miércoles 19, enero 2022
spot_img

España ensalza tras su muerte la rebeldía de la duquesa de Alba

Madrid, 20 nov (dpa) – La muerte de la duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, provocó hoy una cascada de reacciones en España, donde instituciones y representantes de la derecha y de la izquierda política ensalzaron a una mujer que siempre se mantuvo al margen de las convenciones de su linaje.

Poco después de conocer el fallecimiento, el rey Felipe VI telefoneó y dio el pésame al tercer marido de la duquesa, Alfonso Díez, y al primogénito de la aristócrata con más títulos de España, Carlos Fitz-James Stuart, que ahora encabezará la Casa de Alba, una de las más importantes de Europa.

A las condolencias se unieron la reina Letizia y los reyes Juan Carlos y Sofía con dos coronas de flores que enviaron al Palacio de Dueñas, en Sevilla, donde Cayetana, como se la llama en España, murió hoy a los 88 años.

«Fue una figura relevante de las artes, el coleccionismo y el mecenazgo», destacó el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en el telegrama de pésame que mandó a la familia.

Y es que la duquesa atesoró importantes obras de arte y edificios históricos. Sus colecciones, fondos documentales e inmuebles los agrupó para su conservación y exhibición bajo la Fundación Casa de Alba.

Su labor en la custodia y el enriquecimiento del patrimonio histórico y artístico es «imprescindible para comprender el desarrollo de la historia de España y de Europa», señaló Rajoy. La primera corona de flores que llegó a la residencia sevillana de la aristócrata la enviaron el jefe de gobierno y su esposa.

«Fue una mujer libre y valiente que se puso el mundo por montera», destacó el socialista Alfonso Guerra, vicepresidente del mítico Felipe González. La duquesa de Alba no ocultó en su día haber votado al Partido Socialista (PSOE), se declararó «felipista» y era amiga de González.

La jefa del gobierno de Andalucía, la también socialista Susana Díaz, recordó la «simpatía» que la duquesa despertaba en la región del sur de España, en la que pasaba la mayor parte del tiempo. «Siempre vivió como quiso vivir», dijo Díaz.

Ana Botella, alcaldesa de Madrid, la ciudad en la que nació en 1926, habló de «una gran española y muy querida por todo el mundo» y avanzó que la duquesa será objeto de un reconocimiento por parte de la capital de España.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias