miércoles 19, enero 2022
spot_img

Papa reclama justicia en la conferencia sobre el hambre de la ONU

Roma, 20 nov (dpa) – El papa Francisco reiteró hoy su llamado a la justicia social y su condena al capitalismo desmedido en su intervención en la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición que se celebra en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en Roma.

«La lucha contra el hambre y la desnutrición está obstaculizada por la prioridad del mercado y la primacía del beneficio», denunció el pontífice argentino en su discurso, pronunciado en una jornada en la que también destacaron las palabras de la reina Letizia de España.

«La persona y los pueblos exigen que se ponga en práctica la justicia, no sólo la justicia legal, sino la contributiva, la distributiva», dijo el pontífice, para quien la comida no debería ser como «cualquier otro bien ni estar sujeta a especulación».        Según la ONU, 805 millones de personas no cuentan con alimentos suficientes. La cifra que se redujo desde comienzos de los 90, cuando los afectados sumaban 1.000 millones a nivel mundial.

Entre 1990 y 1992 la cantidad de personas que sufrían malnutrición crónica decreció en 209 millones. Por entonces el 23,4 por ciento de la población de países en desarrollo no tenía suficiente que comer. En la actualidad la cifra es de un 13,5 por ciento, y el objetivo es reducirla al 12,8 por ciento en 2015.

El mayor progreso se registró en China, donde 138 millones de personas han dejado de padecer la falta de alimento en relación con 1990-1992. No obstante, en relación con la cantidad de habitantes del país, las naciones que mostraron los mayores avances fueron Brasil, Armenia y Azerbaiyán.

Francisco, citando a su predecesor Juan Pablo II, quien a su vez participó en 1992 en una conferencia sobre alimentos de la ONU en Roma, lamentó la «paradoja de la abundancia», en la que «hay comida para todos, pero no todos pueden comer».

El pontífice argentino hizo también mención de dos cumbres climáticas por venir, en Perú y en Francia. Recordó palabras de un anciano que le dijo una vez: «Dios siempre perdona. Los hombres perdonan a veces. Pero la Tierra no perdona nunca. Debemos cuidar a nuestra hermana tierra, nuestra Madre Tierra, para que no responda con destrucción».

La reina Letizia de España llamó por su parte a aumentar las inversiones para mejorar la nutrición en el mundo. «El desafío no es para menos: la malnutrición es la principal causa de enfermedad en el mundo», destacó la monarca, que además destacó el papel de la mujer en la lucha contra la malnutrición.

«Mientras la mujer siga siendo la responsable de la alimentación familiar en muchos lugares del mundo, es fundamental dotarla de los conocimientos necesarios (…)para contribuir a la mejora de la nutrición», señaló.

Además pidió una investigación científica -y una financiación de la misma- independiente y rigurosa y llamó «promover la convergencia entre los intereses comerciales» de las grandes multinacionales de la industria alimentaria y la responsabilidad política a la hora de fomentar la salud.

Fue la primera intervención de Letizia como oradora en una cumbre internacional desde que fue coronada reina hace cinco meses y además, en solitario.

Se estima que unas 500 millones de personas son obesas, entre ellas 45 millones de niños. Además, más de 2.000 millones de personas no logran consumir los suficientes minerales y vitaminas que requiere el cuerpo. La conferencia que arrancó el miércoles y se celebra hasta mañana viernes en la capital italiana.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias