miércoles 25, mayo 2022
spot_img

Bélgica vive nueva jornada de paros contra austeridad antes de huelga general

Bruselas, 8 dic (EFE).- Bélgica ha vivido hoy una nueva jornada de paros regionales convocados por los principales sindicatos contra los planes de austeridad del Gobierno federal, protestas que han provocado importantes perturbaciones en el transporte público, en los aeropuertos, en los hospitales y escuelas, que han mantenido unos servicios mínimos.

Los paros, que han tenido lugar en la región de Bruselas y las provincias de Brabante Flamenco y Brabante Valón, preceden a una huelga general convocada para el 15 de diciembre en protesta por las medidas acordadas por el nuevo Ejecutivo, que incluyen el retraso de la edad de jubilación o el salto de la indexación de los salarios.

Se trata de la tercera jornada de protesta en poco más de un mes y ha provocado la paralización total de trenes, metros, autobuses y tranvías en Bruselas y la cancelación de la mitad de los vuelos con origen o destino al aeropuerto de la capital belga.

El 24 de noviembre hubo otra huelga en la región de Valonia (sur) y el 1 de diciembre una más en la región de Flandes (norte).

Tampoco han funcionado los trenes de alta velocidad que unen Bruselas con París, Londres, Amsterdam, Duseldorf y Colonia, servicio que podría verse afectado hasta mañana, según han indicado las compañías responsables.

Los mayores problemas han tenido lugar en los accesos a la capital belga y en el Brabante Valón, debido a los atascos provocados por la presencia de piquetes, que también han bloqueado la entrada a distintas zonas industriales.

Numerosos comercios, supermercados, grandes superficies y entidades bancarias de las regiones afectadas no han abierto hoy sus puertas.

La movilización ha sido especialmente importante en empresas como Audi y Caterpillar, informa la agencia Belga.

En cuanto al tráfico aéreo, en el aeropuerto de Bruselas Zaventem cerca de la mitad (46 %) de los vuelos previstos, alrededor de 270, han sido suprimidos este lunes como consecuencia de la jornada de huelga.

Pese a ello, el aeropuerto considera que la situación no ha llegado a ser catastrófica, ya que las compañías aéreas habían tomado medidas con antelación para evitar el caos, incluido el cambio de fecha de algunos vuelos o la salida desde otros aeropuertos del país.

La organización patronal de la capital belga Beci ha indicado que el coste de la huelga de este lunes en Bruselas podría suponer pérdidas valoradas en 200 millones de euros y costar 2.000 empleos, indicó en un comunicado su administrador delegado, Olivier Willocx.

Yves Flamand, portavoz del sindicato SETCa que hoy ha estado presente en uno de los piquetes organizados en Bruselas, dijo a Efe que el objetivo de ésta y las otras acciones convocadas es «protestar por las medidas del Gobierno belga, que van a suponer una bajada de poder adquisitivo para la clase trabajadora y menos derechos para los pensionistas».

«Pedimos al Gobierno que sustituya la presión que ejerce en los salarios de los trabajadores por el control fiscal sobre el capital (…) Estamos presionando al Gobierno para que reaccione y se decida finalmente a escucharnos», indicó.

Por su parte, Juan Moreno, del sindicato FGTB, un malagueño que reside en Bélgica desde hace 50 años, señaló a Efe que las protestas buscan «que el Gobierno mire primero a las grandes fortunas y los bancos; ahí es donde tiene que buscar el dinero, no siempre entre los trabajadores. Bloquear las nóminas mientras todos los precios suben, eso es una pérdida para todos».

El nuevo Ejecutivo belga, que desde hace dos meses lidera el liberal francófono Charles Michel, ha emprendido una serie de reformas y de recortes presupuestarios, que, señala, están destinados a que el país recupere la competitividad, la creación de empleo, una ejecución presupuestaria más rigurosa y otras medidas destinadas a reducir los elevados costes laborales en este país.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias