miércoles 26, enero 2022
spot_img

El arzobispo de Canterbury, en «shock» ante el hambre en el Reino Unido

Londres, 7 dic (EFE).- El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, declaró hoy sentirse en «shock» ante el hambre que padece una parte de la ciudadanía del Reino Unido, al tiempo que denunció la «escandalosa» cantidad de comida que se desperdicia.

En un artículo escrito para el dominical «The Mail on Sunday», el líder de la iglesia protestante británica aseguró que la miseria que sufren ciertas personas en este país se puede equiparar a la que se ve en algunos «campos de refugiados de África».

Welby aseguró que familias enteras en el Reino Unido se ven obligadas a acudir a los bancos de alimentos y a organizaciones de caridad para subsistir, a pesar de que, dijo, en algunos casos tienen hasta empleos.

Sus comentarios llegan un día antes de que el Gobierno del primer ministro británico, el conservador David Cameron, presente en el Parlamento de Londres un plan que aspira a erradicar el hambre en este país para 2020, un documento que cuenta con el apoyo del propio arzobispo.

En el artículo, Welby habló hoy de una visita que efectuó a un campo de refugiados en la República Democrática del Congo que le dejó «en estado de shock», si bien reconoció que entraba, «por desgracia, dentro de lo esperado».

«Unas semanas después en Inglaterra -escribió-, hablaba con una gente -una madre, un padre y un hijo- en un banco de alimentos. Se sentían avergonzados (…) El padre contaba que eliminan comidas para poder dar más alimentos a su hijo, que necesitan cambiar las ruedas del coche que le lleva al trabajo y que no llegan a fin de mes».

El líder protestante reconoció que la «dureza de su situación» le causó un «shock mayor» que el de los citados refugiados en África.

«Su situación es menos grave, pero es aquí. Y no era gente poco cuidadosa con lo que tiene (…) Hay mucha gente como ellos. Pero podemos hacer algo al respecto», aseguró Welby.

El religioso también pidió cambios en la legislación vigente en el Reino Unido para que la industria alimentaria done alimentos que ya no puede poner en circulación en el mercado.

«Algunos de los alimentos que se envían a los incineradores deberían, al menos, ser usados para hacer el bien y ayudar a los pobres a salir del callejón sin salida en el que se encuentran», agregó Welby.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias