martes 7, diciembre 2021
spot_img

Victor Wooten pone a vibrar San José

San José, 7 Nov (Elpais.cr) – A Victor Wooten y su hermano Regi los une algo más que la sangre. “Diversión” fue la respuesta de ambos para describir su trabajo sobre el escenario. Ellos, con su “flow”, junto al baterista J.D. Blair se encargaron de jugar con sus instrumentos en el Jazz Café Escazú en una noche donde reinó el buen ritmo y la cálida compañía.

La emoción del público fue compartida con los músicos y se hizo notar en cada canción interpretada, pues 15 años tuvieron que pasar para que estos genios de la música se presentasen nuevamente en formato de trío.

“Estamos tan entusiasmados como ustedes. Será una noche genial; ha pasado mucho tiempo desde la última vez que tocamos algo los tres juntos”, comentó el baterista para elpais.cr previo a la función.

Victor Lemonte Wooten es el menor de cinco hermanos músicos. Se adentró en el mundo artístico cuando su hermano mayor, Regi, le regaló su primer bajo a los dos años. Catalogado como uno de los mejores bajistas eléctricos en el planeta, ha ganado cinco premios Grammy. Más allá de ser instrumentista, es un habilidoso naturista, profesor, escritor, mago y acróbata. Ha ganado todos los premios que se le pueden otorgar a un bajista y en el 2011 la revista Rolling Stone lo honró como uno de los 10 mejores bajistas de la historia.

Las cuatro cuerdas de Wooten, la guitarra de Blair y los tambores de J.D hicieron del Jazz un espacio  colorido en donde cada nota musical abrió más de una boca provocando un coro de aplausos en muestra de agradecimiento. Las palmas fueron el acompañamiento ideal para los sonidos entonados. Sobre el escenario, sólo se dedicaron a jugar.

“La gente cree que la vida es trabajar, trabajar y trabajar. Para nosotros es jugar, jugar y jugar. Nuestro juego incluye trabajo y mucha disciplina”, expresó Regi Wooten a este medio.

El público salió del concierto, además de satisfecho, con un mensaje de paz, amor y mucha alegría, temas en los que se inspira Victor para componer sus canciones. Con ellas, trata de mostrar lo que fue su niñez. Creció en bases militares gracias a que su padre fue miembro de la Fuerza Aérea estadounidense, esto estimuló que su manera de percibir la vida fuese opuesta a las enseñanzas de guerra.

“Ya existe gente que está defraudando al planeta y necesitamos personas que hagan todo lo contrario, y de eso se trata mi música. No digo que esté mal cantar sobre sexo pero ese no soy yo. Nosotros hacemos música que te respeta y que hace al mundo llevarse bien”, expresó Victor siempre sonriente.

La presentación de Wooten es parte del cierre de la celebración del 15 aniversario del Jazz Café y por ello dará dos funciones más el viernes 7 y sábado 8 de noviembre.

 

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias