viernes 28, enero 2022
spot_img

El impacto del cambio climático se cebará en los países pobres y mundo rural

Bilbao (España), 8 dic (EFE).- Las consecuencias del cambio climático impactan con mayor fuerza en los países pobres y el medio rural, un fenómeno que los especialistas denominan «brecha adaptativa», dijo en una entrevista con EFE Simon Anderson, director del grupo de cambioclimático del instituto IIED, de Gran Bretaña.

«En los países desarrollados, el ciudadano está más protegido, pero en los países pobres, la población está más expuesta a los cambios derivados del cambio climático, como por ejemplo el resurgimiento de enfermedades que se transmiten por insectos», afirmó el experto.

Anderson, quien se incorpora este fin de semana a la XX Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebra en Lima (Perú), participó en Bilbao (norte de España) en el seminario «Klimagune 2014» organizada por el Centro Vasco para el Cambio Climático (BC3) y la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

Respecto a la reunión de Lima, Anderson consideró que el reto es elaborar un nuevo protocolo, sobre lo que explicó que «este es el gran desafío, porque algunos países no firmaron Kioto, como EE.UU., y hay que buscar un acuerdo en el que entren todos y que tenga un nivel de ambición suficiente para que sea efectivo», ha indicado.

La conferencia celebrada en España estuvo dedicada al cambio climático y el medio rural, ya que aunque la mayoría de las investigaciones en este ámbito se centran en la industria, el transporte y el medio urbano, el medio rural es responsable del 14 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático según datos difundidos por el BC3.

De ese porcentaje, el 31 por ciento corresponde al sector ganadero; el 13 por ciento a la aplicación de fertilizantes sintéticos y el 10 por ciento a la deforestación tropical.

Anderson precisó que algunas de las actividades rurales que contribuyen al cambio climático también son el cambio de uso del suelo, al soltar al aire el carbono que se encuentra bajo tierra, así como el metano expulsado por los animales.

Tras hacer hincapié en que el cambio climático «ya es inevitable, aunque se redujeran las emisiones a cero», este investigador alertó de que los impactos «más severos», como inundaciones, sequías o desprendimientos de tierras afectarán más al medio rural porque depende en mayor medida de los recursos naturales.

Los países pobres también sufrirán las peores consecuencias de este fenómeno porque carecen de menos protección pública y sanitaria, y ha puesto el ejemplo de Kenia, donde el incremento de la temperatura ha permitido el acceso a zonas de altura de insectos que transmiten enfermedades, como la malaria.

«Kenia no es el país más pobre del mundo, pero su sistema sanitario no puede enfrentarse a este cambio y la consecuencia importante es un aumento de la mortalidad infantil», afirmó.

«Parte de la solución», según Anderson, sería la instauración de un impuesto sobre el carbono, medida promovida por algunos economistas, a lo que habría que añadir la fijación de metas de reducción de emisiones «ambiciosas» y legislaciones estatales que incluyan dichas metas para el país, con independencia de quién lo gobierne.

En el medio rural, la solución «racional y muy factible» consistiría en cambiar los métodos de producción cara a mantener el carbono en el subsuelo e incrementar la superficie de los bosques, ya que los árboles absorben CO2 y además crean un microclima favorable para la producción agrícola.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias