jueves 2, diciembre 2021
spot_img

Rastrillan sur de México para dar con 43 estudiantes desaparecidos

Ciudad de México, 29 oct (dpa) – Peritos rastrearon hoy centímetro por centímetro un paraje del sureño estado mexicano de Guerrero en busca de 43 estudiantes desaparecidos, mientras los padres de los jóvenes anunciaron que se reunirán hoy miércoles, por primera vez, con el presidente Enrique Peña Nieto.

Un mes después de la desaparición de los jóvenes, en un hecho en el que participaron policías municipales y el cártel Guerreros Unidos, las miradas estuvieron puestas hoy en un terreno escarpado donde los peritos buscan posibles restos.

«Tenemos declaraciones de que en ese lugar se concentraron los grupos que habían detenido a los estudiantes y que se tomaron acciones diversas», dijo el procurador general, Jesús Murillo Karam, sin mencionar específicamente si se presume que en ese sitio podrían haber sido asesinados.

«Nosotros no podemos hacer al respecto nada hasta que no tengamos una evidencia clara y plena de lo que sucedió ahí», afirmó.

El paraje en cuestión es un terreno que está cerca de un basurero municipal en Cocula, una población situada a unos 20 kilómetros de Iguala, la localidad donde los jóvenes fueron perseguidos a tiros por la policía antes de ser desaparecidos, con el resultado de seis muertos.

Murillo Karam afirmó que en esta investigación participan «miles» de investigadores y que el gobierno está empeñado en la búsqueda de los jóvenes, la consignación de los responsables y en hacer valer el imperio de la ley.

Familiares de los estudiantes han expresado su insatisfacción con el desarrollo de las investigaciones y su desconfianza con las autoridades.

«Definitivamente no estamos satisfechos para nada», dijo a dpa el portavoz de los padres, Felipe De la Cruz, cuyo hijo estuvo la noche de la desaparición en Iguala pero logró ponerse a salvo.

De la Cruz anunció que Peña Nieto los recibirá mañana en Ciudad de México en una reunión en la que también estará el procurador y dijo que las familias llevarán su exigencia de que haya una pronta solución para este caso.

La Presidencia de México no ha anunciado todavía de manera pública la realización de ese encuentro.

En la reunión participarán padres de los 43 jóvenes, sus abogados y representantes de la Comisión Civil de Impulso y Seguimiento a la Búsqueda, formada por ONGs y personalidades que apoyan los reclamos de las familias, según adelantó De la Cruz.

Los estudiantes desaparecidos pertenecen a la escuela rural del magisterio de Ayotzinapa, situada también en Guerrero. La desaparición ocurrió en Iguala, una ciudad de 140.000 habitantes situada unos 200 kilómetros al sur de Ciudad de México.

Según las investigaciones, los policías los entregaron a agentes de la vecina localidad de Cocula, que a su vez los llevaron con miembros de la organización criminal Guerreros Unidos. Su paradero se desconoce desde entonces.

El secretario de Gobernación (ministro del Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, anunció hoy que se harán cambios en la estrategia de seguridad de Guerrero, con apoyo de fuerzas federales, mientras se hace una convocatoria para la depuración de todos los cuerpos policiales.

En todo Guerrero hay actualmente unos 10.000 elementos federales. El funcionario indicó que en 17 municipios de la zona de Tierra Caliente, en el norte del estado, se designarán mandos regionales por instrucción de Peña Nieto.

La Casa Blanca calificó de «preocupante» la desaparición y posible matanza de los jóvenes. «Obviamente los informes de esta situación son preocupantes», dijo Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, tras ser preguntado sobre esta cuestión en la rueda de prensa diaria del gobierno estadounidense.

El caso de Iguala estará muy presente esta semana en Washington, con motivo de las audiencias públicas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Aunque ninguna de las audiencias estará exclusivamente dedicada a Iguala, fuentes de la CIDH consideraron que es muy probable que el caso salga a relucir, ya que en varias de ellas se abordará el tema de las graves violaciones de derechos humanos en México.

Además el gobierno de México participará en una reunión de trabajo específica sobre las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana, tras estos hechos.

La Conferencia del Episcopado Mexicano pidió, entre tanto, «redoblar esfuerzos» para encontrar a los estudiantes e instó a «no lucrar políticamente con esta desgracia», a pocos meses de las elecciones legislativas de medio término y la renovación de nueve gobernaciones, entre ellas la de Guerrero, en junio de 2015.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias