miércoles 19, enero 2022
spot_img

La UE adopta medidas contra la evasión fiscal y debate el plan de inversiones

Bruselas, 9 dic (EFE).- Los países de la UE aprobaron hoy dos medidas para evitar que las multinacionales eludan o minimicen el pago de impuestos y ampliar el intercambio automático de información de todas las clases de rentas, al tiempo que discutieron el plan de inversión de 315.000 millones de la Comisión Europea (CE).

El Consejo de ministros de Economía de la Unión Europea (UE) abordó hoy cuestiones fiscales, pero el llamado «plan Juncker» centró su atención porque la CE ha publicado este martes el informe en el que identifica 2.000 proyectos que requieren inversión por unos 1,3 billones de euros.

Además, se conoció la lista que el Gobierno español ha presentado a Bruselas y en la que solicita cerca de 53.000 millones de euros del plan europeo de inversiones para proyectos centrados especialmente en infraestructuras de transporte y de energía, como las interconexiones a través de los Pirineos.

Fuentes europeas han precisado que la lista de proyectos nacionales que han recibido no es la definitiva y que se pueden sumar y quitar iniciativas eventualmente beneficiarias del plan.

La decisión final sobre los proyectos que se llevarán a cabo la tomará un comité de inversiones y, en principio, las primeras iniciativas podrían recibir financiación cuando esté creado a mediados de 2015 el «Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas».

Éste será gestionado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y contará con 21.000 millones de euros como palanca para alcanzar en total 315.000 millones de inversiones.

En el plano fiscal, el Consejo adoptó sin discusión una enmienda a la directiva matriz-subsidiaria de 2011, a fin de prevenir la evasión fiscal y la planificación tributaria agresiva por parte de multinacionales.

Para ello, los países miembros decidieron introducir una cláusula antiabuso vinculante, con requisitos mínimos que pueden ser reforzados por los países, encaminada a evitar abusos bajo la directiva inicialmente concebida para prevenir la doble imposición de grupos transfronterizos.

Esta directiva obliga a los Estados miembros a eximir a la empresa matriz del pago de impuestos sobre dividendos que recibe de sus subsidiarias en otro Estado miembro, pero lagunas en ella han permitido a las multinacionales minimizar o eludir los impuestos.

Los ministros cerraron ya en julio las puertas a un arreglo específico y muy conocido para evadir impuestos: los préstamos híbridos, instrumentos financieros que tienen las características tanto de deuda como de capital, por lo que los Estados les daban diferentes tratos tributarios.

Como resultado, los préstamos híbridos pueden ser considerados como un gasto deducible en calidad de pago de intereses en el país donde se encuentra la subsidiaria y quedar eximido del tributo al ser considerado un dividendo en el Estado miembro sede de la matriz.

La UE ha determinado ahora que el préstamo híbrido tribute necesariamente en el Estado miembro de la matriz si es deducible en el país de la subsidiaria.

La cláusula antiabuso, por su parte, obliga ahora a los países a dejar de aplicar los beneficios de la directiva a uno o varios arreglos fiscales que no son «verdaderos» y que han sido creados para obtener ventajas fiscales sin reflejar la realidad económica de la empresa, por ejemplo a través de sociedades pantalla sin ninguna sustancia, personal o presencia física.

En segundo término, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión han adoptado, igualmente sin discusión, la revisada directiva sobre cooperación administrativa en el intercambio de información, que servirá para abarcar todas las clases de rentas.

Amplían así su alcance a los dividendos, las ganancias de capital, todas las otras formas de ingresos financieros y los balances de las cuentas bancarias.

La actual directiva cubre el intercambio automático de información «disponible» sobre rendimientos del trabajo, honorarios de directivos, productos de seguros de vida, pensiones y propiedad de bienes inmuebles y rendimientos inmobiliarios.

Ahora los datos sobre el nuevo abanico de rentas tendrán que ser «obligatoriamente» proporcionados a los demás Estados miembros.

El primer intercambio tendrá lugar a finales de septiembre de 2017.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias