente cometidos en dichos centros.
Uno de los puntos más criticados durante la audiencia fue que gobierno federal de Estados Unidos no garantiza la asistencia legal gratuita a los niños no acompañados que se encuentran en procesos de deportación.
«Los niños no pueden hacer oír su voz ni entender los conceptos que se manejan, por lo que la representación legal se vuelve algo imprescindible. Pocos chicos consiguen tener la asistencia legal y los que tienen se les pone restricciones para esa defensa», dijo la comisionada Rosa María Ortiz, relatora de los derechos de la niñez de la CIDH. Ortiz denunció que lamentablemente detener personas es «un negocio» en Estados Unidos.
Durante las audiencias se criticó también el hecho de que los niños mexicanos y los niños centroamericanos reciben un trato diferente cuando son detenidos en la frontera, en virtud de la llamada ley William Wilberforce de Reautorización para la Protección de Víctimas del Tráfico de Personas (TVPRA por sus siglas en inglés) de 2008.
En virtud de esta ley, el gobierno estadounidense puede deportar inmediatamente a niños indocumentados no acompañados mexicanos o canadienses, ya que ambos países comparten frontera con Estados Unidos. Pero en el caso de los niños centroamericanos o de otros países que cruzan solos la frontera es un tribunal de inmigración el que debe decidir si deben ser o no deportados a sus países de origen. Este proceso puede durar meses o incluso años.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias