jueves 26, mayo 2022
spot_img

Johnny Araya no será liberacionista los próximos 4 años y apelará sentencia

San José, 10 Dic (Elpaís.cr) – De 2014 a 2018, esos serán los cuatro años de sanción que el Tribunal de Ética del Partido Liberación Nacional (PLN) impuso al ex candidato presidencial de la agrupación, Johnny Araya Monge, luego de la renuncia de éste a la campaña electoral de este periodo, en marzo anterior.

La sanción fue confirmada la noche de este martes por la jefatura del partido y le exige a Araya no presentarse ni a asambleas del partido, ni a ninguna actividad oficial de la agrupación.

La decisión de expulsar temporalmente a Araya del partido se tomó luego de varios partidarios presentaran una demanda ante el Tribunal de Ética de la agrupación por considerar que la renuncia del entonces candidato fue «una vergüenza», que provocó «la mayor derrota electoral» de la historia de la agrupación verdiblanca.

Ahora el ex candidato aseguró que apelará la decisión ante el Tribunal de Alzada del partido, e incluso más allá, por considerar que es una «persecución política» en su contra, provocada por quienes tienen aspiraciones rumbo a 2018.

Araya señaló también que la participación política es un derecho suyo y que nadie puede prohibírselo.

Para Araya Monge sus aspiraciones presidenciales nunca dejaron de ser un secreto a voces desde que perdió la convención interna del partido contra la ex presidente Laura Chinchilla, en 2009.

Sin embargo, luego de la primera ronda electoral del 2 de febrero pasado cuando los liberacionistas quedaron con una deuda millonaria y con un panorama electoral incierto, el entonces candidato renunció a la campaña el 5 de marzo anterior dejando al ahora presidente, Luis Guillermo Solís, como el único aspirante.

Araya, sin embargo, semanas después de la renuncia aseguró que no estaba renunciando a la candidatura y que si ganaba aceptaría la presidencia y ese fue un hecho que no fue bien recibido en el Balcón Verde, y que provocó la ira de los partidarios hasta decidir interponer una causa en su contra.

Johnny Araya se reunió la semana pasada con el presidente Solís y la bancada completa de los liberacionistas en el Congreso aseguraron que esta reunión no tenía nada que ver con ellos, por lo que el recelo hacia el ex alcalde ya empezaba a sentirse también dentro de la bancada.

Araya tenía intenciones de volver a la alcaldía de San José con la bandera verdiblanca, según aseguró en la última Asamblea Nacional del partido el mes pasado, sin embargo, ahora y por lo menos para las elecciones de 2016, esa candidatura queda descartada, por lo menos con la bandera del PLN.

Más noticias

1 COMENTARIO

Responder a Otto Fernández C. Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias