sábado 1, octubre 2022
spot_img

Miembros de Al Qaeda capturan bastión opositor clave en Siria

Beirut/Bagdad, 2 nov (dpa) – Tras intensos combates, rebeldes vinculados con la red Al Qaeda tomaron hoy el control de áreas del noroeste de Siria que estaban en manos de rivales moderados, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos con sede en Londres.

Combatientes del Frente al Nusra capturaron varios pueblos en la provincia de Idlib, consolidando su presencia en la región, añadió la organización.

«Tras cinco días de enfrentamientos entre Al Nusra y grupos sirios rebeldes moderados, incluyendo el Frente Revolucionario Sirio, Al Nusra logró controlar la mayoría de los pueblos en Jabel al Zawya», indicó el observatorio.

Al Nusra tuvo el respaldo de combatientes del Estado Islámico, el grupo radical sunita que controla grandes áreas en el norte y este de Siria, agregó.

El avance de los rebeldes extremistas debilitó las fuerzas opositoras apoyadas por Occidente, que luchan por derrocar al presidente sirio, Bashar al Assad.

Unas 5.772 personas murieron el mes pasado en Siria, informó hoy el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Entre los muertos hay 1.064 civiles, incluyendo 251 niños.

En agosto, el organismo estimó que al menos 180.000 personas perdieron la vida desde que comenzó la crisis en Siria en 2011.

Mientras, las fuerzas iraquíes kurdas de los peshmerga tomaron hoy puestos estratégicos en la ciudad fronteriza siria de Kobane, horas después de sumarse a la defensa de la ciudad que quiere conquistar la milicia terrorista Estado Islámico, informó a dpa un efectivo kurdo.

«Sus puestos están localizados por la ciudad de Kobane, sobre todo en los sectores este y oeste, donde los combatientes del Estado Islámico tienen sus bastiones», dijo Ismat Hassan, miembro kurdo de la defensa de esta ciudad situada en el norte de Siria, en la frontera con Turquía.

«Todos los temas logísticos están siendo tratados en estrecha coordinación con la Unidad de Protección Popular (YPG)», agregó en referencia a la principal milicia kurda siria.

El pasado 22 de octubre, los diputados en la región autónoma iraquí del Kurdistán autorizaron a enviar efectivos peshmerga a Kobane como señal de unidad entre kurdos.

Unos 150 combatientes peshmerga dotados de armamento pesado cruzaron a Kobane a través de Turquía a última hora del viernes, tres días después de su llegada a la frontera turca.

Imágenes de video muestran cómo entran en Kobane varios camiones que transportan lanzamisiles, artillería y armamento pesado, mientras los aviones de guerra bombardean a los yihadistas que combaten a combatientes kurdos locales en la parte sur de la ciudad.

Entre los peshmerga enviados a Kobane también hay médicos, según fuentes kurdas.

Cerca del 60 por ciento de esta ciudad, en su mayoría kurda, se cree que está en manos de los milicianos yihadistas, que han recibido refuerzos de sus unidades del sur de Siria.

En la vecina Irak, al menos 24 personas murieron y 52 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en la entrada del sur de Bagdad, indicó la página web Al Sumaria.

La detonación ocurrió pese a que las autoridades en la provincia de Kerbala, en el sur de Irak, han desplegado más de 30.000 tropas para asegurar el festival anual chiíta de la Ashura.

Los puestos de control han sido instalados en toda la provincia y desde el aire los helicópteros apoyarán el despliegue para asegurar el traslado de peregrinos durante el festival, que vivirá su momento cumbre el martes.

Las autoridades locales han declarado festivos domingo y lunes.

Millones de chiítas viajan estos días a Kerbala para esta festividad anual. La Ashura es una festividad que celebran todos los musulmanes, pero para los chiítas tiene un significado especial ya que conmemora la muerte en la batalla de Kerbala en el año 680 del nieto del profeta Mahoma.

Estado Islámico arrebató en agosto a los peshmerga la ciudad de Sinjar, situada junto a la frontera siria. El grupo terrorista forzó el éxodo de sus habitantes, la mayor parte de ellos yazidíes, y ejecuto a decenas de ellos cuando se negaron a convertirse al Islam.

Los suníes radicales consideran infieles a los yazidíes, seguidores e una religión de origen preislámico.

En el resto de Irak, los medios señalan que las tropas del gobierno, con el refuerzo desde el aire de los bombardeos internacionales, han avanzado hacia el este de la provincia de Anbar, en el oeste de Irak, donde los yihadistas han conquistado gran parte del territorio en los últimos meses.

Anbar es una provincia, principalmente habitada por los suníes, que va desde la frontera con Siria hasta las afueras de Bagdad, la capital.

 Por Kadhem al-Attabi y Weedah Hamzah (dpa)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias