jueves 26, mayo 2022
spot_img

Obama urge a republicanos aprobar reforma migratoria en el Congreso

Washington, 25 nov (dpa) – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió hoy a los republicanos a aprobar una reforma migratoria integral en el Congreso, si no les gustan las medidas migratorias que él anunció la semana pasada.

«Cuando algunos en el Congreso cuestionan mi autoridad para hacer que el sistema de inmigración funcione mejor, tengo una respuesta: Aprueben la ley», dijo Obama en el Centro Comunitario Copérnico, un centro de inmigrantes polacos en la ciudad de Chicago.

«No pueden no estar de acuerdo con una cosa y simplemente decir: está bien, me llevo la pelota y me voy a casa», dijo Obama. «Y, desde luego, el Congreso no debería cerrar el gobierno por esto. Los estadounidenses están cansados de la parálisis», añadió el presidente.

Algunos miembros del partido republicano han amenazado con cerrar el gobierno como una forma de bloquear las medidas migratorias anunciadas por Obama.

El presidente fue interrumpido en varias ocasiones por personas del público, que criticaron su política de deportaciones, que ha separado a las familias de los indocumentados. Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2009, Obama ha deportado a más de dos millones de indocumentados. Muchos niños ciudadanos estadounidenses han visto como sus padres indocumentados eran deportados a sus países de origen por no tener los papeles en regla.

«Pare las deportaciones. No una más», gritó una mujer del público.

Obama reconoció que desde que es presidente muchas familias han sido separadas por la deportación de uno de sus miembros. «Es desgarrador y no está bien», señaló.

El presidente aseguró que esto va a cambiar porque a partir de ahora su gobierno dará prioridad a las deportaciones de criminales y de inmigrantes indocumentados que han llegado recientemente a Estados Unidos.

«Vamos a deportar criminales, no familias; pandillas, no a la mamá o el papá que están trabajando muy duro para lograr una vida mejor para sus hijos», aseguró el presidente.

Obama lamentó que los republicanos bloquearan este verano (boreal) la votación en la Cámara de Representantes de la reforma migratoria, que fue aprobada en junio de 2013 en el Senado con votos bipartidistas.

«La ley no era perfecta. No tenía todo lo que quería. No tenía todo lo que querían todos, pero era de sentido común», dijo Obama, quien se mostró convencido de que si los republicanos hubieran permitido el voto, la reforma migratoria se hubiera aprobado en la Cámara de Representantes, ya que contaban con votos suficientes para ello.

Viendo que los republicanos no daban su brazo a torcer, Obama decidió actuar solo en materia migratoria sin el Congreso.

Obama anunció el pasado jueves un decreto migratorio, del que podrán beneficiarse principalmente aquellos inmigrantes indocumentados que han vivido en Estados Unidos por más de cinco años y son padres de ciudadanos estadounidenses o residentes legales permanentes.

A diferencia de otros países, Estados Unidos concede la nacionalidad estadounidense a todos los niños nacidos en Estados Unidos, independientemente del estatus migratorio de sus padres.

Las medidas anunciadas por el presidente servirán para frenar durante tres años sus deportaciones, a la espera de que el nuevo Congreso apruebe una reforma migratoria integral, que legalice definitivamente la situación de millones de indocumentados.

El nuevo Congreso se constituye en enero y los republicanos tendrán mayoría en ambas cámaras, como resultado de las elecciones del pasado 4 de noviembre. Hasta ahora, los republicanos no han dado señales de que estén dispuestos a aprobar la reforma migratoria el próximo año, sino que buscan la fórmula para frenar las medidas anunciadas por Obama.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias