jueves 27, enero 2022
spot_img

Heiner Mora truncó el negocio de Alajuelense con anotación en la ‘Saprihora’

San José, 5 Dic (Elpaís.cr) – En la agonía del juego, el conjunto morado consiguió una importante victoria en el clásico nacional por la ida de las semifinales del Torneo de Invierno 2014, con un gol de Heiner Mora cuando parecía que los manudos se llevaban un favorable empate a casa, en un partido en el que hubo más faltas y amonestados que fútbol.

En un ambientazo en ‘La Cueva’, los morados llegaban con la necesidad de ganar debido a que Alajuelense goza de la ventaja deportiva en la serie, por lo que una igualdad en el marcador global los pone directamente en la final, cuestión que obliga a los morados a ganar sí o sí en el ida y vuelta.

Los saprissistas salieron con mucha agresividad desde el pitazo inicial de Randall Poveda, sin embargo, los manudos poco a poco se hicieron del control del mediocampo y amarraron a los locales, que tuvieron serias dificultades para crear jugadas en el área rojinegra.

Apenas en un minuto, el volante Marvin Angulo remató desde fuera del área fácil a manos de Patrick Pemberton.

La respuesta eriza no tardó en llegar y Ariel Soto sacó un derechazo que se fue por encima del travesaño. Con esas jugadas pintaba para un clásico abierto, pero la verdad es que fue muy cerrado, siempre con Saprissa intentando atacar mientras Alajuelense cerraba espacios sin permitirle a los morados entrar ni por el medio ni por los costados.

Pasaban esos primeros instantes y la Liga salió a presionar la salida de los tibaseños obligándolos a tirar pelotazos, caer en impresiones, situaciones que beneficiaban las intenciones manudas por amarrar a su rival.

 Al 12′ Johan Venegas cabeceó en el área morada, fácil a manos de Danny Carvajal, quien tuvo una noche muy tranquila.

Un minuto más tarde Deyver Vega, de lo mejor de Saprissa en el juego, desbordó por derecha, metió el centro que se paseó por el área chica, lejos del alcance de David Ramírez.

Esos momentos fueron bastante parejos, en cuanto a intentos en las porterías y Pablo Gabas se aprovechó de un error en el medio saprissista al 16′ para tirar de zurda desde larga distancia. Un susto para Carvajal por la pelota que se fue alta de su arco.

A los 17′ vino la mejor jugada del primer tiempo, cuando Angulo cobró un tiro de esquina que, Adolfo Machado conectó con un cabezazo de pique al suelo, que Pemberton rechazó arrojándose sobre el palo izquierdo para un tapadón.

El público morado no dejaba de alentar a su equipo, que se mostraba confundido, sin ideas y muy dependiente de los arranques de Vega, sin embargo, la marca manuda fue muy buena y Alajuelense sufría poco y nada.

La fricción, las faltas y los amonestados se apoderaron de un duelo, en el que Vega no dejaba de intentar meterse por la derecha y cuando lo logró, Pemberton volvió a responder de gran forma.

La primera parte terminó con ocho amonestados y un buen manejo de los manudos, que se estaban saliendo con la suya, por la buena labor de Valle, Rodríguez y Gabas, tapando el medio para que ni Guzmán, Russell y Angulo se sintieran cómodos en la creación, algo que sin dudas Saprissa resintió.

En la complementaria, los alajuelenses empezaron manejando las acciones aunque también el cotejo continuó muy cortado y si en la inicial hubo escasas emociones, los segundos 45 minutos no se quedaron atrás, pese a que el beneficio finalmente sería para los intereses morados.

Lo mejor en el ataque local pasaba por Vega, quien habilitó a Ariel Rodríguez en el área, y cuando éste trató de rematar, el Rodríguez rojinegro lo trabó a tiempo para mandarla al córner.

El técnico Jeaustin Campos decidió hacer sus variantes para anotar el tanto que abriera el marcador y primero envió al campo a Carlos Saucedo por Ramírez, posteriormente sacó a Angulo e ingresó a Juan Bustos y por último entró Daniel Colindres por Manfred Russell, todos los que salieron escasamente dieron aportes al equipo tibaseño.

En una de las primeras del boliviano Saucedo, se juntó en una buena pared con Vega, quien en el área hizo una de más y Johnny Acosta lo barrió para sacar la pelota al tiro de esquina.

La deseperación era notable en el Saprissa, y una muestra de esto fue un zurdazo desviado de Vega al 77′ que no encontraba por donde vulnerar el buen parado rojinegro, que dejaba clara su postura de mantener el cero en su arco para definir la serie en Alajuela.

El héroe Heiner Mora. Sin embargo, después de caer en más pelotazos a la nada, los tibaseños encontraron el gol en el 91′, cuando Colindres desbordó por la izquierda y centró para que Mora llegara sin marca a tocar de derecha en el área para vencer a Pemberton y desatar la euforia en ‘La Cueva’ ante la incredulidad manuda.

La anotación era un premio para los saprissitas por buscar más el arco contrario pese a que el trabajo defensivo de los manudos parecía imponerse.

El silbatazo final de Poveda llegó y con éste la alegría morada por derrotar a su archirrival, que llegaba como favorito a este cotejo, no obstante, se sabe que en los clásicos no hay favoritos y la emoción queda par la revancha el próximo lunes en el Alejando Morera Soto, donde se conocerá el segundo finalista del Invierno 2014.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias