lunes 6, diciembre 2021
spot_img

Mientras Armando Alonso pecó de solidario, Ariel Rodríguez sentenció el clásico

San José, 10 Nov (Elpaís.cr) – El duelo de goleadores también estuvo presente este domingo en el estadio Nacional. Por un lado el manudo Armando el ‘Caya’ Alonso, quien llegaba como máximo romperedes del certamen (ocho goles) y el morado Ariel Rodríguez, que venía de convertir su quinto gol del torneo el miércoles en Pérez Zeledón.

Para ambos fue un partido difícil, en el que no tuvieron tantas opciones pese a vivir realidades muy diferentes: Alonso jugó con su equipo diezmado poco más de un tiempo, mientras los morados no le generaron situaciones de gol a Ariel sino hasta en el epílogo del partido.

Sin embargo, la diferencia entre los dos artilleros radicó en que, el ‘Caya’ se perdió una opción que hubiera empatado el choque tan solo tres minutos después de que Saprissa abrió el marcador y Rodríguez, con un golazo, le dio la calma a los tibaseños cuando los erizos más encimaban buscando el gol de la paridad.

Corría el 63′ y los rojinegros se decidieron a atacar después de mantenerse cautelosos durante la mayor parte del encuentro y claro está, ya estaban con el marcador en contra por el gol de Adolfo Machado al 60′. El delantero Johan Venegas tomó la pelota en mediocampo morado y se dirigió rumbo al arco de Kevin Briceño, en el camino lo trabó David Guzmán, pero contó con la fortuna de que la pelota le rebotó y le salió un pase para Alonso, que lo dejaba de cara a gol.

Ya la afición gritaba en las graderías el tanto del empate, no obstante, el ‘Caya’, sacándose de encima el egoísmo que por naturaleza tienen los goleadores, eligió dársela al mejor ubicado, a Jerry Palacios, quien además vestía la casaca manuda por última vez. No era una mala elección porque efectivamente el hondureño quedaba en inmejorable posición para anotar, pero apareció una barrida de Keilor Soto que desbarató los planes e ilusiones de empate rojinegros, que de inmediato se transformaron en lamentos.

Esa fue la única oportunidad que le quedó franca a un Armando Alonso que, minutos después, abandonaría el partido para dejarle su lugar a otro ‘Catracho’, Ramón Núñez.

La otra cara del duelo. En cambio el goleador del Saprissa, necesitó ser más paciente y esperó casi hasta el último minuto para desahogarse con un grito de gol, que hizo que esa espera valiera la pena.

Se jugaba la reposición y con Alajuelense totalmente lanzado al ataque buscando el empate, los saprissistas encontraron los espacios justos para matar el ímpetu rojinegro con una joya del ’14’ morado.

Todo inició con David Ramírez ganando y arrancando por derecha, quitó la marca de Johnny Acosta y tocó para Juan Bustos, que de inmediato abrió por la izquierda para Rodríguez, quien entrando al área golpeó la pelota con la cara interna del pie derecho y la puso en el ángulo de mano izquierda de Patrick Pemberton. El ‘1’ la alcanzó a rozar, pero no fue suficiente para evitar el golazo de Ariel y su sexto grito en este Invierno 2014.

Al final, el balance dicta que los dos atacantes gozaron solamente de una opción para anotar: el ‘Caya’ quiso ser solidario, pecó y la desperdició, mientras Ariel, trajó la calma  a su equipo y liquidó el juego en el momento oportuno, cuando los liguistas más perseguían el tanto de la paridad.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias