viernes 3, diciembre 2021
spot_img

Yihad Islámica dice que el intento de asesinato es «una reacción natural»

Ramala (Cisjordania), 30 oct (EFE).- Daud Shihab, uno de los portavoces del grupo palestino Yihad Islámica aseguró hoy que el intento de asesinato anoche de un rabino ultranacionalista judío en Jerusalén Oeste «es la consecuencia natural» de los ataques israelíes contra los santuarios musulmanes de la ciudad santa.

En declaraciones a la agencia de noticias palestina «Maan», Shihab, aseguró, asimismo, que el rabino Yehuda Glick «se buscó su destino» al apoyar a los movimientos radicales que persiguen la ocupación de Jerusalén.

«Los palestinos en Jerusalén están a la defensiva frente a las fuerzas israelíes y los colonos judíos que pretenden controlar Jerusalén. Es una reacción natural en la defensa de Jerusalén y de la mezquita de Al Aqsa», tercer lugar más sagrado del islam», explicó.

Shihab recalcó que «Glick merecía lo que le ha sucedido. El apoyaba el asesinato de niños palestinos y estaba vinculado con quienes mataron al menor Mohamad Abu Jedeir», víctima el pasado julio de una venganza de radicales judíos por el asesinato de tres estudiantes israelíes en Cisjordania, afirmó.

Los tres jóvenes habían sido capturados y tiroteados tres semanas antes por dos ex convictos del movimiento islamista Hamás cuando hacían autostop cerca del bloque de colonias de Gush Etzion, próxima a Hebrón.

La Yihad «apoya una intifada en Jerusalén. Defenderemos Jerusalén desde el corazón de la batalla igual que hicimos con Gaza» este verano, concluyó.

La Policía israelí mató hoy a tiros a Mutanaz Hijazi, de 32 años, un supuesto miembro de la Yihad islámica y ex convicto al que acusaba del intento de asesinato de Glick, tiroteado junto al Centro Menachen Begin, en Jerusalén Oeste.

El rabino, presidente del grupo ultranacionalista, pro colono y mesiánico «Fieles del Monte del Templo», se debate desde entonces entre la vida y la muerte.

El tiroteo ha incrementado la ya creciente tensión en la ciudad santa, escenario de protestas y enfrentamientos entre la policía israelí, grupos de jóvenes palestinos y colonos desde el asesinato de Abu Jedeir, quemado vivo.

Una tensión que hoy volvió a inflamarse después de que israel cerrada, por primera vez en décadas, el acceso de los musulmanes a la explanada de Mezquita. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias