viernes 21, enero 2022
spot_img

Padres de 43 exigen a Senado mexicano suspender comicios en Guerrero

Padres de los estudiantes desaparecidos en Iguala asisten a la sede del Senado mexicano. EFE.

México, 10 dic (dpa) – Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en el sur de México el 26 de septiembre exigieron este martes al Senado mexicano la anulación de poderes en el estado de Guerrero y la suspensión de elecciones en 2015 en tanto no aparezcan los 42 jóvenes cuyo paradero se desconoce.

«Fuimos al Senado a dejar un documento, una exigencia. Ellos (los senadores) no dijeron nada porque no queríamos escuchar más discursos ni palabras. Queremos acciones. Les dejamos nuestras exigencias en la mesa y nos salimos», dijo a la dpa el portavoz de los padres, Felipe de la Cruz.

De la Cruz indicó que en el documento con «las exigencias de cinco puntos» destacan la desaparición de poderes en Guerrero, el no a las elecciones estatales de 2015 y una ley que castigue la desaparición forzosa por parte del Estado.

La procuraduría mexicana confirmó el domingo que restos de tejido óseo hallados en una bolsa en un río corresponden a uno de los 43 estudiantes desaparecidos en México.

El vocero de los padres de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa enfatizó que tras la reunión con legisladores seguirán «en la búsqueda como siempre con vida de los otros muchachos».

Al menos 38 padres de los jóvenes desaparecidos acudieron al Senado, mientras que los restantes permanecían en Guerrero en tareas de búsqueda de los otros 42.

La reunión se produjo dos días después de que los padres y la Procuraduría General de la República (PGR) anunciaron que los primeros resultados del análisis de restos localizados en un basurero de Cocula dieron positivo para la identificación de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 desaparecidos.

En uno de los salones del edificio legislativo, los padres colocaron pancartas con los rostros de los 43 jóvenes desaparecidos, que, según la fiscalía, fueron asesinados y quemados en el basurero de Cocula y los restos arrojados al río san Juan.

En el acto, el abogado de los padres Vidulfo Rosales acusó a los legisladores de ver el problema de los desaparecidos con escepticismo, «como si no representaran el Estado mexicano», y los conminó a usar los mecanismos legales «para que se declare la suspensión de las elecciones en el estado de Guerrero».

«No podemos estar celebrando elecciones cuando tenemos 42 desaparecidos», dijo Rosales.

El mismo también solicitó al Senado y a la PGR que ésta pueda abrir líneas de investigación y no sólo mantener la hipótesis, hoy por hoy, «del basurero» y se investigue al ahora ex gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero.

Asimismo, los padres reiteraron su llamado a seguir la búsqueda con vida a los jóvenes, que los culpables reciban un castigo ejemplar y que se ratifique la participación en el caso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala, unos 200 kilómetros al sur de Ciudad de México, fueron perseguidos por policías municipales por órdenes del alcalde Iguala actualmente preso y después entregados al grupo criminal Guerreros Unidos.

La desaparición estuvo precedida por ataques a tiros por la policía, que dejó seis muertos.

Según las investigaciones, el alcalde fue quien ordenó a policías municipales interceptar autobuses que llevaban a los estudiantes por temor a que «sabotearan» un acto público de su esposa.

Hasta hoy han sido detenidas 80 personas, entre ellas 44 miembros de la policía municipal de Iguala y Cocula, así como el ahora ex alcalde José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, como presuntos autores intelectuales del crimen.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias