domingo 23, enero 2022
spot_img

¡Monstruo finalista! Saprissa sobrevive en Alajuela y disputará el título con Herediano

San José, 9 Dic (Elpaís.cr) – El Deportivo Saprissa mantiene viva la opción del bicampeonato tras empatar a un gol en el Alejandro Morera Soto, en un partido que se le complicó en el segundo tiempo pero que terminó con un resultado que los clasifica a la final del Torneo de Invierno 2014, en la que se enfrentará al Club Sport Herediano.

Ambientazo en Alajuela para el inicio del juego de vuelta por las semifinales. El clásico 292 de la historia tuvo un gran marco, con las graderías teñidas de rojo y negro y entrelazadas en un mismo grito: »Liga, Liga».

Justamente, los manudos necesitaban ganar por un gol para alcanzar la final del campeonato, esto valiéndose de la ventaja deportiva, mientras que Saprissa debía empatar o ganar para clasificarse, producto de su triunfo por la mínima en la ida.

Ambos técnicos sorprendieron con variantes en la titular. Por un lado, Oscar Ramírez mandó al juvenil José Guillermo Ortiz y no a Jonathan McDonald para que acompañara a Armando Alonso en el ataque.

Por otro lado, el entrenador morado, Jeaustin Campos con su característica línea de tres defensores, tuvo desde el arranque a Daniel Colindres y no a David Ramírez, quien actuó primero sobre el costado izquierdo y luego compartiendo ataque con Ariel Rodríguez.

El encuentro fue intenso desde un inicio, con Alajuelense yendo al frente a buscar la anotación en los primeros minutos y al 2′ asustó con un zurdazo de Pablo Gabas, que pasó cerca del palo izquerdo de Danny Carvajal, luego una buena acción de Johan Venegas. Un minuto después, los saprissistas respondieron con un derechazo desviado de Colindres, tras una individual de Deyver Vega.

Alajuelense optaba por el juego directo, al no poder penetrar por los costados y ganó varias veces los rebotes al borde del área, sin embargo, los remates fueron deficientes como el de Venegas a los 4′ que en buena posición disparó desviado.

El arranque del partido era bueno, con un Saprissa que no llegó a meterse atrás sino que por momentos intentó jugar con Manfred  Russell, Juan Bustos y Vega, precisamente con éste buscó salidas en velocidad, pero la presión inicial era manuda, ya que eran los más necesitados del triunfo.

Al 15′ Saprissa desperdició una clara, cuando Bustos cobró un córner que Heiner Mora cabeceó pésimo entrando solo por el primer palo. El trámite se volvía de ida y vuelta, mas sin peligro en las áreas. Los visitantes sufrían poco.

Recién al 26′, se dio una acción apremiante en el área saprissita, cuando Keylor Soto falló en su despeje, la pelota le quedó a Ortiz que en el área sacó derechazo bien bloqueado por la cobertura de Alexander Robinson.

La siguiente también sería de Ortiz con un zurdazo de seguido tras un rechazo de Machado. Precisamente, tanto el panameño como Heiner Mora trabajaron de manera correcta en defensa, cubriendo espacios y dándole solidez a su equipo en la zaga.

Al 33′ el manudo Ariel Rodríguez sacó un potente derechazo desde fuera del área directamente a la ubicación de Carvajal, cuando se escuchaba de manera repetitiva el grito ensordecedor: »Vamos leones, que esta noche, tenemos que ganar», de la hinchada manuda.

Se acercaba el cierre de la primera parte, Saprissa sobrevivía en campo rival sin pasar tantos apuros, sin embargo, Campos no estaba del todo satisfecho con lo que hacía su equipo y decidió sacar a Ariel Rodríguez para meter a Jordan Smith, para que cubriera de mejor manera la zona derecha y Mora pasó a la izquierda.

Polémica y golazo morado.  Al 41′ le invalidaron un gol a Alajuelense, tras un córner que Gabas conectó de cabeza y terminó adentro de la portería de Carvajal, no obstante, el árbitro Walter Quesada observó acertadamente una falta de Kenner Gutiérrez sobre David Guzmán y ahogó la celebración eriza con su silbatazo.

En la jugada posterior, del despeje del arquero morado, el balonazo largo lo rechazó Porfirio López y la pelota rebotó en su compañero Rodríguez, quedándole a Vega al borde del área, y éste de una vez encaró buscando su perfil izquierdo, quitó dos marcas y con espacio casi dentro del área remató pegado al poste derecho de Pemberton, quien simplemente vio cómo la pelota ingresaba en su arco. Balde de agua fría para los locales, que ahora requerían marcar dos goles para eliminar a su archirrival.

El descanso de medio tiempo llegó con un derechazo de Smith desde mitad del campo, que Pemberton atrapó de buena manera aunque parecía más sencillo de lo que realmente fue.

Los equipos volvieron a la gramilla del Morera Soto para la complementaria, etapa que prometía emociones, ya que la Liga tenía que ir al frente sí o sí, mientras Saprissa no podía confiarse de su ventaja, y más bien esperaba encontrarse con los espacios que dejaría Alajuelense en zona defensiva por irse al ataque.

El técnico erizo sacó a Álvaro Sánchez, de escasa participación, para darle más peso a la ofensiva y velocidad por las orillas con McDonald.

Apenas corría un minuto del reinicio del cotejo y Rodríguez cobró un tiro libre por el costado derecho que, Ortiz cabeceó y parecía que llegaba el empate, sin embargo, Carvajal manoteó la pelota que se estrelló en el travesaño y ya en el suelo la volvió a desviar para evitar el tanto manudo. La euforia en el Morera Soto crecía. Los hinchas rojinegros seguían alentando a sus jugadores.

El dominio era totalmente erizo y Saprissa se esperanzaba en una escapada de Vega, que con su capacidad y rapidez, no dejaba de inquietar a los defensores alajuelenses.

Corría el 55′ y los tibaseños se zafaron por unos instantes de la presión local, que además miraban de reojo el reloj, sabiendo que el tiempo avanzaba y la desesperación se convertiría en otro enemigo más.

Unos cuantos instantes más tarde, de nuevo el duelo Carvajal-Ortiz, benefició al golero morado que, con grandes reflejos le sacó otro cabezazo a quema ropa y Keilor Soto terminó de apagar el peligro con una barrida para mandarla al córner.

No obstante, la tercera fue la vencida, y después de un buen desborde de McDonald por derecha, el delantero metió un centro preciso para que Ortiz sin marca se elevara en el área y la pusiera cruzada contra el palo izquierdo, imposible para Carvajal. La ilusión revivía en los manudos, mientras la incertidumbre surgía en el ‘Monstruo’: un gol más y quedarían afuera.

Los alajuelenses se dieron cuenta que en el juego aéreo estaban ganado todas, por lo que decidieron seguir tirando centros aunque al 62′ Alonso y Gutiérrez se combinaron por derecha, en una acción que culminó con un zurdazo del defensor que Carvajal tiró al córner con otra buena intervención.

El final del partido se asomaba y Gutiérrez fue protagonista nuevamente, con un centro desde la derecha que pasó picando en el área chica sin nadie que llegara a contactar la pelota pese a los esfuerzos en vano de Ortiz y Alonso.

Se cumplió el tiempo reglamentario y Quesada adicionó cinco minutos, tiempo que sería de infarto y así lo vivían los hinchas no solo manudos sino también saprissistas, ya que un gol en ese momento sería la lápida para cualquiera de los dos conjuntos y por poco los rojinegros no lo consiguieron.

Al 92′ se enfrentaron por cuarta vez Ortiz y Carvajal, pero el fútbol decidió que la noche consagraría como figura al cuestionado portero tibaseño, que sacó casi de adentro un cabezazo del joven artillero manudo. Partido liquidado.

Con una Liga sin piernas ni ideas y un Saprissa inteligente, aprovechando cada segundo que restaba para perderlo y dejar que el cronómetro indicara el tiempo cumplido, el juez Quesada levantó sus manos y pitó el fin del clásico. Saprissa se cita con Herediano en la final y el súper líder del torneo por primera vez en varios años no estará en la definición de diciembre.

La pelea posterior al choque no faltó en este clásico y jugadores y otros representantes de los equipos se agarraron a los golpes, y pese a que parecía que el pleito se haría más grande, la situación se controló y finalmente cada equipo se fue a su camerino, aunque no sobra repetir que estos actos son verdaderamente lamentables.

Los morados irán por el bicampeonato y su título 31. Por su parte, los rojiamarillos intentarán conseguir su estrella 24, en una final que empezará este fin de semana (domingo 14 de diciembre a las 5pm) en el Ricardo Saprissa y siete días más tarde culminará con la consagración del campeón en el estadio Eladio Rosabal Cordero.

Alineaciones:

Alajuelense: Patrick Pemberton; Kenner Gutiérrez, Johnny Acosta, Porfirio López, Ariel Soto (A. Aguilar al 77′); Ariel Rodríguez, Pablo Gabas (R. Matarrita al 68′), Álvaro Sánchez (J. McDonald al 45′), Johan Venegas; Armando Alonso y José G. Ortiz. DT: Oscar Ramírez.

Saprissa: Danny Carvajal; Adolfo Machado, Keylor Soto, Alexander Robinson, Heiner Mora, Daniel Colindres; David Guzmán, Juan Bustos (R. Morales al 70′), Manfred Russell, Deyver Vega (S. Córdoba al 89′) y Ariel Rodríguez (J. Smith al 37′). DT: Jeaustin Campos.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias