viernes 28, enero 2022
spot_img

Impugnan permisos ambientales de Setena a nuevo edificio Legislativo

San José, 12 Dic (Elpaís.cr) – La Asociación Costarricense del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), presentó un recurso de revocatoria, con apelación en subsidio, contra el permiso o licencia ambiental otorgada por la Setena al proyecto para el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa.

Igualmente, presentó una recusación contra todos los integrantes de la Comisión Plenaria de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), por haber cometido diversas irregularidades, entre ellas, reuniones con directores del Fideicomiso y del Proyecto de nuevo edificio legislativo.

Mediante resolución No. 2496-2014- SETENA, del 02 de diciembre del año en curso, la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), otorgó los permisos por carecer de personal idóneo para valorar el tema de patrimonio arquitectónico, según se desprende de la documentación oficial.

Melvin Campos Ocampo, presidente a. i. de ICOMOS Costa Rica, además reclama que no fue notificado de dicha resolución, a pesar de que el 31 de octubre anterior solicitó que se considerara a ICOMOS como parte, pero “nunca se nos ha notificado nada, lo cual consta en el expediente, situación que de entrada es violatoria al debido proceso”.

Álvaro Sagot Rodríguez, abogado ambientalista y representante legal de ICOMOS, informó a Elpaís.cr que este jueves, en la mañana, además de la apelación, presentó una recusación contra todos los miembros de Comisión Plenaria que aprobaron la licencia ambiental.

Igualmente, Sagot denunció que los integrantes de la Plenaria de la Setena expusieron que no entraban a resolver nada del entorno paisajístico, “argumentando de forma injustificada que no tenían forma de analizarlo por falta de personal especializado”.

Irregularidades señaladas por Sagot Rodríguez en la recusación:

A) “Leyendo el expediente se encontró que del folios 581 a 582 existe un documento elaborado por Julio Cedeño de fecha 24 de octubre del año en curso que se denomina: «FIDEICOMISO ASAMBLEA LEGISLATIVA / BANCO DE COSTA RICA 2011 NUEVO EDIFICIO ASAMBLEA LEGISLATIVA, Cronología de eventos en el trámite ante SETENA.

B) En dicho documento OFICIAL se hace un cuadro donde se sintetizan los eventos, documentación y reuniones tenidas entre los proyectistas y SETENA.

C) En la casilla señalada como del 15 de julio 2014, se expresa que el Departamento Legal de SETENA había pedido el criterio al Ministerio de Cultura para que este se pronunciase sobre los aspectos técnicos relacionados con el proyecto que eran de su competencia. Posteriormente, en la casilla señalada como del 21 de agosto del 2014, el Fideicomiso solicitó la suspensión del procedimiento ante SETENA para evitar la caducidad de los documentos presentados (documento que no consta en el expediente). Sin embargo, en este recuento realizado por el Fideicomiso del BCR, lo que consideramos sumamente irregular es lo que se detalla en la casilla correspondiente al 3 de octubre del año en curso, puesto que se señala textualmente: «Setena y su Departamento Legal le conceden nueva cita al Fideicomiso, en donde también asistió el Director Jurídico del BCR para revisar estatus de la consulta legal al CICPH. Se nos comunicó que el Fideicomiso no debía preocuparse sobre los argumentos que podían resultar subjetivos para el rechazo y que Setena se iba a limitar a revisar los asuntos netamente técnicos. Que era necesario dar un poco más de tiempo para completar este análisis dado que la institución estaba muy ocupada atendiendo el asunto de APM Termináis” No está de más decir que el reiterado criterio, expresado públicamente por el Fideicomiso del BCR, con respecto a la afectación del paisaje y la negación del permiso por parte del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud es que este es un argumento «SUBJETIVO».

D) De lo relatado para el 3 de octubre tenemos que, al parecer, la Comisión Plenaria y el Departamento Legal de la SETENA adelantó criterio, más si a ello le sumamos lo que se estableció finalmente en el permiso ambiental, donde ustedes expusieron que no entraban a resolver nada del entorno paisajístico, argumentando de forma injustificada que no tenían forma de analizarlo por falta de personal especializado. No tomaron en cuenta que el entorno paisajístico es parte integral, técnica y jurídicamente, de la protección del patrimonio histórico arquitectónico, reduciendo ustedes además la obligación constitucional de la protección patrimonial solo a las edificaciones.

E) Es claro que, cuando se le señala al proyectista que «NO DEBÍAN PREOCUPARSE» por la supuesta negativa del Ministerio de Cultura, estaban adelantando que abandonarían la competencia establecida en los numerales constitucionales 50 y 89 de ponderar la afectación en el paisaje y el patrimonio cultural como un conjunto indisoluble protegido por el Estado. Ello es una irregularidad muy seria y así pedimos que se declare, dado que se ha comprometido la transparencia del procedimiento.

F) Si la norma 17 de la Ley Orgánica del Ambiente obliga a SETENA a ponderar o considerar todos los factores bióticos, abióticos, culturales y sociales PREVIO a otorgar un permiso, es claro que cuando ustedes señalan en el permiso ambiental que: «… esta Secretaría no cuenta con criterio experto en tema de patrimonio y temas arquitectónicos como proporcionalidad, volumen, simetría, estilos, entorno, integralidad…» están haciendo un abandono de una competencia legal preestablecida y, por ello, en conjunto la Comisión debe acogerse a esta petición de recusación.

G) Es decir, si se le dice al proyectista que sólo valorarán lo «técnico» del proyecto específicamente —entendido al parecer por ustedes como lo relativo a la geología, manejo de aguas, desechos, entre otras cosas, sin tomar en cuenta el entorno paisajístico—, desde dos meses antes de otorgar el permiso bajo esos mismos términos y, además, expresan a los funcionarios del Fideicomiso y del BCR que no debían preocuparse por lo «subjetivo», era y es claro que, en conjunto, estamos ante un adelantamiento del criterio, al disponer finalmente la Comisión en el oficio No. 2496-2014- SETENA —de las 14 horas, 05 minutos del 02 de diciembre del año en curso— que: «… esta Secretaría no cuenta con criterio experto en tema de patrimonio y temas arquitectónicos como proporcionalidad, volumen, simetría, estilos, entorno, integralidad, DE MODO QUE EN TEMAS DE IMPACTO SOBRE BIENES PATRIMONIALES LA SETENA LO UNICO QUE TIENE O TENDRÍA COMPETENCIA MÁXIMA SERÍA (en) EL DE GARANTIZAR QUE LOS MISMOS, NO SE VEAN AFECTADOS EN SU ESTRUCTURA FÍSICA, ACCESOS, SALVA GUARDA Y PRESERVACIÓN. SIENDO ENTONCES QUE EN EL TEMA ESPECÍFICO DE SI UNA OBRA NUEVA AFECTARÍA EL ENTORNO Y SU INTEGRACIÓN CON UN BIEN PATRIMONIAL CERCANO DEBERÍA SER VALORADADO DIRECTAMENTE POR EL MINISTERIO DE CULTURA JUVENTUD Y DEPORTES EN EL MOMENTO EN QUE COMO PARTE DE LOS TRÁMITES ADMINISTRATIVOS EL DESARROLLADOR DEBA DE SOLICITAR EL PERMISO ANTE DICHO MINISTERIO…» (La mayúscula nuestra.)

H) Considérese acá que ustedes abiertamente dijeron: «El instrumento de evaluación de impacto Ambiental, Plan de Gestión Ambiental consideró estudios técnicos de: geotecnia, geología, arqueología, social, ingeniería civil, mismos que no indican aspectos que puedan generar impactos ambientales severos…»

I) Por tanto, por el abandono competencial que favoreció el otorgamiento del permiso bajo términos cuestionables y por decirles a los proyectistas desde hace dos meses que «no se preocuparan», es que consideramos que todos los miembros de Comisión Plenaria deben ser recusados; e incluso, se les debería abrir un procedimiento administrativo para valorar las responsabilidades, penales, civiles y administrativas que no salvaron, al decir de que la licencia ambiental quedaba condicionada a la obtención del permiso posterior del Ministerio, aunque sí aceptaron —contradictoriamente— como medidas de mitigación y compensación al impacto por la afectación del patrimonio que se establecerían restauraciones y renovaciones de los edificios patrimoniales.

J) Nosotros consideramos que, desde la SETENA, nunca se le debe decir a un proyectista que no se preocupe por un criterio, dado que ello compromete la ética y la buena fe en cualquier procedimiento ambiental y, por tanto, es altamente censurable el actuar de la Comisión Plenaria y, por ello, sería contraproducente que ellos mismos resuelvan nuestro recurso de revocatoria.

Esto dado que existe una sospechosa carga de subjetividad en beneficio del proyectista y, así, pedimos que se declare, trasladando este asunto ante el Ministro del Ambiente como Superior Jerárquico.

K) Pedimos por todo lo anterior que no se permita a los funcionarios de la Comisión Plenaria que otorgaron el permiso poder entrar a conocer el recurso de revocatoria. Y además solicitamos que se inicie un procedimiento de investigación y sancionador contra todos ellos. Ofrecemos como prueba el mismo expediente del permiso cuestionado.”

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias