miércoles 19, enero 2022
spot_img

Cadena humana en protesta por ataques contra centros de acogida en Alemania

Berlín, 14 dic (EFE).- Varios centenares de personas formaron hoy una cadena humana en Vorra, en el sur de Alemania, en protesta por los recientes ataques incendiarios de probable trasfondo xenófobo contra tres edificios de esa localidad, recién reformados para acoger en breve a refugiados.

La cadena humana en repulsa de la xenofobia y la ultraderecha, formada en torno a los tres edificios que quedaron completamente inhabitables, sucedió a una misa solidaria en la que el pastor protestante de la localidad, Björn Schukat, afirmó que «Vorra se ha unido aún más en los últimos días».

«Nosotros, en Vorra, no nos dejamos doblegar», señaló el religioso, que subrayó que la localidad continúa dispuesta a comprometerse con la ayuda a los refugiados.

Los incendios se declararon hacia las 22.45 hora local (21.45 GMT) del jueves en un restaurante desocupado, un granero y un edificio de viviendas deshabitado de esta localidad bávara de 1.700 habitantes, próxima a Núremberg, que habían sido reformados para acoger refugiados a partir de la semana que viene.

En el lugar de los hechos se hallaron cruces gamadas y otras pintadas xenófobas, además del mensaje «No a los refugiados en Vorra».

La policía ha creado un grupo operativo especial para dar con los autores del ataque, aunque el ministro del Interior bávaro, Joachim Herrmann, advirtió de que los resultados podrían hacerse esperar, pues la instrucción está siendo muy laboriosa.

La Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) registró en los tres primeros trimestres del año un total de 86 ataques xenófobos contra centros de acogida para refugiados, más que los contabilizados en 2012 y 2013 juntos.

Entre estos ataques se cuentan pintadas y daños materiales, pero también incendios intencionados.

Según la Oficina Federal para la Protección de la Constitución, uno de los tres servicios secretos germanos, la extrema derecha en Alemania cuenta con casi 22.000 seguidores, de los cuales alrededor de 10.000 están «dispuestos a utilizar la violencia», publica hoy el dominical «Welt am Sonntag».

El temor de los políticos es que el creciente número de solicitantes de asilo en Alemania alimente una nueva ola de xenofobia en el país.

En lo que va de año, la cifra de peticiones de asilo asciende a casi 181.500, un 57 % más que en el mismo periodo de 2013, y se prevé que el número de solicitudes sume hasta finales del 2014 las 200.000, frente a las 127.000 del año pasado.

Alemania fue escenario a principios de los 90 de varios atentados xenófobos en ciudades como Solingen, Mölln, Rostock y Hoyerswerda, asimismo coincidiendo con un auge en la llegada de peticionarios de asilo, en ese caso procedentes de los Balcanes.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias