lunes 6, diciembre 2021
spot_img

Indígenas detienen a guerrilleros acusados de asesinato en Colombia

Bogotá, 7 nov (dpa) – Un grupo de indígenas detuvo este jueves  a al menos seis presuntos miembros de la guerrilla de las FARC acusados de matar a dos nativos en un ataque cometido en el departamento de Cauca, en el suroeste de Colombia.

La muerte de los integrantes de la comunidad indígena Nasa ocurrió este miércoles cerca del municipio de Toribío, cuando fueron alcanzados por disparos de francotiradores.

Los dos miembros de la guardia indígena fueron atacados a balazos cuando intentaban desmontar una pancarta instalada por guerrilleros para conmemorar los tres años de la muerte de alias «Alfonso Cano», quien era el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

«Cano», cuyo verdadero nombre era Guillermo Sáenz, murió el 4 de noviembre de 2011 durante una ofensiva militar que incluyó un intenso bombardeo aéreo en un sector montañoso de Cauca.

Tras la muerte de los dos miembros de la guardia indígena, unos 350 nativos se organizaron para perseguir a los autores de los disparos, que se refugiaron en una montaña situada a corta distancia de Toribío.

Según el líder indígena Manuel Chaves, los arrestados serán juzgados de acuerdo con las normas penales de la comunidad Nasa, aunque oficiales del Ejército manifestaron que esperan que los guerrilleros sean entregados a las autoridades.

Los líderes de la comunidad se declararon en asamblea permanente para analizar el procedimiento que será aplicado a los sindicados, pues las normas ancestrales consideran el destierro, la cárcel, los trabajados forzados o el «fuete» (latigazos).

El Estado colombiano autoriza a las comunidades indígenas a aplicar sus propios mecanismos de justicia, aunque el general Wilson Cabra, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, dijo que espera que los jefes de esa comunidad acepten entregar a los detenidos a la Fiscalía General.

«Las comunidades indígenas rechazamos el fusilamiento de nuestros guardias indígenas, llamamos a la comunidad a mantenernos en asamblea permanente y a estar atentos al llamado de las autoridades tradicionales, en cumplimiento del ejercicio legítimo del control social y territorial», indicaron los nasa en un comunicado.

Por su parte, el Sistema de Naciones Unidas en Colombia condenó a través de un comunicado el hecho y pidió a las FARC «respetar los derechos a la vida, a la integridad personal, a la autonomía y al territorio de los pueblos indígenas».

«Todas las partes del conflicto deben respetar los derechos colectivos de los pueblos indígenas», recodó Fabrizio Hochschild, coordinador residente y humanitario de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Asímismo, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) recordó «que los pueblos indígenas y sus territorios siempre se han declarado por fuera del conflicto». «Somos sujetos políticos colectivos para construir propuestas de paz que garanticen nuestro derecho fundamental a la vida y la pervivencia», agregó.

El presidente Juan Manuel Santos repudió el asesinato de los indígenas desde Lisboa, en el marco de la gira que realiza por Europa en busca de respaldo internacional para una eventual etapa de posconflicto, si termina con éxito el proceso de paz que su gobierno y las FARC protagonizan desde hace casi dos años en Cuba.

«Condenamos vil asesinato de los dos miembros de la guardia indígena del Cauca. He pedido a las autoridades que este crimen no quede impune», escribió el mandatario en Twitter.

Las FARC han recrudecido sus ataques en los últimos días, en una ofensiva que al parecer busca honrar a «Cano» y otros comandantes guerrilleros que han muerto en bombardeos.

Los ataques se han concentrado especialmente en el puerto de Tumaco, en el departamento de Nariño (suroeste), donde desde este miércoles han sido activados seis artefactos explosivos que han causado heridas a ocho personas.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias