martes 25, enero 2022
spot_img

José Sarney orgulloso de Brasil y de su papel en la transición democrática

Madrid, 24 nov (EFE).- El expresidente brasileño y senador José Sarney expresó hoy su orgullo por el papel histórico que le tocó jugar en la instauración de la democracia en su país y de los avances sociales y económicos que logró y que sus sucesores mejoraron haciendo de Brasil un país «ejemplar».

José Sarney, de 84 años, de los que 60 los ha dedicado a la política, y quien fue presidente de Brasil de 1985 a 1990, dijo en una entrevista con EFE sentir «mucho orgullo» por haber devuelto la democracia a su país como primer presidente de la transición democrática tras la dictadura militar.

Durante su mandato, que es de lo dice que más se enorgullece de su carrera política, se aprobó una nueva Constitución «volcada en lo social» y que ha demostrado ser la «más duradera» de Brasil, destacó Sarney, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (MPDB).

Además de la política, el expresidente de Brasil siente pasión por la literatura y se encuentra en Madrid donde este martes presentará en la Casa de América su última novela, «La Duquesa bien vale una misa».

Aunque afirma que siempre ha separado la política de la literatura, dice que a veces la realidad parece ficción, y puso como ejemplo cuando le tocó asumir la Presidencia de Brasil en 1985, al morir Tancredo Neves quien ganó las primeras elecciones de la democracia, en las que José Sarney era su compañero de fórmula como vicepresidente.

En este caso «la realidad ha imitado la ficción», afirmó al explicar que «nunca hubiera podido imaginar» que iba a tener que asumir la Presidencia, y recordó en los primeros momentos «tenía la impresión de que vivía una cosa que no era real»

Al hacer un balance de su carrera política, Sarney destacó con satisfacción que durante su mandato se instauró un sistema de salud universal, la ley de gratuidad de los medicamentos contra el Sida y la de la pequeña y media empresa.

Sarney, quien ha anunciado que no se presentará para la reelección como senador por su estado de Amapá, con lo que dejará la política a principios de 2015, expresó su orgullo también por haber puesto freno durante su mandato a la galopante inflación con la implantación de una nueva moneda y del desempleo, consiguiendo bajar la primera a un 3,29% y el segundo a un 2,19%.

Hoy, Brasil «es una democracia ejemplar, con todos los problemas» que conlleva, destacó.

Preguntado sobre las cosas que le hubiera gustado hacer cuando gobernaba y no pudo hacerlas, respondió que «siempre hay frustraciones» y que hubiera querido avanzar más en el desarrollo de programas sociales, pero indicó que sobre lo que él comenzó otros, especialmente el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva consiguió importantes mejoras.

Sarney manifestó también su apoyo a la actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sobre la que dijo que «es una mujer muy preparada que tiene una gran experiencia de sus años de gobierno».

«Pienso que esta experiencia que ha adquirido en su primer mandato será muy importante para que pueda mejorar las cosas de Brasil en el segundo mandato», explicó en alusión de Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT).

En alusión al escándalo de corrupción en la petrolera estatal brasileña Petrobras, Sarney afirmó estar convencido de que Rousseff «va a restaurar el prestigio y castigar a los culpables» y aseguró que «la presidenta esta tomando todas las medidas que puede tomar y va a restaurar el prestigio y a castigar a los culpables por estas cosas que han ocurrido».

El escándalo de Petrobras sacude Brasil desde hace unos meses a raíz de un supuesto esquema de corrupción, concretamente de delitos de lavado de dinero y de sobrefacturación por obras y contratos por valor de unos 3.850 millones de dólares, y por el que han sido detenidos varios ejecutivos de la petrolera y de varias empresas.

José Sarney es autor de 156 libros publicados, en géneros de poesía, novela y ensayo. Además ha escrito numerosos artículos en la prensa brasileña y también en la española.

En su última novela, Sarney relata el tormento de hombre apasionado por una mujer retratada en un cuadro, concretamente la Duquesa de Villars, quien fue amante de Enrique IV de Francia, en una trama que incluye una imaginaria «pequeña revolución fracasada» de un partido comunista brasileño.

El título está inspirado en la frase del rey Enrique IV de Francia: «París bien vale una misa».

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias