miércoles 19, enero 2022
spot_img

Presidenta argentina sigue hospitalizada y no hay novedades sobre su estado

Buenos Aires, 3 nov (EFE).- La presidenta argentina, Cristina Fernández, continúa ingresada en un hospital de Buenos Aires por un cuadro febril infeccioso, aunque se desconoce su evolución debido a la falta de información oficial.

La mandataria, de 61 años, fue ingresada en la noche de este domingo en el sanatorio privado Otamendi, de Buenos Aires, tras presentar en horas de la tarde un cuadro febril infeccioso, según informó la Unidad Médica Presidencial en un comunicado difundido este domingo a las 20.45 hora local (17:45 hora Costa Rica).

Desde entonces, no se ha hecho público ningún parte médico que brinde detalles sobre qué tipo de cuadro afecta a la mandataria, el tratamiento al que está siendo sometida o la evolución de su estado de salud.

Sobre el asunto solo han hablado hoy el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, que confirmaron que Fernández permanecía ingresada, pero no brindaron más información y se limitaron a decir que en el transcurso del día de hoy sería difundido un parte médico.

Según fuentes cercanas a Presidencia citadas por medios locales, la mandataria sufre un «síndrome bacterémico de probable foco intestinal» y se espera que pueda recibir el alta médica hoy mismo aunque tendría que seguir tratamiento al menos durante otros cuatro días.

La hospitalización de Fernández obligó a aplazar la visita a Buenos Aires que la presidenta chilena, Michelle Bachelet, tenía previsto realizar este martes.

Hace dos semanas, la jefa de Estado debió guardar 48 horas de reposo por una faringitis.

El pasado julio, tuvo que suspender un viaje a Paraguay debido a una «faringolaringitis aguda», que le obligó a guardar reposo y le impidió asistir a la final del Mundial de Fútbol que disputaron las selecciones de Argentina y Alemania en Río de Janeiro.

Este año, Fernández también debió guardar reposo por bursitis del trocánter izquierdo -inflamación de la parte externa de la cadera-, en enero, y sufrió un esguince de tobillo en marzo.

En octubre de 2013, fue intervenida de un hematoma craneal que la mantuvo apartada de la actividad oficial durante un mes.

En enero de 2012, se le extirpó la glándula tiroides debido a un diagnóstico de cáncer que finalmente resultó ser un «falso positivo». EFE

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias