miércoles 19, enero 2022
spot_img

General colombiano fue a lugar donde lo capturaron sin avisar a autoridades

Bogotá, 17 nov (EFE).- El general del Ejercito colombiano Rubén Darío Alzate llegó al caserío de Las Mercedes, en el departamento del Chocó donde fue capturado el domingo, supuestamente por las FARC, sin avisar a las autoridades de esa localidad, donde al parecer conversó en la iglesia con quienes después lo apresaron.

Así lo reveló a un grupo de periodistas el vicepresidente del consejo comunitario de esa localidad, Presentación Palomeque, quien subrayó que ninguna autoridad de Las Mercedes sabía de la visita del general, en contra de los protocolos de seguridad por tratarse de una zona muy afectada por el conflicto armado.

En sus declaraciones, a las que tuvo acceso Efe a través de una grabación, Palomeque asegura que el general descendió de una «panga» o barca junto a otras dos personas, que viajaba sin escolta y sin uniforme militar, y a donde llegaron poco después en otra embarcación cuatro personas más, también vestidas de civil y con armas, a quienes no identificó.

Los acompañantes del general eran el cabo primero del Ejército Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, quienes también están en paradero desconocido desde el domingo.

Ya en la población, bañada por el río Atrato, los cuatro desconocidos «hablaron con ellos y se los llevaron» hacia la selva, ya que Las Mercedes está ubicada en una región geografía agreste y de difícil acceso.

En una declaración que sólo publica el diario El Colombiano, el funcionario local asegura: «ellos se bajaron de la panga y fueron hasta el atrio de la iglesia. Río abajo llegó otra panga con otros tres hombres, vestidos de civil, que fueron hasta la iglesia para hablar con esas personas».

Sin embargo, Palomeque no pudo confirmar si se trató de un encuentro pactado o si bien ambos grupos se encontraron en la iglesia por casualidad.

Esa es una de las dudas que el Ministerio de Defensa intenta despejar ya que el propio presidente colombiano, Juan Manuel Santos, declaró el domingo por la noche que había hechos que debían ser esclarecidos, entre otros, por qué Alzate viajó a Las Mercedes sin escoltas y sin respetar los protocolos de seguridad.

En una rueda de prensa en Quibdó, la capital chocoana, el gobernador del departamento, Efrén Palacios, dijo, por su lado, que la presencia del general Alzate en Las Mercedes vestido de civil se debió a que realizaba labores sociales.

«Sabíamos que él venía trabajando en temas sociales y que muchas comunidades no lo aceptaban por estar vestido de militar», subrayó Palacios, al justificar una de las grandes dudas que giran en torno al secuestro del domingo.

En el mismo sentido se expresó la alcaldesa de Quibdó, Zulia Mena, quien hizo una acalorada defensa de la labor del general en esta ciudad, a la que está adscrito el caserío de Las Mercedes.

Mena dijo que el militar, pese a ser responsable de la lucha contra la guerrilla en esa región, entendía que «la solución en el Chocó pasa por embarrarse», razón por la que el general habría visitado Las Mercedes y otras localidades vecinas.

Preguntados ambos por las declaraciones de varios habitantes de la localidad, entre ellos Palomeque, quienes confesaron haber llegado a confundir al general con un extranjero, el gobernador dijo que «se está construyendo una agenda a futuro» y por ello Alzate visitaba por primera vez Las Mercedes.

Al tratarse de su primera visita los habitantes no le reconocieron y por eso no supieron que se trataba de un general al mando de un operativo especial, remarcó el gobernador del Chocó.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias