lunes 26, septiembre 2022
spot_img

Disturbios aislados en Jerusalén y Cisjordania en el «Día de la Ira»

Jerusalén/Ramalá, 31 oct (dpa) – Jerusalén y Cisjordania se convirtieron hoy de nuevo en escenario de disturbios, aunque finalmente se trató de incidentes aislados, después de que el partido del presidente palestino, Al Fatah, convocara un «Día de la Ira».

Todo ello en medio de una escalada de la tensión en los últimos días. El jueves Israel cerró durante unas horas la Explanada de las Mezquitas, después de un atentado contra un activista judío en la noche del miércoles y tras la muerte a tiros por la policía de su supuesto agresor palestino, que tuvo lugar la mañana siguiente.

El cierre del lugar sagrado por primera vez en años fue considerado por los palestinos «una declaración de guerra». Y hoy las autoridades israelíes restringieron la entrada y permitieron sólo el acceso a las mujeres y a los hombres musulmanes mayores de 50 años.

Pese a ello jóvenes palestinos intentaron hoy acceder a la Explanada, informó la web israelí «ynet». La policía israelí frenó su avance, mientras que otros palestinos lanzaron petardos desde los tejados de casas aledañas.

Finalmente la policía israelí consideró la situación en la Ciudad Vieja «relativamente tranquila», debido al gran despliegue policial, escribió el portavoz Micky Rosenfeld en Twitter.

En Kalandia, cerca de Ramalá, tres palestinos resultaron heridos por disparos de las fuerzas de seguridad israelíes, informaron medios palestinos. Las fuerzas de seguridad lanzaron gas lacrimógeno, balas de goma y munición real contra los manifestantes.

También se registraron enfrentamientos en otras partes de Cisjordania, como cerca de Hebron y Belén.

En Jerusalén se temían enfrentamientos después de que Al Fatah llamara hoy al «Día de la Ira» y llamara a los palestinos a expresar su «rechazo contra cualquier intento de dañar el lugar sagrado». Con ello se referían, entre otras cosas, a su cierre el jueves por primera vez desde hacía años.

El atentado contra el activista y rabino ultranacionalista Jeduha Glick, miembro de una organización radical que pide que los judíos puedan rezar dentro de la Explanada y no sólo en el Muro de las Lamentaciones, fue el segundo contra un judío en Jerusalén en solo una semana. La policía abatió después al sospechoso palestino que el ala armada de la Yihad Islámica, las Brigadas de Al Quds, identificó como uno de sus miembros, Mutaz Hijari, de 32 años.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias