También te puede gustar

Ambientes partidarios que «huelen a cal»

Falta mucho y falta poco para la celebración